domingo, 28 de abril de 2013

La estrategia guerrillera de la derecha venezolana


"La "estrategia guerrillera" de la derecha en Venezuela" por A. Borón

image
Envalentonada por los resultados de las recientes elecciones, la derecha en Venezuela –tanto sus representantes autóctonos como los agentes del imperialismo que operan en ese país- ha profundizado una estrategia de lucha política que, en los hechos, colocó al gobierno chavista a la defensiva o, cuando menos, en un estado de alerta ante las amenazas que se ciernen sobre el futuro de la Revolución Bolivariana. Duele decirlo, pero más dolería contemplar el inesperado y dramático final de un proceso revolucionario tan significativo como el lanzado por el Comandante Hugo Chávez por no haberse adoptado a tiempo las medidas correctivas imprescindibles para preservarlo. La irreversibilidad es un atributo que poseen muy pocos procesos revolucionarios, y eso después de haber sobrepasado las muy duras pruebas de la historia. No es el caso, todavía, de la Revolución Bolivariana, aunque la existencia de un amplio entramado de organizaciones populares nacidas durante el gobierno del Presidente Chávez bien podrían ser los bastiones fundamentales que aseguren la continuidad del proceso revolucionario. Todos los clásicos del marxismo -comenzando en este tema puntual por Engels y siguiendo después por Marx, Lenin, Trotsky, Gramsci, Mao y Ho Chi Minh y, más recientemente, Fidel y el Che- comprendieron muy bien el notable paralelismo existente entre el arte de la guerra y la lucha política. No se les escapaban las diferencias, pero tampoco pasaban desapercibidas sus semejanzas; por eso, tomaban nota de las enseñanzas que aportaba la historia militar. Observaron, por ejemplo, que cuando una fuerza social y numéricamente inferior quiere atacar a un ejército poderoso y bien organizado debe apelar a formas no convencionales de lucha. Las tácticas de la guerrilla son precisamente eso: ataques inesperados, sorpresivos, puntuales, seguidos de una rápida retirada, dejando en el campo de batalla a un enemigo lastimado y, sobre todo, desmoralizado. Eso es precisamente lo que con mucha astucia (y absoluta inescrupulosidad) ha venido haciendo la derecha en Venezuela al lanzar un torrente de ataques –desde denuncias y agresiones verbales hasta sabotajes económicos, asaltos a recintos asociados al PSUV o a los centros de salud de la "Misión Barrio Adentro" y "asesinatos ejemplarizadores"- que lograron debilitar el entusiasmo y la moral revolucionaria de las fuerzas chavistas, lo cual se vio reflejado en el voto del 14 de Abril. La efectividad de esas tácticas se comprueba al constatar que ellas hicieron posible que la derecha lograra lo que hasta hacía poco tiempo sonaba como imposible: fijar la agenda política nacional y obligar al gobierno bolivariano a tener que responder a los ataques de sus adversarios y sin poder impulsar iniciativas propias y concretas. Hace ya unos años que los intelectuales orgánicos del imperio y los estrategas del Pentágono vienen diciendo que, en la actualidad, "la lucha antisubversiva se libra en los medios." La estrategia de la derecha en Venezuela es tributaria de esta nueva concepción adoptada por Washington y da testimonio de su eficacia. ¿Qué pretende la derecha con estas tácticas? Estas, como es sabido, no existen en el vacío sino que siempre se articulan en una estrategia de más largo alcance. En este caso, encaminada a socavar el respaldo de los sectores populares al gobierno aislándolo de su base tradicional de apoyo y facilitando sus planes desestabilizadores, en cualquiera de sus dos variantes: (a) "calentamiento de la calle", tumultos, saqueos y golpe de estado para "restaurar el orden" que supuestamente el gobierno bolivariano ya no puede garantizar; o, (b) desgaste prolongado y destitución del gobierno vía referendo revocatorio. Estrategia global que será tanto más exitosa cuanto más el gobierno persista en el error de recoger el guante astutamente arrojado por los sectores contrarrevolucionarios y acuda a librar combate en el terreno mediático que le proponen sus enemigos. En estos días hemos visto al propio presidente Nicolás Maduro involucrarse en esas batallas verbales –en la campaña y después- en respuesta a las insolentes provocaciones de Henrique Capriles y sus compinches de adentro y de afuera. No debería ser así, porque la delicada correlación de fuerzas que hoy existe en Venezuela no se modificará en una dirección favorable al chavismo en virtud de la eficacia discursiva del presidente, sus ministros o los líderes del PSUV sino por la capacidad que demuestre el gobierno para reorganizar y reanimar a un pesado e ineficiente aparato estatal, hiperburocratizado y con inocultables focos de corrupción. Sin ello, mal se podrán atacar los principales problemas que abruman a la población venezolana y que provocaron la deserción de una parte del electorado chavista: la carestía y demás aspectos concernientes a la economía, como el desabastecimiento de productos esenciales, por ejemplo; los cortes de energía eléctrica y la inseguridad ciudadana, entre otros. Consciente de ello, la derecha descarga un fárrago de ataques que, como en la guerra de guerrillas, distraen sin pausa al ejército regular –en este caso el gobierno- y le dificulta concentrarse en las tareas cruciales exigidas por la actual coyuntura. Lo que la derecha desea es que éste se empantane en el estéril terreno de la polémica y la discusión, impidiéndole de este modo destinar personal y tiempo a diseñar e implementar eficaces políticas para resolver los problemas que aquejan a la ciudadanía. De lo anterior se desprende que el gobierno del presidente Nicolás Maduro tiene que lanzar una contra-ofensiva política, con centro en el terreno de las políticas públicas, ignorando las provocaciones y los insultos que profieren los personeros de la derecha y neutralizando de ese modo sus tácticas agresivas que, conviene aclararlo, buscan ocultar el carácter reaccionario de su agenda con demagógicas y engañosas declaraciones en las cuales manifiestan su voluntad de apropiarse de los "aspectos positivos" del legado de Chávez. Debe por eso mismo concentrar todos sus recursos humanos e institucionales en la batalla contra los problemas arriba mencionados, sin perder un minuto en yermos enfrentamientos verbales que en ningún caso servirán para consolidar -y mucho menos ampliar- su base de sustentación en la sociedad y en el electorado. Y tiene también que ser consciente el gobierno bolivariano que, en esta coyuntura post-electoral, el tiempo juega en su contra. Que la derecha intenta construir un clima de opinión que le abra un espacio para ensayar su carta golpista, hipótesis de máxima, o que la faculte para exigir un referendo revocatorio que podría tener lugar en unos tres años. Sabedor también que si la gestión gubernamental no logra resolver, al menos parcialmente, los problemas arriba mencionados la RevoluciónBolivariana podría re-editar el infortunio que le cupo al Sandinismo, que diez años después de su épica victoria contra la tiranía de Anastasio Somoza (h) fue derrotado inapelablemente en las urnas por una coalición restauradora promovida, organizada y financiada –como hoy lo hace en la patria de Bolívar y Chávez- por el imperialismo norteamericano. Todavía se está a tiempo para impedir en Venezuela tan infeliz desenlace, pero hay que poner manos a la obra ya mismo y diseñar una nueva estrategia de reconstrucción política que le permita al chavismo recuperar la iniciativa y pasar a la ofensiva. Esto quiere decir, librar el combate contra la derecha en el terreno que elija el gobierno y no en el preferido por la oposición: el malicioso pantano de los medios. En relación a esto no podemos sino celebrar la reciente creación de la "Misión Eficiencia o Nada", concebida para velar por la correcta administración de la cosa pública y luchar contra los focos de corrupción y burocratización que carcomen desde dentro la vitalidad de la revolución. Además, será necesario que el presidente continúe con su acertada política de recuperar nuevamente la calle, hoy disputada por la movilización de la derecha. Esto es, acercarse más al pueblo, mejorar la comunicación con él, escuchar sus reclamos y atender a sus demandas, actitudes indispensables para desbaratar la estrategia de la "guerrilla mediática" seguida por la derecha. Siendo consciente, además, de que lo que Chávez podía resolver gracias a su carismático liderazgo hoy debe ser resuelto mediante una gestión estatal eficiente y socialmente incluyente, alejada de toda desviación tecnocrática y capaz de producir resultados inmediatos. Una gestión, además, que estreche los vínculos con los gobiernos locales y que cuente con un elenco de idóneos servidores públicos capacitados para dar respuesta inmediata a los reclamos de la sociedad. En Ecuador, por ejemplo, el Sistema Quipux es un servicio vía Internet que el Presidente Rafael Correa instaló en todas las agencias gubernamentales para facilitar un enlace directo con su oficina y la del vicepresidente, y que permite a su vez que estos puedan monitorear en tiempo real la marcha de los diversos proyectos del gobierno, conociendo su grado de avance y sus obstáculos de suerte tal de poder tomar sin demora las medidas correctivas que sean pertinentes. Esto no es una panacea pero, sin duda, va a facilitar el necesario, impostergable, salto de calidad que tiene que producirse en la administración pública de la Revolución Bolivariana para hacer frente a los inéditos desafíos del momento actual.

sábado, 27 de abril de 2013

Para entender la batalla del Borda


Para entender la batalla del Borda

Como en la crónica de una represión anunciada, y con una Policía Metropolitana exacerbada este 2013, el gobierno porteño lanzó 300 efectivos y topadoras para comenzar a la fuerza su proyecto de liquidación del Hospital Neuropsiquiátrico Borda (y otros del área sur de la ciudad, como el Moyano). Hubo al menos 6 detenidos, entre ellos dos jefes de servicio y periodistas, más de 30 heridos, escopetazos de goma contra trabajadores e internos, y lanzamiento de gas pimienta.La nota de Mu sobre la Metrpolitana y su genética violenta, y los programas de El hombre de lavaca, que permiten entender cómo se llegó a esta situación. Leé la nota completa

La batalla del Borda
Un freno a la locura inmobiliaria

La jueza Patricia López Vergara ordenó suspender los intentos de construir un centro cívico para la administración porteña en los terrenos del Hospital Borda. Esta medida se tomó a raíz de un amparo que presentaron los delegados de los talleres protegidos. Escuchá el micro

La batalla del Borda
La contrapropuesta

Especialistas de la Facultad de Urbanismo y Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires elaboraron un plan para acondicionar y mejorar los hospitales neuropsiquiátricos que están ubicados en el barrio de Barracas. Escuchá el micro

La batalla del Borda
Cuestión de derechos humanos

Vicente Zito Lema, psicólogo social, poeta y abogado vinculado a la defensa de los derechos humanos, consideró que el Hospital Borda continúa con una lógica manicomial. La defensa del Borda debe tener en cuenta la continuidad y reforzamiento de las instituciones públicas de salud y también que exista un compromiso de la comunidad hospitalaria para comenzar la desmanicomialización que no debe confundirse con destrucción ni vaciamiento. Escuchá el micro

La batalla del Borda
¿El negocio o la salud?

El psiquiatra Alfredo Grande considera que el Hospital Borda se convirtió en un emblema de la lucha contra un “mercantilismo feroz”, encarnado en la figura del jefe de gobierno Mauricio Macri. Además, plantea que para sostenerlo es necesario que lo gestionen sus trabajadores y que se abra a la comunidad. Escuchá el micro

Decí Mu: 5ta temporada

El próximo viernes 3 de mayo comenzaremos con una nueva temporada de Decí Mu, el programa de lavaca que se distribuye libre y gratuitamente entre más de 150 emisoras de todo el país y algunas del exterior.
En el primer episodio del 2013, Diego Capusotto mezcla el humor, la política, la televisión, el absurdo… y hasta al Papa Francisco. Más detalles

Agenda
Dicen Muuuuuuu este sábado 27

Susy Shock, Naty Menstrual, Marlene Wayar, Karen Bennet
27 de abril, 21hs en MU punto de encuentro. Hipólito Yrigoyen 1440. Más detalles

Estas notas pueden ser reproducidas libremente, total o parcialmente, aunque agradeceríamos que citaran la fuente.

Agencia lavaca
www.lavaca.org





Diplomado en Periodismo y Comunicación Ambiental

Sábados 18 de mayo, 15 de junio y 20 de julio. en Mu. Punto de Encuentro: Hipólito Yrigoyen 1440.
Tres encuentros, uno por mes, y seguimiento on line.
Para profundizar uno de los temas determinantes del presente, con herramientas de trabajo que permitan conformar un espacio de información, pensamiento e investigación personal y grupal. Cuerpo docente: Sergio Ciancaglini, Dr. Andrés Carrasco, Darío Aranda, Emilio Spataro, Ing. Enrique Vénica.
Más info

De Neustadt a Lanata, 23 años de ofensivas político-mediáticas


De la Plaza del "SÍ" a la Plaza del "NO". De Neustadt a Lanata, 23 años de ofensivas político-mediáticas

image
La instrumentación y fomento de la antipolítica, la incitación a una participación desideologizada pero defendiendo en bambalinas intereses espureos y ajenos a la sociedad civil no es una novedad de estos ultimos tiempos, sino que en los tiempos de Menem se instrumentó por vez primera este nuevo tipo de convocatoria donde se diferenciará claramente de las movilizaciones partidarias: hace 23 años, Bernardo Neustadt convocaba a la Plaza para apoyar masivamente las políticas privatistas de Carlos Saúl. Hoy, ellos están en calidad de adversarios pero la intención sigue siendo la misma y a la sociedad se le asigna el mismo rol pasivo y descerebrado. Veamos cómo se fue desarrollando este nido de la serpiente...
A principios de los noventa, todo parecía indicar que Menem se vería obligado a dar un "golpe de timón" para mantener la gobernabilidad: la política económica de frenar la inflación todavía no daba sus resultados, mientras que sectores del peronismo se resistían a esa nueva "actualización doctrinaria" que impulsaba el menemismo: mientras el principal político neoliberal y asesor presidencial Alvaro Alsogaray se queaba por la soledad en que había quedado el presidente ante la sociedad y su propio partido, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Antonio Cafiero, nuevamente se postulaba como el principal adversario al menemismo pidiendo "volver a las fuentes para no confundir peronismo con neoliberalismo". A su vez, el secretario de la CGT de Córdoba afirmaba que Menem era " un traidor, así de sencillo."A fines de marzo las fuerzas de la oposición que resistían a la imposición del neoliberalismo bajo la mascara del populismo menemista salieron a la calle, convocado por la denominada "CGT rebelde" de la calle Azopardo reuniendo en su convocatoria más de 50 000 personas que pedían un freno a las políticas neoliberales y privatistas del gobierno. Como afirma Pucciarelli, "Las consignas coreadas por la gente y los discursos de Ubaldini y demás dirigentes agitaron la misma concepción antimenemista: reivindicación de la identidad peronista histórica y descalificación de las concepciones y los dirigentes neoliberales". Unos días antes ya se habían concentrado más de 60000 personas en una marcha contra "el hambre, la represión y la impunidad" convocada por organizaciones de derechos humanos, partidos políticos de izquierda y agrupaciones sindicales. Allí se destacaban consignas contra los Alsogaray, el ministro Dromi y las políticas del presidente Menem. Debido al visible crecimiento del malestar social que empezaba a copar las calles, desde el oficialismo tenían que prever alguna decisión política que pueda restablecer el orden social y recuperar el apoyo masivo que un año atrás había recibido en las urnas. Se construiría, así, un modo alternatico de reconstrucción del liderazgo presidencial desde una postura antipartidaria, que no hacía más que expresar consignas vacías y apolíticas. El operador político de la convocatoria fueron los grandes medios de comunicación. Dentro de ese grande espectro de apoyo de los grandes medios hegemónicos, el que tuvo el rol más visible y decisivo fue el periodista Bernardo Neustadt, que convocaba explicita y reiteradamente desde la radio y la televisión. Su rol fue fundamental: los datos de una encuesta realizada días después del acto reflejaba que el 35% de los asistentes manifestaron responder a la convocatoria de su programa televisivo "Tiempo Nuevo" y un 44% se consideró convocado por la televisión en general.
Como desarrolla A. Puccierelli: "Su sorprendente exito obedeció a la puesta en marcha de una novedosa estrategia que podríamos denominar "de neutralización de las particularidades, de las diferencias y del conflicto social". La consigna principal de la convocatoria fue "La gente convoca a la gente", una especie de apelación apolítica y apartidaria en la cual aparecen desdibujadas y ocultas las instituciones políticas y gubernamentales que la promueven desde la penumbra, y en primer plano, los autodenominados periodistas independientes, que disimulan su compromiso ideológico utilizando un artilugio: dicen aprovechar lo que consideran sus privilegios "mediáticos" para darles voz y visibilidad política a aquellos que no la tienen ni se sienten representados por la dirigencia burocratizada de las organizaciones tradicionales" . Mediante solicitadas rentadas entre el 1ª y el 6 de abril (día del acto) en los principales matutinos de la ciudad de Buenos Aires, reconocidas figuras principalmente del espectáculo suscribían bajo el titulo "Los que queremos el cambio" a esta nueva forma de "participación" salida del laboratorio neoliberal:
"(...) en los ultimos tiempos, sólo pudimos escuchar a los que se oponen, los que protestan, los que están contra el cambio, los que dicen NO. Ellos se movilizan, gritan, se hacen escuchar, expresan su queja... Pero ¿nosotros que hacemos? ¿Qué hacemos los que apoyamos, los que tenemos propuestas, los que queremos el cambio? Los que decimos SÍ... vamos el viernes 6 de abril a Plaza de Mayo sin carteles ni identificaciones partidarias o sectoriales. Sólo con banderas argentinas" (Clarín, 04/04/90)
Durante ese acto multitudinario del 6 de abril, denominada la "plaza del SÍ", la consignas más coreadas fueron: "Argentina/ Argentina" y "Menem querido/ el pueblo está contigo". De esta forma, se revitalizaba la imagen presidencial, dándose el avance definitivo del proyecto neoliberal de la mano de Menem y los tecnocratas del stablishment. Con esta novedosa manifestación orquestada, paradójicamente, descalificaría definitivamente a las practicas tradicionales de expresion política por no defender "intereses comunes", por ser precisamente "políticas" o bien reflejos de un clientelismo escandaloso, donde los rasgos fisicos de los manifestantes, expresan que no tienen capacidad de expresarse libremente e inevitablemente son conducidos u obligados a asistir a cambio de un choripán y un vino. Mientras que la "Plaza del Sí" triunfalmente establecía la unión entre "patria" y política neoliberal, el discurso de supuesta reconciliación nacional, la denostación hacia las desviaciones ideologizadas (en el marco del fin de las ideologias que proclamaba Francis Fukuyama) hacia carne en cientos de miles de ciudadanos que dejarán de serlo para convertirse en meros consumidores.
La plaza del "NO" realizada el pasado 18 de abril por caceroludos convocado por los grandes medios, es hija directa de las practicas que se iniciaran a principios de los noventas. De Neustadt a Lanata, la ofensiva político-mediática sigue siendo la misma y defiende los mismo intereses.
Bibliografía recomendada:
PUCCIARELLI, A. (Coord) Los años de Menem. Siglo XXI Editores.

Bolivia asegura que Unasur está sepultando a la OEA


Bolivia asegura que Unasur está sepultando a la OEA

Ministro de Presidencia boliviano, Juan Ramón Quintana (Foto: EFE)
La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) logrará "sepultar" en un futuro a la Organización de Estados Americanos (OEA), según el ministro boliviano de la Presidencia Juan Ramón Quintana, luego de lo observado en la reciente cumbre de la unasur en Lima (centro oeste de Perú).
“La Unasur, como mecanismo multilateral, está terminando de sepultar a la vieja estructura nacida de la guerra fría, la OEA, la Organización de Estados Americanos”, afirmó Quintana, quien el jueves acompañó al mandatario Evo Morales a la cumbre de emergencia del bloque sudamericano para analizar la situación política de Venezuela tras las presidenciales del 14 de abril.
En una entrevista con medios gubernamentales el funcionario seguró, desde su punto de vista, que "la OEA, de aquí para adelante, lo que requiere es de una sepultura cristiana, lo que se requiere es simplemente que ya por dignidad se piense en su disolución”, afirmó Quintana.
El gobierno boliviano, alineado con Venezuela, Cuba y Ecuador, ha establecido un bloque alternativo a la OEA. Por esta razón, las críticas apuntan a la posición que tuvo la OEA de respaldo a una auditoría y un recuento de votos en la reñida elección para la presidencia venezolana, entre Nicolás Maduro y Henrique Capriles; luego de que el Secretario General de esta institución, José Miguel Insulza, respaldara a que el Poder Electoral realizara una auditoría del cien por ciento de los votos.
Tras la reunión de emergencia, la Unasur reconoció a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, quien ganó los comicios por un estrecho margen, y pidió al líder opositor Henrique Capriles aceptar los resultados electorales.
A lo largo de la actuación de la OEA en su intento por resolver conflictos en todo el continente americano, se han ido formando otros organismos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y la mencionada con anterioridad Unasur; que no están de acuerdo con los posicionamientos que ha tomado la OEA y trabajan al margen de esta.
teleSUR - EFE - Cubadebate/ ov - GP

domingo, 21 de abril de 2013

15 años de prisión para José Pedraza

Se apelará el fallo


(AW) La Justicia condenó a 15 años de prisión a José Pedraza y a Juan Carlos Fernández por ser "penalmente responsables" del delito de homicidio contra Mariano Ferreyra. Las penas máximas se fijaron para los autores de los disparos: 18 años de prisión para Cristian Favale y Gabriel Sánchez. La misma pena recibió Pablo Díaz, quien los contrató. Tres absoluciones. Los familiares de los condenados rechazaron el fallo con insultos a los jueces. Toda la cobertura de Agencia Walsh, desde las palabras de los acusados a la mañana hasta el acto del P.O. a la noche, luego del veredicto.

1_-_OJO_EN_COLECTIVO
Foto: Ojo en Colectivo


Por Liliana Giambelluca

Con la condena a 14 acusados y tres absoluciones, los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N° 21 de la Capital Federal, Horacio Días, Diego Barroetaveña y Carlos María Bossi, dieron por finalizada esta etapa del juicio oral y público realizado durante 75 audiencias a lo largo de ocho meses, en la Sala AMIA de los Tribunales de Comodoro Py.
El homicidio de Mariano Ferreyra se produjo el 20 de octubre de 2010, cuando entre la estación de trenes de Avellaneda y Barracas una patota contratada por la Unión Ferroviaria reprimió la protesta de un grupo de trabajadores tercerizados de la línea Roca, que reclamaban su reincorporación y el pase a planta permanente.
Por unanimidad el Tribunal condenó este viernes a José Ángel Pedraza y a Juan Carlos "Gallego" Fernández, a 15 años de prisión por ser penalmente responsables del delito de "homicidio en concurso ideal con homicidio en grado de tentativa en calidad de partícipes necesarios", contra el militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra.
Pedraza y Fernández fueron los únicos ferroviarios que no estuvieron presentes en el lugar de los hechos ocurridos el 20 de octubre de 2010, pero idearon el plan y ordenaron el ataque a los manifestantes, aseguraron los abogados de la querella, por lo que, en su calidad de "instigadores", pidieron cadena perpetua para los sindicalistas por el crimen de Ferreyra. Figura que ponderó la fiscal María Luz Jalbert y pidió la misma pena.
En su veredicto, los jueces destacaron la "verticalidad" instalada en la conducción ferroviaria y que, en palabras del condenado Díaz, "nada se hace sin el visto bueno de Pedraza" y "yo no hubiera hecho nada sin el consentimiento de Pedraza". Sin embargo, el tribunal entendió que "no existió instigación en cadena" y que los gremialistas sólo otorgaron "apoyo moral y objetivo", y que ello "constituye complicidad necesaria y no instigación".
"No sabemos qué tirador terminó con la vida de Mariano Ferreyra", dijo el juez y presidente del tribunal Horacio Días, pero de la prueba testimonial surgió que Cristian Daniel Favale y Gabriel Fernando Sánchez fueron los que dispararon. "¿Por qué no se disparó antes?", preguntó. "Porque no habían llegado Favale ni Sánchez", respondió. La condena para ambos integrantes de la patota fue de 18 años de prisión por ser penalmente responsables del delito de homicidio en concurso ideal con homicidio en grado de tentativa en calidad de "coautores".
La misma pena le tocó a Pablo Marcelo Díaz en su calidad de "partícipe necesario", por ser el encargado de contactar a la patota que disparó contra los militantes.
La fiscalía también había pedido cadena perpetua para estos tres últimos imputados.
El tribunal no compartió con la querella CORREPI-APEL que estuviesen probadas las conexiones entre el poder político, sindical y empresario, pero sí entre la policía, el sindicato y la patota. "¿Por qué Favale se maneja con tanta seguridad? Porque contaba con el apoyo del sindicato y porque sabía que no lo iba a detener la policía", dijo el juez Días.
El juez dijo que no había "prueba directa" contra Pedraza, pero "sí indicios posteriores" de que el sindicalista "se ocupó de Favale" porque intercedió por él con "llamadas telefónicas". Hubo "un interés de José Pedraza de ocuparse de Favale", agregó. Pero deja afuera al poder político: el ministro de Trabajo Carlos Tomada "se quiere sacar de encima" a Pedraza. "No hay complicidad", concluye. En esta ocasión, "la escucha telefónica" jugó en favor del titular de la cartera de Trabajo.
Recibieron penas de 11 años de prisión los ferroviarios Jorge Daniel González y Francisco Salvador Pipitó. El delegado de los Talleres de Remedios de Escalada, Claudio Fernando Alcorcel, recibió 8 años.
De los policías acusados, las máximas condenas recayeron sobre Luis Osvaldo Mansilla yJorge Raúl Ferreyra (10 años) por haber liberado la zona para el ataque de la patota de la UF.Hugo Ernesto LompizanoLuis Alberto Echavarría y Gastón Maximiliano Ezequiel Conti fueron condenados a 2 años de prisión por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.
David Ismael Villalba recibió una multa de $ 12.500, inhabilitación especial por un año y costas.
Fueron absueltos los ferroviarios Juan Carlos PérezGuillermo Armando Uño y Rolando César Garay (Ver nota aparte "Caso Mariano Ferreyra: parte dispositiva del veredicto").
El tribunal fijó para el 17 de junio próximo, a las 12, la audiencia de lectura de los fundamentos de la sentencia.
Acompañaron esta jornada, para muchos histórica según los comentarios, además de militantes y referentes del Partido Obrero de distintas partes del país, su dirigencia: Jorge Altamira, Néstor Pitrola, Marcelo Ramal y Gabriel Solano, entre otros. Vilma Ripoll (MST). Christian Castillo y Myriam Bregman (PTS). Rubén "Pollo" Sobrero (dirigente gremial de la exlínea del ferrocarril Sarmiento). Elia Espen y Mirta Baravalle (Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora). Pablo Pimentel (titular de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos -APDH- La Matanza). Marcela Gudiño (Colectivo Memoria Militante). Laura Ginsberg (Apemia). Sandra Rodríguez. Herman Schiller. Diego Rojas. Leandro Despouy (Presidente de la Auditoria General de la Nación). Ailén y Marina Jara, entre otros. Los representantes kirchneristas se mencionan más adelante.

PROTESTA CON INSULTOS A LOS JUECES
A las 19:50 aún faltaba el veredicto de siete imputados cuando, desde la sala superior destinada a los familiares de incriminados, comenzaron a insultar a los gritos a los jueces, en disconformidad con las condenas que estaban escuchando. El presidente del tribunal interrumpió su lectura.
Por segunda vez, el barrabrava del club Defensa y Justicia, Cristian Favale, lloró. Se puso de pie y, dirigiéndose al tribunal, a los gritos y entre sollozos, dijo: "Se ríen de mi familia. Se ríen de mi familia", y con su brazo extendido señaló hacia la sala del piso superior, donde estaban sus parientes y amigos.
Había incertidumbre y tensión en el recinto principal porque el griterío continuaba y los gendarmes no desalojaban la sala de arriba. Elsa Rodríguez debió ser retirada por sus hijas porque se sintió muy afectada.
Pedraza y Alcorcel aprovecharon y se pusieron de pie. Saludaban a sus familiares agitando los brazos y enviaban besos con la mano.
Los magistrados optaron por retirarse y regresaron diez minutos más tarde, cuando cesó la protesta.

PEDRAZA: "JAMÁS HEMOS REGISTRADO UN HECHO DE VIOLENCIA"
Antes de conocerse el veredicto, los imputados tuvieron la posibilidad de hacer uso de su derecho a la última palabra. De los 17 sólo se manifestaron José Pedraza, Cristian "Harry" Favale y Gabriel "Payaso" Sánchez.
A las 10:45, José Pedraza se dirigió a los jueces y dijo que no le resultaba "fácil decir las últimas palabras" porque consideraba que tendrían "un valor testimonial", dado que ya estaría "el veredicto final no sólo redactado, sino también firmado".
Seguidamente dijo "Soy peronista desde que era un niño, hijo de un ferroviario peronista" y resaltó como un valor la lealtad hacia Perón por parte de las fuerzas sindicales. Dijo que "hace treinta años que la Lista Verde está como única conducción de la Unión Ferroviaria (...) y jamás hemos registrado un hecho de violencia, jamás un lastimado o un herido", a pesar de "los numerosos cortes de vía que hemos sufrido en nuestra actividad".
Esta última frase, y otras de semejante estilo, parecían provenir de un defensor de la patronal y no de los trabajadores.
Luego agregó que "la bala que rozó el corazón de (Néstor) Kirchner, también rozó el corazón de todos los ferroviarios y en particular el mío".
"Yo jamás promoví, imaginé, ni tuve nada que ver con el desgraciado crimen de su hijo", afirmó el sindicalista, dirigiéndose a la madre de Ferreyra. Y agregó: "Lamento que la bandera de justicia por Mariano Ferreyra se haya transformado en una miserable bandera de perpetua a Pedraza".
"Espero sinceramente que en el veredicto final, señores jueces, se refleje el derecho y la justicia, que no haya habido ningún tipo de interferencia ni mediáticas ni políticas. Estoy absolutamente seguro de mi inocencia, pero sé de los riesgos políticos y mediáticos que corro", finalizó Pedraza.
El presidente del tribunal le aclaró al gremialista que "el veredicto no está ni resuelto, ni impreso, ni firmado".
A continuación, Cristian Favale demostró que su valentía de barrabrava matón desaparece cuando está sin revólver o cuchillo (en noviembre de 2011 le dio cuatro puñaladas a otro preso en el penal de Ezeiza, donde se encuentra alojado). Entre sollozos agradeció a su esposa, a su familia, a los amigos y a su abogada que "me acompañan" y "creen en mí". Ahogado por la emoción se declaró "inocente", al igual que el ferroviario Gabriel "Payaso" Sánchez, ambos acusados de ser los autores de los disparos. Este último se dirigió a la madre de Ferreyra y le aseguró: "Yo no lo maté, señora".

"EL FALLO ES CONTRADICTORIO"
El dirigente del Partido Obrero, Jorge Altamira, dijo a la prensa que se apelará el veredicto.Néstor Pitrola, desde el palco instalado frente a los tribunales, ratificó la decisión del partido porque "el fallo es contradictorio", dado que el tribunal resaltó hechos que luego no condenó. Agregó que "hubo un esfuerzo [por parte de los jueces] de absolver las tres patas de la responsabilidad del Estado". Destacó que "no nos vamos con las manos vacías" porque hubo condenas, pero "queremos que se haga justicia hasta el final".
En el mismo sentido se pronunció la abogada María del Carmen Verdu, quien también habló a los militantes desde el palco. Dijo que se apelará el fallo porque se "condenó con levedad". Agregó que lo que el tribunal señaló como debilidad de la CORREPI, para los abogados de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional "es un orgullo". Dijo que no asumen las defensas de las víctimas para hablar "de lo que dicen los códigos y las leyes", sino para abordar "una visión del mundo que nos llena de orgullo: nuestra lucha no sólo es por la sentencia, sino también por la conciencia". Finalizó con un principio de la Coordinadora: "contra la represión, ¡organización y lucha!".
Cerró el acto la abogada del P.O, Claudia Ferrero, quien ratificó que se apelará ante la Cámara de Casación.
Por su parte, Pablo Ferreyra, hermano de la víctima, en diálogo con la prensa dijo que "en principio el fallo es positivo". Su madre, Beatriz Rial, quebrada por el llanto, no realizó declaraciones.
Dos Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora estuvieron en el Tribunal desde antes de las 10 -hora anunciada como comienzo de la jornada- hasta alrededor de las 21 en que se terminó la lectura de la parte dispositiva. Elia Espen dijo a Agencia Walsh que el fallo le pareció "medio positivo" y que quería ver "la conclusión final luego de las apelaciones". Por su parte, Mirta Baravalle rescató que "los culpables hayan sido llevados a juicio", pero "uno siempre quiere más justicia y no estas condenas, sino las que la familia y los abogados pidieron".
Pablo Pimentel (APDH La Matanza) destacó que "esperaba un veredicto de cadena perpetua", y que "luego de las apelaciones es esperable que la Cámara no baje las penas".
Horacio Verbitsky dijo que el veredicto, "aunque no es la pena de perpetua que habíamos pedido, marca un punto de inflexión" que "no tiene precedentes en la Argentina. Una persona, que ha manejado semejante poder y que ha sido cómplice principal del desmantelamiento del servicio ferroviario, sea condenada por este crimen, nos parece importante".
El dirigente ferroviario Rubén "Pollo" Sobrero declaró a esta Agencia que el veredicto fue "importante" aunque "no es la perpetua que nosotros queríamos". A la vez destacó la importancia que durante el juicio "se haya mostrado lo que sufrimos los trabajadores de todos los sindicatos con estas patotas". Consideró que "ahora tenemos que ver cómo recuperamos el gremio porque se fue Pedraza pero quedó el pedracismo, que es una mafia muy grande, tal cual se vio" en el proceso.
El periodista Diego Rojas, autor del libro "¿Quién mató a Mariano Ferreyra?", dijo que el fallo es "un golpe a la burocracia sindical pero atenuada por una defensa al gobierno por parte del tribunal, que no condenó a cadena perpetua a los asesinos como debería haberlo hecho".
Vilma Ripoll (MST) también se manifestó desilusionada con el fallo "porque todos queríamos perpetua". Dijo que no coincide con el presidente del tribunal de que "el fallo no debe ser ejemplar para la sociedad". Considera que "debe ser ejemplificador porque Pedraza no es el único, sino que hay un sistema de dirigentes sindicales corruptos que son empresarios, que a cambio de un negocio están dispuestos a matar porque tienen el aparato político y la impunidad del poder". La dirigente agregó que "de todos modos el veredicto es una señal porque la próxima vez los sindicalistas van a tener que pensar antes de actuar".

PRESENCIA KIRCHNERISTA EN LA LECTURA DEL VEREDICTO
Que Verbitsky presenciara el veredicto fue entendible porque el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), del que es titular, representa a Beatriz Rial, madre de Ferreyra. No obstante, no deja de ser contradictorio que el Centro conforme la querella en un juicio donde se denuncia la complicidad del poder político kirchnerista -que él apoya y asesora- con el poder sindical del condenado Pedraza.
La presencia más desagradable fue la del diputado kirchnerista Andrés "Cuervo" Larroque, quien siete meses después del crimen de Mariano Ferreyra lideró un violento levantamiento del acampe de los originarios formoseños de la comunidad qom Potae Napocna Navogoh, a plena luz del día en la porteña Avenida de Mayo y 9 de Julio. Como ocurrió en la represión donde mataron al joven militante del P.O, a alguno de sus matones también se le podría "haber ido la mano" en ese brutal desalojo a pacíficos aborígenes, que acampaban con la esperanza de que la presidenta de la Nación los recibiera para manifestar sus demandas. No sólo no los recibió Cristina Fernández de Kirchner, sino que intempestivamente un día llegaron los muchachos de Larroque, destruyeron las carpas de los originarios y, a los golpes y empujones, los obligaron a subir en micros para llevarlos a su comunidad. Ni siquiera los dejaron recoger la ropa y comestibles que la gente les había regalado a lo largo de cinco meses de acampe.
Pero el Cuervo Larroque carece de memoria o se equivocó de sala. Su ausencia en el recinto destinado a los parientes y amigos de los condenados debe haber irritado a Favale. Permaneció de pie a metros de los principales dirigentes del P.O., de referentes de organismos defensores de derechos humanos, familiares y militantes. Se mantuvo erguido, con su cabeza levemente echada hacia atrás, con los brazos cruzados, las piernas firmes y algo separadas. Su postura era desafiante en medio de gente que exigía justicia para un joven luchador social que fue asesinado durante su gobierno.
También se hicieron presentes otros kirchneristas, como Cristina Caamaño, secretaria del Ministerio de Seguridad, la activa María José Lubertino, el metrodelegado Roberto Pianelli y el bonaerense Roberto Baradel, entre otros.

"MARIANO, LA LUCHA POR JUSTICIA NO TERMINA"
El crimen de Mariano dejó al descubierto los graves problemas que enfrentan los trabajadores tercerizados del ferrocarril, donde su sindicato, no sólo no los defiende sino que crea cooperativas para explotarlos, intercede en favor de los intereses de la patronal, contrata a matones para que repriman sus protestas obreras y se ampra en el poder político.
Una segunda etapa de juicio irá contra los responsables políticos, los funcionarios públicos y los directivos de la patronal que quedaron fuera del banquillo. Las querellas (CORREPI y APEL) manifestaron que se investigue las responsabilidades penales que les caben a Juan Pablo Schiavi, Antonio Luna y Aníbal Fernández, así como a los empresarios de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE).
José Pedraza deberá afrontar un segundo juicio, donde está acusado de tráfico de influencias y deberá responder si intentó coimear a jueces para obtener su libertad. En esa causa también está imputado un exjuez federal, un supuesto operador y un empleado de la Cámara Nacional de Casación Penal, entre otros.
El Partido Obrero apoya la sustanciación de estos procesos. Será por eso que la última nota publicada en el blog partidario antes del veredicto se titula: "Mariano, la lucha por justicia no termina".

UNA VEZ MÁS, LA MILITANCIA DIJO "PRESENTE"
La militancia del Partido Obrero jugó un papel importante no sólo para mantener en alto la memoria de Mariano Ferreyra, sino también para exigir justicia y castigo a todos los culpables. Desde el mismo momento que mataron al joven, se movilizaron para repudiar el hecho, luego inauguraron centros culturales y partidarios con su nombre, marcharon hacia Plaza de Mayo en los aniversarios de su muerte, organizaron festivales, peñas, algunos participaron en la película "¿Quién mató a Mariano Ferreyra?" y acompañaron todo el proceso judicial.
Desde el jueves al atardecer, junto a diversas agrupaciones de izquierda, los militantes realizaron una vigilia frente a los tribunales que la mantuvieron hasta el viernes pasadas las 21:30, después de escuchar el veredicto por los parlantes instalados en un palco y los discursos de Pitrola, y las abogadas Verdu y Ferrero.
Mientras los furgones del Servicio Penitenciario Federal ya transitaban por la autopista con condenados hacia el penal N° 1 de Ezeiza, un grito rebotó en las paredes de Comodoro Py: "¡Mariano Ferreyra: Presente! ¡Ahora y siempre!".
Con paso lento los militantes emprendieron su retirada. El redoblar de bombos y tambores acompañó su marcha y sus cánticos:
"A Mariano Ferreyra lo vamos a vengar / A Mariano Ferreyra lo vamos a vengar / con la lucha obrera y popular".
"Kirchneristas, kirchneristas / qué vergüenza que me dan / no hay perpetua a Pedraza / y sigue la impunidad".

Fotos: Ojo en Colectivo. Leo Vaca. Enfoque Rojo. LG

2_FOTO_DE_LEO_VACA
José Pedraza saluda a sus parientes y amigos. Foto: Leo Vaca

3_-_BEATRIZ_RIAL_-_Enfoque_Rojo
Beatriz Rial. Foto: Enfoque Rojo

4_-_ALTAMIRA_-_Enfoque_Rojo
Jorge Altamira y detrás Néstor Pitrola. Foto: Enfoque Rojo

5_-_PITROLA_-_Enfoque_Rojo
Néstor Pitrola habla a la militancia luego del fallo. Foto: Enfoque Rojo

6_-_MARIA_DEL_C._VERDU_-_Enfoque_Rojo
Abogada María del Carmen Verdu habla a la militancia luego del fallo. Foto: Enfoque Rojo

7_-_MIRTA_ELIA_Y_UNA_MILITANTE_-_LG
Elia Espen y Mirta Baravalle (Madres de Plaza de Mayo-LF) junto a militante. Foto: LG

8_-_ELIA_Y_MIRTA_-_LG
Mirta Baravalle y Elia Espen conversan mientras esperan el veredicto. Foto: LG

9_-_ABOGADAS_APEL_-_LG
Las abogadas de APEL. Foto: LG

10_-_POLLO_SOBRERO_-_LG
Rubén "Pollo" Sobrero. Foto: LG

11_-_PANORAMICA_MILITANCIA_-_LG
La militancia frente a los tribunales. Foto: LG

12_-_EN_ESPERA_DEL_VEREDICTO_-_LG
Durante la tarde, en la espera del veredicto. Foto: LG

13_-_PANCARTA_-_LG
Una de las tantas pancartas. Foto: LG

14_-_PANCARTA_2_-_LG
Pancarta del escenario. Foto: LG

15_-_VEREDICTO_EN_LA_CALLE__-_Enfoque_Rojo
El veredicto en la calle. Foto: Enfoque Rojo

17_-_REMERA_MUCHACHO_PARADO_-_LG
Foto: LG

18_-_REMERA_ROJA_HOMBRE_-_LG
Foto: LG

19_-_REMERA_BLANCA_JOVEN_-_LG
Foto: LG

20_-_REMERA_JOVENES_TOMAN_MATE_-_LG
Mateada de los jóvenes durante la tarde, mientras esperan el veredicto. Foto: LG

21_-_REMERA_NARANJA_MUJER_-_LG
Foto: LG

Google+ Badge

Historia del Banco Central de la República Argentina

La historia del Banco Central, desde su creación en 1933 bajo control británico

Un péndulo del elitismo a la soberanía

Tras los cambios dispuestos por el Gobierno en el BCRA, el historiador Sergio Wischñevsky repasa sus orígenes a partir de una cláusula secreta, la transformación operada por el peronismo y, luego, la vuelta a la subordinación privada internacional.

Por Sergio Wischñevsky
/fotos/20141006/notas/na12fo01.jpg
El BCRA fue creado dándole a la banca privada, mayormente británica, el control financiero.

“Yo creo que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que los ejércitos permanentes.”
Thomas Jefferson
“Permítanme emitir y controlar la moneda de una nación y no me ocuparé por quién haga las leyes.”
Meyer A. Rothschild

El 7 de febrero de 1933 la Argentina firmó con Inglaterra lo que se dio en llamar el Pacto Roca-Runciman, que para muchos políticos de entonces, entre ellos el senador Lisandro de la Torre, y para gran parte de la historiografía argentina, constituyó una de las negociaciones más vergonzosas de nuestra historia. Los términos de aquel arreglo depararon, sin embargo, una sorpresa más: una cláusula secreta que se conoció tiempo después y que hoy cobra una sugerente actualidad: la creación en la Argentina de un Banco Central mixto, donde se le otorgó a la banca privada de capital predominantemente británico el control financiero del país.

¿Cómo se llegó a esta situación? Luego de la crisis económica mundial de 1930 los mercados internacionales se cerraron sobre sí mismos, apelaron a un fuerte proteccionismo y los exportadores agropecuarios temblaron ante la posibilidad de verse en quebranto. El gobierno del entonces presidente Agustín P. Justo estaba decidido a conceder al Imperio Británico grandes ventajas comerciales, financieras y legales a cambio de poder lograr un estatus similar al de las colonias británicas sobre las que el viejo imperio no puso restricciones. Eran los tiempos de la llamada “Década Infame”, caracterizada por altos niveles de corrupción, fraude electoral y represión. Luego de largas décadas de prosperidad, el modelo agroexportador se vio amenazado y llegar a un acuerdo con Gran Bretaña se tornó desesperantemente necesario. Las exigencias inglesas para comprar carne argentina abarcaban temas tan diversos como: monopolio del transporte público, monopolio de los frigoríficos y privilegios financieros.

Entonces ocurrió que el gobierno argentino le encargó a Sir Otto Niemeyer, director del Banco de Inglaterra, el proyecto de creación del Banco Central de la República Argentina, incluida su Carta Orgánica. El 31 de mayo de 1933 se aprobó la ley que puso al banco en funciones. De un plumazo quedó sin efecto la Caja de Conversión, herramienta institucional que regía las finanzas argentinas desde 1890. A partir de entonces, el Banco Nación quedó subordinado.

El Banco Central así creado le impuso al Estado obligaciones –debía poner la mitad de los capitales– pero pocos derechos: no tenía poder de decisión –sólo cinco directores entre doce– ni la capacidad de tomar préstamos para el gobierno nacional, provincial o municipal. En suma, protegía los intereses privados para que el Estado no los perjudicara, y a la vez favorecía el endeudamiento externo del país. Su primer director general fue Raúl Prebisch, quien guió la institución hasta 1943.

En marzo de 1947, durante el primer gobierno peronista, se operó un gran golpe de timón: por ley 12.962 se nacionalizó el Banco Central y todo el sistema bancario argentino. Esta medida implicó un cambio profundo respecto del rol del BCRA en los lineamientos económicos generales y por ello la idea de autonomía y control privado fue abandonada.

Los planes y las ideas económicas del gobierno que asumió en 1946 no eran compatibles con las pautas liberales con las que el banco había sido fundado. Para satisfacer las necesidades del comercio externo e interno se propuso organizar un mecanismo de crédito que permitió al gobierno contar con medios de financiación que no estuvieran supeditados a intereses de bancos particulares ni a empresas extranjeras. Se dispuso la nacionalización de los depósitos bancarios que, en lo sucesivo, fueron recibidos por el Banco Central, por cuenta de la Nación. Los bancos no podían disponer libremente de los depósitos que recibían y para usarlos necesitaban la autorización del Banco Central.

No es difícil imaginar la reacción de la oposición política y económica a estas medidas, no faltó el epíteto “¡dictadura!”. Sin embargo, esta política fue votada por el Congreso y refrendada en la reforma constitucional de 1949 en su artículo 39º.

En septiembre de 1955 el golpe militar que destituyó a Perón tomó drásticas y predecibles medidas económicas.

Resulta fuertemente simbólico el regreso de Raúl Prebisch al poder. En efecto, en 1956, mientras se fusilaba a los militares nacionalistas fieles al gobierno constitucional y se perseguía y reprimía a los trabajadores, Argentina entró en el Fondo Monetario Internacional; se suprimió el control nacional del Banco Central y se lo sometió a las normas del Banco de Inversiones de Basilea, cuya sede está ubicada en la ciudad suiza del mismo nombre, y funciona como un banco central de bancos centrales.

Al grito de “¡autonomía!”, se proclamó la independencia del banco respecto del Poder Ejecutivo, del poder político, pero se lo puso bajo la supervisión y normativa de un banco privado supranacional, propiedad de los bancos de los países industrializados. Por ese entonces aparece la amarga queja de Arturo Jauretche en forma de libro: El Plan Prebisch. Retorno al coloniaje.

La historia argentina ha tenido un fuerte tono pendular entre políticas económicas de indisimulada tendencia elitista y tiempos históricos de gobiernos populares, donde el Estado ejerce su soberanía.

El regreso a la política de endeudamiento externo tuvo un clímax durante la última dictadura militar. Pero el ejemplo más bizarro y símbolo máximo de la inequidad y arbitrariedad con que puede utilizarse una institución es el paso de Domingo Cavallo como presidente del BCRA en 1982. Mediante un seguro de cambio, les garantizó a grandes empresas privadas la nacionalización de la deuda que habían contraído en el exterior –algunas incluso con sus propias casas matrices–, generando un crecimiento exorbitante de la deuda pública. Ese intervencionismo estatal no molestó a los antiestatistas.

El Banco Central no es un templo sagrado con sacerdotes que lo vigilan. Es una institución, una herramienta, que estuvo desde su nacimiento al servicio de distintos proyectos. Parece seguir vigente la alternativa que planteó en su momento Juan Domingo Perón: “La economía y el libre mercado son sólo afirmaciones para el consumo de los tontos e ignorantes. La economía nunca es libre, o la controla el Estado en beneficio del pueblo, o la controlan las grandes corporaciones en perjuicio de éste”.

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Enero de 1959: La toma del Frigorífico Lisandro de La Torre

"Enero de 1959: La toma del Frigorífico Lisandro de La Torre" por Roberto Baschetti

image

Fue una gesta popular que comenzó con la declaración de huelga y toma del establecimiento y concluyó con una huelga general revolucionaria. La acción duró cuatro días, desde el 17 al 20 de enero y fue totalmente espontánea.

Gobernaba el país el Dr. Arturo Frondizi, que había llegado a la primera magistratura por medio de los votos peronistas y luego de un pacto que hizo con el propio Perón (que estaba proscripto). Pacto, donde entre otras cosas se comprometía a liberar a los presos políticos, gremiales y conexos, sancionar la Ley de Asociaciones Profesionales y otorgar un aumento de salarios de hasta el 60%. Una

vez en el gobierno, Frondizi rompe el pacto y comienza a escuchar las voces de la oligarquía y del Fondo Monetario Internacional (F.M.I.). Cambia la plataforma electoral por un plan de "austeridad y expansión" que consistía en privatizaciones, despido de empleados públicos, congelamiento de salarios, reducción de obras públicas y pago puntual de la deuda externa.

El gobierno de Frondizi pretende privatizar (léase desnacionalizar) el Frigorífico "Lisandro de la Torre", por medio de una licitación internacional que al final será adjudicada a la C.A.P., (Corporación Argentina de Productores de Carne), que no es otra cosa que una empresa manejada por la oligarquía vacuna directamente ligada a los intereses comerciales de los EE.UU. e Inglaterra. ¿Por qué digo desnacionalizar? porque hasta ese momento el Estado Nacional recuperaba directamente una gran cantidad de divisas provenientes de su cuota de exportación de carnes.

Algunos datos a tener en cuenta: 1) Las instalaciones del frigorífico estaban valuadas en alrededor de 1.000 millones de pesos de entonces. 2) Por día se faenaban un millón y medio de kilogramos de carne vacuna para consumo. 3) En las tareas trabajaban 9.000 obreros y se sabía que los nuevos dueños iban a "racionalizar" el personal; cosa que así sucedió porque solamente quedaron trabajando

3.000 de aquellos nueve mil iniciales.

El día 12 de enero Frondizi eleva al Parlamento el proyecto de ley para privatizar el frigorífico. El 14 de enero, Sebastián Borro (delegado gremial, hombre de la Resistencia Peronista), irrumpe en el Congreso con otros compañeros, exigiendo "la defensa del patrimonio nacional y contra la entrega del frigorífico a manos privadas". En asamblea multitudinaria del personal, se decide el paro de actividades

y la toma del frigorífico.

En la madrugada del 17 de enero, 1.500 hombres armados hasta los dientes, pertenecientes a la Policía Federal, Gendarmería y Ejército irrumpen en el frigorífico.

Los represores contaban con cuatro tanques de guerra norteamericanos ("Sherman") de 35 toneladas cada uno. El primer tanque, el que rompe los portones está comandado por un joven oficial del Ejército, Jorge Esteban Cáceres Monié, más tarde jefe de Policía de la dictadura militar de Lanusse y mucho más tarde aún, abatido por un comando montonero en Entre Ríos, el 3 de diciembre de 1975. Entre sus filas, la Policía Federal, cuenta con otro represor de lujo, el comisario Luis Margaride, luego jefe de policía de Isabel Martínez y López Rega en 1974.

Volvamos a los hechos. Los atacantes, como expresé, rompen los portones y avanzan disparando tiros y lanzando gases a diestra y siniestra, en tanto los trabajadores resisten como pueden al grito de "Patria sí, colonia, no".

Si bien fallan algunas medidas de defensa (tirar chorros de agua caliente a presión desde las mangueras existentes o largar 5.000 reses desbocadas entre las fuerzas represoras), otras sí logran efectivizarse: como tirarles los carros de faenamiento por las escaleras a los efectivos que quieren subir a apalear obreros; o desde las alturas del edificio, lanzar como improvisados y efectivos proyectiles, inmensas roldanas sobre las humanidades represoras.

Desalojados los obreros de la fábrica a un alto costo social y político (hay inclusive un muerto), la batalla se extiende a toda una barriada popular y combativa que si bien tiene como epicentro a Mataderos, alcanza también a Villa Lugano, Villa Luro, Liniers, Bajo Flores y parte de Floresta. En toda esa zona: cierran los negocios en solidaridad con los huelguistas; se corta la luz del barrio, inutilizando todos los focos de alumbrado; se hacen barricadas con los árboles y adoquines de las calles; se dan vuelta camiones; se incendian algunos colectivos; se siembran las calles con clavos "miguelito"; se levanta el empedrado de las calles por sectores, para que se atasquen los patrulleros que persiguen a los revoltosos; las puertas de las casas permanecen siempre cerradas para los represores, pero abiertas para asistir o ayudar a escapar a los resistentes. Es importante recalcar que se logra la adhesión de los obreros de la zona, de las fábricas de Jabón Federal y Pirelli. A nivel nacional se logra el paro de los ferrocarriles, el comercio y de las actividades del puerto de Buenos Aires. Y hay atentados con "caños" y explosivos, en solidaridad con la lucha obrera, en todo el país.

Resulta claro que una nueva generación, integrada por miles de jóvenes trabajadores, se incorpora a la lucha, aportando iniciativas y experiencias combativas inéditas en nuestra historia social.

Pero las traiciones de algunos dirigentes gremiales, captados por el "integracionismo" de Frondizi, terminan erosionando el conflicto. Es el caso de Eleuterio Cardozo del gremio de la carne y de Adolfo Cavalli de petroleros, que quitan el apoyo inicial dado a la huelga. Terminan encarcelados 264 obreros y activistas, entre los cuales está la dirección sindical del Frigorífico y el compañero Felipe Vallese, luego con el gobierno títere de José María Guido, convertido en el primer detenido-desaparecido de origen peronista. Durante ese año (1959), según el Ministerio de Trabajo, sólo en la Capital Federal se perdieron 10.078.138 horas de trabajo por las huelgas; y la International Labour Organisation estableció que era la mayor cifra mundial de horas caídas por huelga.

Concluyo con una frase de John William Cooke inserta en la proclama de la huelga del frigorífico dada a conocer a la opinión pública y donde refuta al gobierno que hipócritamente se escandaliza por el grado de violencia alcanzado en los sucesos antes relatados: "Si los medios de lucha que ha usado (la clase trabajadora) no son del agrado de los personajes que detentan posiciones oficiales, les recordamos que los ciudadanos no tienen la posibilidad de expresarse democráticamente y deben alternar entre persecuciones policiales y elecciones fraudulentas. No es posible proscribir al pueblo de los asuntos nacionales y luego pretender que acepte pasivamente el atropello de sus libertades, a sus intereses materiales y a la soberanía argentina. No sé si este movimiento nacional de protesta es 'subversivo', eso es una cuestión de terminología, y en los países coloniales son las oligarquías las que manejan el diccionario . Pero sí puedo decir que el único culpable de lo que pasa es el gobierno, heredero en esta materia de la oligarquía setembrina. Por el ello el pueblo está en su derecho de apelar a todos los recursos y a toda clase de lucha para impedir que siga adelante el siniestro plan entreguista. Esa y no otra es la meta que procura el Justicialismo encabezado por su Jefe, el General Perón".

Lic. Roberto Baschetti Biblioteca Nacional

Jefe del Departamento de Adquisiciones e Intercambio Bibliotecario

Fuente: http://cada17.com/notas/La-toma-del-frigorifico-Lisandro-de-la-Torre.html

image

"Debate histórico y disputa de proyectos políticos: del alfonsinismo al kirchnerismo" (I)


image

Corría el año 2004, y La Nación publicaba una recopilación con treinta entrevistas de los más prestigiosos intelectuales del país. Desde la crisis del 2001 los intelectuales habían alcanzado nuevamente el prestigio de intérpretes legítimos de la realidad y, como tales, opinaban ante una nueva oportunidad que se vislumbraba con el ascenso de Néstor Kirchner en mayo de 2003. Figuras relevantes como Tulio Halperín Donghi, Luis Alberto Romero y Beatriz Sarlo, miraban, en mayor o menor medida, con una mezcla de agrado y desconfianza hacia el estilo de gobierno que estaba llevando a cabo el hasta entonces ignoto político, ex gobernador de Santa Cruz. En noviembre de 2003, Halperín Donghi respondía sobre el futuro del presidente de una manera enigmática: "...está el riesgo de que le vaya demasiado bien. Creo que no es necesaria esta prevención, pero estamos en un momento en el que puede abrirse un nuevo período histórico largo, en el que se esté adquiriendo un perfil político para el país que puede durar varias décadas. ¿Cuál será el perfil final del país? Dependerá de muchas cosas. Hay muchas cosas alentadoras de Kirchner y hay otras muchas que no me parecen tanto. Y eso es un poco lo que me preocupa. A mí y a todos" (Halperín Donghi, 2004). Con el ascenso del kirchnerismo a la escena política nacional, se empezaron a generar la emergencia de un debate político sobre la función del historiador y su legitimidad, generando una disputa en torno a la interpretación de los símbolos y la construcción de mitos. El mismo inaugura un nuevo período histórico (como presagiaba Halperín Donghi) que indica un quiebre con respecto a los sucesivos gobiernos democráticos que se dieron desde 1983. El presente trabajo tiene el objeto de entender cuáles son las características, y cuál es el proyecto social de los historiadores que son detractores del kirchnerismo con respecto a los apologéticos. Además, el "estilo kirchnerista" entendido como "modelo" o "relato", también pone sobre el tapete su raíz identitaria con respecto al peronismo, reavivando el debate que fue diluyéndose durante los noventas a raíz de la creencia de que el peronismo estaba destinado a desaparecer, luego de la "larga agonía" (Halperín Donghi, 2006).

1. El proyecto alfonsinista Para comprender, en principio, las ambiciones y las demandas de los historiadores en calidad de intelectuales en estos tiempos debemos remontarnos hacia los primeros años de la presidencia de Raúl Alfonsín, que significara una gran desilusión y la pérdida de una oportunidad histórica. Aboy Carlés, recuerda al alfonsinismo como la ocasión de la construcción de una "segunda" República, que dejase atrás esa inestabilidad política que se daba en el país desde 1930 y sembrara luego las condiciones para generar el movimiento peronista, que se mantenía bajo el conflicto dicotómico como elemento eficaz y necesario para su desarrollo dentro de la arena política (Aboy Carlés, 2010). De hecho, podemos encontrar en el testimonio de Roberto Gargarella, María Victoria Murillo y Mario Pecheny una sensación encontrada que era compartida por la mayoría de los intelectuales que tiempos atrás pertenecían a distintas corrientes ideológicas, mayoritariamente de izquierda, y que durante la presidencia de Alfonsín convivían en el "Grupo Esmeralda", en el Club de Cultura Socialista o bien en la revista de la renovación peronista "Unidos":

"(...) aquel tiempo dejó en nosotros una profunda impronta, expresada en un modo de entender la política y de concebir nuestro papel en ella. Nuestro compromiso emocional, vital, con la democracia hace imposible que concibamos como un objeto de estudio distante y mensurable" (Gargarella, Murillo y Pecheny, 2010) .

Los debates dados por ellos (la mayoría en el exilio) durante fines de los setenta, los llevaron a reflexionar sobre algunas teorías y posicionamientos ideológicos, sobre todo en la discusión sobre el peronismo en el plano interno, y el marxismo en el plano exterior. Se entendía que se estaba presenciando una nueva etapa y reflejo del mismo era la opinión de Juan Carlos Portantiero:

"Mientras esperaban que viniéramos para traer la palabra de la Revolución veníamos a traer la palabra de la Reforma" (Pavón, 2012) .

Los nuevos tiempos determinaban que la mejor vía para el progreso era el modelo socialdemócrata que encaraban exitosamente François Mitterrand en Francia y Felipe González en España, y constituían el espejo en el que debía inspirarse el candidato radical que lograba sacarle el triunfo a un alicaído partido justicialista que la mayoría de la población lo relacionaban con épocas violentas y de inestabilidad política y económica. Por otro lado, la relación de Alfonsín con respecto a los intelectuales era de una calidad distinta con respecto a los últimos gobiernos: la conformación del núcleo asesor de intelectuales conocido como "Grupo Esmeralda" organizado por Carlos Nino y entre los que se destacaban José Aricó, Juan Carlos Portantiero y Emilio de Ípola, cuyo mayor apogeo de influencia sobre el presidente se diera durante el discurso conocido como "Parque Norte" en 1985, donde establecía las bases de un programa fundacional para alcanzar la mentada "Segunda República". Mientras que los debates desarrollados en el Club de Cultura Socialista donde participarían también Aricó y Portantiero además de Beatriz Sarlo, Carlos Altamirano, Sergio Bufano, Marcelo Cavarozzi, Oscar Terán, Hilda Sabato, entre otros, despertaban interés en la sociedad civil. Altamirano recuerda que

"el alfonsinismo era la izquierda posible en el espacio, que podía operar... creo que el Club de Cultura Socialista hizo una contribución en este sentido. No digo que engendró al núcleo que después va a hacer una especie de réplica en el espacio de la renovación peronista, pero la polémica entre la inteligencia, encarnada en la revista Unidos, ligada a la renovación peronista, tenía como adversario al Club, a La Ciudad Futura y a las figuras que tenían al alfonsinismo como referencia política. (...) yo creo que el Club, su prensa, sus intervenciones, contribuyeron a crear en la Argentina" (Pavón, 2012) .

La experiencia alfonsinista terminaría abruptamente, luego de un proceso de desestabilización política y económica que daría por tierra las propuestas de cambio que se elaboraban desde el campo intelectual. El ascenso del menemismo establecería de manera abrupta e inesperada una reformulación del rol del Estado, sin dejar de hacer uso de la apelación populista en el discurso logrando de esta forma la construcción de un conglomerado social amplio y heterogéneo que favorecía a la clase alta y media alta sin perder el apoyo del sector históricamente "leal" al peronismo [i] .

"Esta flagrante contradicción o, por lo menos, falta de correspondencia entre necesidades materiales inmediatas, reivindicaciones específicas, identidad político-cultural y formas de representación que los sectores populares pusieron en evidencia con su voto de convalidación al plan de reformas neoliberales, produjo un sinnúmero de interrogantes de todo tipo y la formulación de diversas hipótesis interpretativas sobre la naturaleza dual, ambigua y contradictoria de los esquemas de representación y legitimación política de las democracias actuales "realmente existentes". (Pucciarellli, 2011)

Discursos de Raúl Castro Ruz y Hugo Chávez Frías en la I Cumbre de la CELAC

Discursos de Raúl Castro Ruz y Hugo Chávez Frías en la I Cumbre de la CELAC

(AW) La constitución de la Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) constituye un hecho de la mayor relevancia histórica, en la geopolítica mundial y de Nuestra América. La profecía martiana avanza en su cumplimiento, para bien de todos los pueblos del mundo. Al mismo tiempo, la presidencia por témpore de Cuba (que asumió de manos de Chile en la última cumbre realizada el lunes 28 de enero en Santiago de Chile) es una realidad política de alta significación histórica y es la culminación simbólica de la victoria internacional de la estrategia de la Revolución Cubana contra los intentos imperialistas de aislamiento de la misma. La Agencia Wlash ofrece a sus lectores los discursos íntegros de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Cuba, Rául Castro, los más eminentes representantes y protagonistas de estas rutilantes victorias.

fidel-castro-hugo-chavez-raul-castro


Mensaje del presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, a la I Cumbre de la CELAC

Hermanas y hermanos:

En nombre del Pueblo de Venezuela, reciban un fervoroso saludo bolivariano junto con el vivo testimonio de hermandad hacia cada uno de los Pueblos de la Patria Grande. En realidad y en verdad, lamento no poder acudir a esta cita en Santiago de Chile. Como es del conocimiento de todas y todos ustedes, desde diciembre del año pasado estoy batallando nuevamente por mi salud en la Cuba revolucionaria y hermana. Por eso, estas líneas son la manera de hacerme presente en esta Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños; son la manera de reafirmar, hoy más que nunca, el compromiso vivo y activo de Venezuela con la causa histórica de la Unión.

Hugo_Chvez_entrevista_en_Miraflores


Imposible no sentir a Simón Bolívar palpitando entre nosotros en esta Cumbre de la Unidad. Imposible no evocar a Pablo Neruda, a Pablo de Chile y de América, en esta tierra y en este presente de Patria Grande del que estamos hechos: Libertador, un mundo de paz nació en tus brazos./ La paz, el pan, el trigo de tu sangre nacieron,/ de nuestra joven sangre venida de tu sangre/ saldrán paz, pan y trigo para el mundo que haremos.
Bolívar, siempre Bolívar. En este 2013 estamos conmemorando el Bicentenario de la Campaña Admirable: 200 años de aquella prodigiosa gesta bolivariana. El 14 de mayo de 1813 un Ejército de neogranadinos y venezolanos partió desde Cúcuta al mando del entonces Brigadier Simón Bolívar, avanzando con una prodigiosa rapidez, combatió y venció en Niquitao, Los Horcones y Taguanes para liberar el centro y el occidente de Venezuela, entrando triunfalmente el 6 de agosto de aquel año de gloria en Caracas. La victoria militar de los patriotas tuvo una trascendente consecuencia política: el nacimiento de la II República de Venezuela.
Por eso con un recuerdo vivo, quiero compartir con ustedes una certeza: gracias a la CELAC ya nos vamos pareciendo a todo lo que una vez fuimos y a todo lo que quisimos ser pero nos fue arrebatado; nos vamos pareciendo a la Pachamama, a la cintura cósmica del Sur, a la reina de las Naciones y la madre de las Repúblicas.
El espíritu de la unidad ha vuelto con toda su fuerza; es el espíritu de nuestros Libertadores y Libertadoras que ha reencarnado en los Pueblos de Nuestra América Latino Caribeña; es el espíritu en el que confluyen muchas voces para hablar con una sola voz. Fue el entrañable espíritu de la Cumbre de América Latina y del Caribe que le dio nacimiento a la CELAC en Caracas; es el entrañable espíritu de esta Cumbre en Santiago de Chile.
Desde aquel diciembre de 2011, cuando fundamos en Caracas la CELAC, los acontecimientos mundiales no han hecho más que ratificar la extraordinaria importancia del gran paso hacia adelante que dimos. Ahí está la crisis golpeando a EEUU y a Europa y arrojando a la miseria a miles de seres humanos. Miles de mujeres, hombres, niñas y niños han perdido sus casas, sus empleos, su seguridad social, sus más elementales derechos. Mientras que EEUU y Europa, parafraseo al eminente filósofo Ernesto Laclau, están cometiendo un suicidio colectivo, nosotros estamos capeando el temporal, y lo vamos a capear definitivamente. Somos, hoy por hoy, ejemplo para el mundo de unidad en la diversidad, en función de la justicia, el bienestar social y la felicidad.
A un año y casi dos meses de su constitución en Caracas, la CELAC ha sabido plantarse con un carácter y una personalidad bien definidas, lejos de cualquier dictamen o pretensión ajena a sus principios y postulados. Hoy más que nunca podemos decir que cuando afirmamos que hemos reemprendido real y verdaderamente El Camino De Nuestros Libertadores, lema que identifica a esta Comunidad, no estábamos haciendo una retórica y vana declaración. Ahora bien, tan trascendente lema exige que lo llenemos cada día de más y más contenido histórico, político, económico y social.
Por eso hoy ratificamos la denuncia y la condena del vergonzoso bloqueo imperial a la Cuba martiana y revolucionaria; la continua colonización y, ahora, la militarización progresiva de las Islas Malvinas, ambos hechos son violatorios de todas las resoluciones que ha emitido ONU para salvaguardar los derechos de los Pueblos cubano y argentino, pero sin voluntad alguna de parte de este organismo supranacional para hacerlas cumplir. La justicia está incontestablemente del lado de Cuba y de la Argentina. Si somos una Nación de Repúblicas, nuestra soberanía es la de toda la Patria Grande, y debemos hacerla respetar.
Cuando resuena el fúnebre sonido de los tambores de la guerra en el mundo, cuánto valor tiene que los Estados de América Latina y el Caribe estemos creando una zona de paz donde se respete celosamente el derecho internacional y se reivindique la solución política y negociada de los conflictos. Tenemos el deber de anteponer a la lógica de la guerra una cultura de la paz, sustentada en la justicia y en la igualdad.
La CELAC es el proyecto de unión política, económica, cultural y social más importante de nuestra historia contemporánea. Tenemos todo el derecho de sentirnos orgullosos: la Nación de Repúblicas, como la llamaba el Libertador Simón Bolívar, ha comenzado a perfilarse como una hermosa y feliz realidad.
Cómo no recordar, otra vez, la voz de Neruda cuando nos dice desde su memorable poema Alturas de Machu Picchu: Sube a nacer conmigo, hermano. Subamos, hermanas y hermanos, porque ha llegado la hora de nacer de nuevo, con toda la memoria y todo el porvenir iluminando el presente.
Los sagrados propósitos, las relaciones fraternas, y los intereses comunes que unen entre sí a las Repúblicas de Nuestra América Latino Caribeña, tienen en la CELAC una base fundamental no sólo para garantizar la estabilidad de los Gobiernos que nuestros Pueblos se han dado, sino la soberanía y, digámoslo con Jorge Luis Borges, la perpetuidad de cada una de nuestras Patrias.
Largo y difícil ha sido nuestro común transitar desde que nos enfrentamos al imperio español en el siglo XIX. Y la lucha por la Independencia, la lucha que hoy continúa, estuvo ligada indisolublemente ligada, en el pensamiento y la acción de nuestros Libertadores y Libertadoras, a la lucha por la unidad; por la construcción de la Patria Grande sobre los más sólidos cimientos. Recordemos a Bolívar: Una sola debe ser la patria de todos los americanos, ya que en todo hemos tenido una perfecta unidad. Pero las oligarquías le cerraron el paso al proyecto histórico unitario, y el costo todavía lo estamos pagando. Tiene razón el escritor argentino Norberto Galasso: Lo que pudo ser la victoria de la Patria Grande se convirtió en las veinte derrotas de las patrias chicas. Esta historia no debe repetirse. Pongo toda mi convicción al reiterar unas palabras que dije en Caracas el histórico 2 de diciembre de 2011 al nacer la CELAC: ¡O somos una Patria, o no seremos Patria! ¡O hacemos la única Patria Grande, o no habrá Patria para nadie en estas tierras!
Cómo no reconocernos en estas palabras que el Libertador Bernardo O'Higgins, el gran discípulo del inmenso Francisco de Miranda, le escribiera a Bolívar en 1818: La causa que defiende Chile es la misma en que se hallan comprometidos Buenos Aires, la Nueva Granada, México y Venezuela, o, mejor diríamos, es la de todo el continente de Colombia.
Todo cuanto hagamos por la unidad no sólo estará justificado por la historia sino que además se convertirá en el más luminoso legado que podamos dejarles a las nuevas generaciones. Igualmente, estaremos honrando activamente la memoria de nuestros Libertadores y Libertadoras. En la CELAC, como quería Bolívar, hemos vuelto a ser una sola Patria.
Quiero evocar con ustedes unas palabras del sabio Andrés Bello, tan entrañablemente chileno como venezolano, quien no sólo fue el pionero del Derecho Internacional en Nuestra América, sino, también, el primer jurista en el mundo en darle cuerpo doctrinal a los organismos multilaterales de integración y unidad. Desde el siglo XIX, este gran forjador de nuestra Independencia intelectual nos sigue marcando el camino: La tendencia del siglo que vivimos es a multiplicar los puntos de contacto entre los pueblos, a unirlos, a fraternizarlos, a hacer de todo el género humano una sola familia. Resistir esa tendencia es descender en la escala de la civilización. Mi convicción es que la tendencia del siglo XXI debe ser la misma que la enunciada, con tanta lucidez, por Bello.
La gran política tiene en la CELAC un sólido espacio para su realización. Se ha puesto elocuentemente de manifiesto que Nuestra América Latino Caribeña es capaz de verse y pensarse a sí misma y al mundo con plena autonomía, y de actuar conjuntamente.
La gran política supone un aprendizaje permanente: es aprender a convivir con nuestras diferencias, aceptarlas y procesarlas, buscando siempre la mejor manera de complementarnos. La gran política impide que la intriga nos divida. No olvidemos aquella dolorosa advertencia de Bolívar: Más hace un intrigante en un día que cien hombres de bien en un mes.
Pero estoy persuadido de que, en esta hora estelar de nuestra historia, fracasarán quienes intenten desviarnos; que prevalecerá, lo digo con Bolívar, el bien inestimable de la unión; que el monroísmo desaparecerá definitivamente como instrumento de opresión, dominación y desunión en este lado del mundo.
Estas iluminadoras palabras, en una línea claramente bolivariana, del gran pensador argentino Jorge Abelardo Ramos en su Historia de la Nación Latinoamericana (1968), deben llamarnos a la reflexión: El subdesarrollo como dicen ahora los técnicos o científicos sociales, no posee un carácter puramente económico o productivo. Reviste un sentido intensamente histórico. Es el fruto de la fragmentación latinoamericana. Lo que ocurre, en síntesis, es que existe una cuestión nacional sin resolver. América Latina no se encuentra dividida porque es "subdesarrollada" sino que es "subdesarrollada" porque está dividida. El subdesarrollo es hijo de la división, y, por eso mismo, es decisivo resolver la cuestión nacional nuestroamericana en los próximos años. Hoy contamos con todas las condiciones objetivas y subjetivas para hacerlo.

Queridos hermanos y hermanas:

Me voy a detener brevemente en algunos puntos de la agenda de la CELAC. Dejo otros por fuera para no alargar más este mensaje.
Pienso que es del todo decisivo darle el más riguroso cumplimiento a dos grandes compromisos sociales, incluidos dentro del Plan de Acción de Caracas, para que la CELAC tenga valor de existencia para nuestros Pueblos: hablo del desarrollo del Programa Latinoamericano y Caribeño de Alfabetización y del Programa Latinoamericano y Caribeño de Erradicación del Hambre.
La única respuesta a la crisis que han encontrado los países del Primer Mundo ha sido el recorte del gasto social y de la inversión pública. Desde la CELAC, nosotros podemos sostener el crecimiento económico con una fuerte inversión social, acordando una agenda común para la igualdad y para el reconocimiento al derecho universal que tiene cada uno de nuestros ciudadanos, sin exclusión, a recibir salud y educación gratuitas.
Igualmente, urge consensuar acuerdos que nos permitan crear y llevar adelante una agenda energética común. Contamos con una fortaleza, de entrada, para enfrentar el panorama extremo de un mundo donde las fuentes energéticas tienen sus días contados. Ingentes son los recursos de la región: sólo tenemos que crear políticas adecuadas que estén a la altura de los dones que la naturaleza nos ha prodigado. Allí está la experiencia exitosa de PETROCARIBE para demostrar que sí es posible construir una alianza energética con base en la reciprocidad.
Quiero parafrasear a Bolívar: lo que hemos hecho es apenas un preludio de la gran tarea a cumplir para consolidar a nuestra CELAC. Nunca antes habíamos contado con un escenario tan apropiado. Multipliquemos los efectos sensibles y los esfuerzos bien dirigidos, lo digo con Bolívar, para convertir a la CELAC en centro de irradiación del nuevo sistema de unión de los países de América Latina y el Caribe.

Queridos Jefes de Estado y de Gobierno:

Nos hemos comprometido en darle todo el apoyo a Cuba que ocupa, a partir de esta Cumbre de Santiago, la Presidencia Pro Témpore de nuestra Comunidad. Es un acto de justicia luego de más 50 años de resistencia al criminal bloqueo imperial. América Latina y el Caribe le están diciendo a Estados Unidos con una sola voz que todos los intentos por aislar a Cuba han fracasado y fracasarán.
Quiso el azar, y así quedara en la historia, que precisamente el día de hoy, en que Cuba asume la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, se conmemoren 160 años del nacimiento del apóstol de la independencia Cubana, y uno de los más grandes bolivarianos de todos los tiempos: José Martí.
Sus proféticas palabras aun resuenan: "pueblo y no pueblos, decimos de intento, por no parecernos que hay más que uno del bravo a la Patagonia. Una ha de ser, pues que lo es. América, aun cuando no quisiera serlo; y los hermanos que pelean, juntos al cabo de una colosal nación espiritual, se amarán luego."
Ha llegado el tiempo de ese amor de Martí, de ese amor de Bolívar, el amor nuestroamericano.
Por eso, desde mi corazón bolivariano, hago votos por el rotundo éxito de esta Cumbre de la CELAC. Aquí en La Habana estaré pendiente de su desarrollo. Con toda la luz de la Patria Grande que irradia hoy con más fuerza en Santiago de Chile, vaya un infinito y fraterno abrazo para todas y todos.

Hugo Chávez Frías
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Hasta la Victoria Siempre
Que Viva la Unión de Nuestros Pueblos
Que Viva la CELAC

Mensaje del presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz, a la I Cumbre de la CELAC

Excelentísimo Señor Sebastián Piñera, Presidente de la República de Chile:
Estimados Presidentes, Primeros Ministros y Jefes de Delegaciones:
Pueblo hermano de Chile:

Sea mi primer pensamiento para honrar la memoria de Salvador Allende, insigne latinoamericano y patriota que entregó su vida por la independencia de su nación y la justicia social. Pensamos como él, cuando dijo: "la historia es nuestra y la hacen los pueblos".
La existencia de la CELAC nos permitió encarar los desafíos del 2012 con más conciencia de quiénes somos y hacia dónde nos dirigimos, en medio de circunstancias convulsas y complejas.

raul-castro-asume-cuba-presidencia-de-celac-en-chile-enero-de-2013-580x384


Vamos construyendo, en la dura realidad, trabajosamente, el ideal de una América Latina y Caribe diversa, pero unida en un espacio común de independencia política, de control soberano sobre nuestros enormes recursos naturales para avanzar hacia el desarrollo sostenible, la integración regional y el enriquecimiento de nuestra cultura.
Los obstáculos no han sido ni serán menores. Las amenazas a la paz son crecientes y la injerencia en los asuntos de nuestra región continúa. Las trasnacionales, fundamentalmente norteamericanas, no renunciarán al control de los recursos energéticos, hídricos y minerales estratégicos en vías de agotamiento. La concepción estratégica de la OTAN es cada vez más agresiva y se orienta claramente en ese sentido. A dos décadas del fin de la Guerra Fría, crecen los enormes arsenales nucleares y convencionales que, como ha dicho Fidel, no podrán matar el hambre ni la pobreza.
El orden económico internacional es injusto y excluyente, atrapado en una crisis global a la que, por ahora, no se vislumbra solución. El cambio climático avanza inexorablemente ante la falta de voluntad política de los gobiernos de los países desarrollados.
Sin nuestra unidad, nada sería posible y todo lo logrado se perdería. En la llamada Cumbre de las Américas de Cartagena, Nuestra América dio un paso decisivo, asentada en el sólido cimiento de Mar del Plata, donde en el 2005, fue derrotada el ALCA. Disipados los cantos de sirenas de Estados Unidos en la Cumbre del 2009, en Trinidad Tobago, América Latina y el Caribe brillaron por su solidez e independencia cuando reclamaron que las Malvinas son argentinas y que el bloqueo y la exclusión de Cuba deben cesar, acontecimiento que el pueblo cubano guardará siempre, con profunda gratitud, en su memoria.
El ejercicio de la autodeterminación y la soberanía de los pueblos y la igualdad soberana de los Estados son principios irrenunciables de la CELAC, establecidos en la Declaración de Caracas.
Sabemos que entre nosotros hay pensamientos distintos e, incluso, diferencias, pero la CELAC ha surgido sobre el acervo de doscientos años de lucha por la independencia y se basa en una profunda comunidad de objetivos. No es la CELAC, por tanto, una sucesión de meras reuniones ni coincidencias pragmáticas, sino una visión común de la Patria Grande latinoamericana y caribeña que solo se debe a sus pueblos.
Los incuestionables triunfos obtenidos por las fuerzas patrióticas en las elecciones presidenciales y regionales celebradas en Venezuela y las movilizaciones recientes demuestran el extraordinario liderazgo del presidente Hugo Chávez Frías, y el enorme respaldo popular al proceso venezolano. Junto al dolor y la preocupación por la salud del Jefe de la Revolución Bolivariana, ese hermano pueblo está dando, junto a los dirigentes chavistas un destacado ejemplo de lealtad, convicción y unidad para profundizar sus irreversibles conquistas.
El gobierno bolivariano está enfrentando una permanente campaña de intriga y descrédito por parte del imperio y de la oligarquía golpista; pero ha continuado su obra, consagrado a la defensa de los legítimos intereses de los trabajadores y de todos los venezolanos patriotas, de la Constitución y de su democracia revolucionaria.
Desde aquí le reiteramos a Chávez nuestro afecto, respeto y admiración, al igual que a su valiente pueblo que lucha por la mayor suma de estabilidad política, de seguridad social y la mayor suma de felicidad, como lo soñó el Libertador Simón Bolívar.
Compartimos y apoyamos la resolución y oportunidad con que UNASUR ha actuado frente al golpe parlamentario en Paraguay. En una región que ha sufrido décadas de dictaduras sangrientas, impuestas y sostenidas por los Estados Unidos, no puede permitirse impunidad a los sectores violentos y golpistas.
Nuestra Comunidad estará incompleta mientras falte en ella el escaño de Puerto Rico, nación hermana genuinamente latinoamericana y caribeña que padece una situación colonial.
No podemos olvidar que cerca de 170 millones de latinoamericanos y caribeños viven en la pobreza, de ellos 75 millones de niños, 66 millones de personas en la región están en pobreza extrema, de los cuales 34 millones son menores. ¿Qué puede significar para ellos la CELAC?
Es cierto que hemos avanzado en el desarrollo de programas económicos y de desarrollo social al interior de varios países, como Brasil. La experiencia del ALBA y PETROCARIBE en la cooperación solidaria y en la complementariedad entre nuestras naciones, es considerable.
La CELAC está en condiciones de trazar su propio concepto de cooperación, adaptado a nuestras realidades y a las mejores experiencias de la última década.
Pese a lo avanzado, podríamos hacer más en apoyo a Haití, cuyo gobierno necesita recursos para la reconstrucción y el desarrollo. Es posible hacerlo entre todos, bajo las decisiones del gobierno haitiano.
Estamos obligados a alcanzar progresos considerables en la educación como base del desarrollo económico y social. Nada de lo que nos proponemos, desde la disminución de la inequidad hasta la reducción de la brecha tecnológica y digital, sería posible sin ello. La eliminación del analfabetismo, como meta primaria, es totalmente alcanzable. Con políticas adecuadas y cooperación regional, para proveer un mínimo de recursos a los más necesitados, podríamos dar un salto en pocos años.
Debemos ser capaces de promover una arquitectura regional propia, adecuada a las particularidades y necesidades de la América Latina y el Caribe.
Podemos también conjugar nuestros esfuerzos contra la drogadicción, como se ha planteado en estos dos últimos días de la reunión, y el tráfico ilícito de estupefacientes.
Ayer se habló aquí de que había drogas en todos los países del continente, quiero aclarar que en Cuba no hay drogas, intentaron introducirla, existen más de 250 detenidos(*) extranjeros de diferentes países del continente por intentar introducir drogas. Solo un poquito de marihuana que se cultiva hasta en una maceta en cualquier balcón de cualquier ciudad de Cuba; pero drogas no hay ni habrá.
Solo quiero expresar -fuera de texto- sobre este tema, que se pueden tomar medidas.
Como se sabe, Cuba no es un país atractivo para la droga, para los traficantes; pero cuando empezó a incrementarse el turismo, y el propio año pasado ya nos aproximamos a los 3 millones de visitantes extranjeros, sí se convirtió en un objetivo de los traficantes. Además, empezaban a arribar por las costas, sobre todo por la costa norte, los paquetes de diferentes tamaños o peso, de kilogramos de cocaína que arrojaban los traficantes cuando eran presionados y perseguidos por los norteamericanos, se arrimaban a nuestras costas, eran perseguidos por nosotros y los arrojaban al mar, y las diferentes corrientes, sobre todo la del nordeste, los depositaban por las playas; en menor cuantía también por el sur. Empezó a adquirir fuerza el consumo y hasta hubo ciudadanos de algunos países de América Latina que empezaban a entregar gratuitamente dosis individuales, regaladas.
Personalmente, tuve una reunión con todos los organismos que tienen que ver con este problema y tomamos una decisión: "Vamos a combatir la droga, que nos está empezando a amenazar, a sangre y fuego." Se coordinaron todos los factores en estos aspectos, utilizamos nuestras organizaciones de masa, vinculadas estrechamente con el pueblo, con nuestro Partido gobernante y con el gobierno, dígase Central de Trabajadores de Cuba, Asociación Nacional de Campesinos, Federación de Mujeres Cubanas, Comités de Defensa de la Revolución, y se apeló a las familias, que hacía falta la colaboración de todo el país para ubicar y proceder legalmente contra los que empezaban a tratar de introducir en nuestra juventud desde marihuana hasta algunas dosis de cocaína, como dijimos.
Fueron arrestados. Si queremos vencer, estos son tipos de problemas que hay que enfrentarlos cuando son pequeños o, mejor, cuando son nonatos. Es el mejor momento, si dejamos que cojan fuerza -decíamos y razonábamos-, ahí tienen el ejemplo de varios países hermanos del continente, y, por lo tanto, esta batalla tiene que ser a sangre y fuego.
Nuestras leyes permiten la pena de muerte, está suspendida, pero está de reserva, porque una vez la suspendimos y lo único que hicimos con ello fue estimular las agresiones y los sabotajes contra nuestro país a lo largo de estos 50 años, como todos ustedes conocen.
Les razonaba a mis compañeros: ahí está el caso de México. A México lo amamos profundamente, decimos: México es México, su historia, su vinculación con nosotros. Allí recibimos asilo generoso durante 1955 y 1956; de allí salió nuestra expedición, cierto es que violando algunas leyes mexicanas, pero no violamos nunca la amistad con México, y ellos ejercieron su derecho y arrestaron a todos los compañeros, incluyendo a Fidel. Yo fui uno de los pocos que pude escaparme, y bajo la natural presión que sentíamos ya próximos a salir para Cuba, salimos en medio de una pequeña tormenta, de un poderoso norte que estuvo a punto de hacernos naufragar y conducirnos a la muerte a los 82 expedicionarios que ahí veníamos. Solo hubo un día de mar tranquilo por el sur de las islas de Gran Caimán. Tal era la tormenta que un marinero experimentado que trataba, desde la proa, esa noche tormentosa del desembarco, de ver si veía el faro de Cabo Cruz al suroeste de Cuba, una ola se lo llevó; perdimos casi una hora en su recuperación, hasta que nos lanzamos a la costa y desembarcamos en un pantano horroroso, y antes de salir de él ya estaba encima de nosotros la aviación del dictador Batista.
Yo les razonaba a los compañeros: me rompo la cabeza pensando qué solución puede tener lo de México, que no es casual que sea México, no porque los mexicanos propicien esa situación, sino ya lo dijo un expresidente mexicano en el siglo pasado: "¡Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos!" Es ahí donde está el problema, el problema fundamental, para donde se mandan las drogas, que nunca he leído en la prensa de una gran operación en Estados Unidos contra los traficantes, nunca he leído eso; solo películas de pequeñas bandas de traficantes. Y por el mismo lugar por donde entran las drogas, pasa el armamento para la venta, ese es el problema.
Yo hablé este tema con el presidente Calderón en la reunión de Sauipe, en Brasil, en el año 2008, donde ya se estaba gestando, esta organización magnífica que en estos días celebra su primera reunión, además de la reunión fundacional en Venezuela, y hablé profundamente de estos temas con el presidente Calderón, y hemos seguido, seguimos preocupados. Pero ese problema avanza como una marea terrible hacia el sur: problemas en Guatemala, problemas en los demás países de Centroamérica. Y solo puedo dar una opinión a los países a los que todavía no les ha llegado esa marea nefasta y trágica, porque es verdaderamente trágica, donde los drogadictos, como ustedes conocen, son capaces de matar hasta a un familiar para obtener dinero para comprar droga. Por eso nuestra población apoyó esa medida y nos resultó fácil capturar a cerca de 5 000, juzgados con todo lo que permitían las sanciones del Código Penal, y nos equivocamos en muy pocos casos, que fueron resueltos inmediatamente.
¿Por qué?, por la colaboración de la población, que era la más interesada en que ese problema no se extendiera. Y estos problemas -es la moraleja que podemos sacar de ello, y la sugerimos a los países que todavía no son víctimas de este flagelo- son de los tipos de problemas que hay que enfrentar cuando están naciendo y mejor, como les decía, cuando son nonatos. Por eso, en Cuba no hay drogas ni las habrá.
Perdonen este paréntesis que abrí sobre este tema.
Como ustedes ven, yo también improviso discursos hasta de dos y tres horas, pero no quiero hacer eso, lo hacía antes cuando era joven, pero prefiero ya, a esta altura, leer mis intervenciones. No critico que los demás los improvisen, el primer improvisador es mi Jefe, Fidel Castro, y el que pronuncia los discursos más largos en la ONU, tiene un récord que ni Chávez se lo ganó (Risas).
No podríamos renunciar a la protección de nuestros inmigrantes, víctimas del orden actual de la xenofobia, y de la discriminación que proliferan en el mundo industrializado.
Tenemos también la posibilidad real de constituirnos, sobre bases apropiadas y concretas, en una zona de paz, en la que complementemos nuestro tradicional rechazo a las armas nucleares de exterminio en masa y a las cada vez más avanzadas y letales que se desarrollan hoy, con la expresa y firme voluntad de resolver todas nuestras diferencias por la vía pacífica, de la negociación y el diálogo.
Concluyo con un emocionado homenaje a José Martí, hoy -como decía el compañero Maduro-, en el 160 aniversario de su natalicio. De su pensamiento aprendimos que, en tiempos difíciles como estos, "¡los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado como la plata en las raíces de los Andes".

Muchas gracias (Aplausos).

(*) De la cifra mencionada, 114 permanecen actualmente en privación de libertad

Comuna de París

MORIR EN PARIS por Fernando Abel Maurente

MORIR EN PARIS

LOS “VAGOS PROLETARIOS” SE HACEN DUEÑOS DE LA HISTORIA –Parte III-

Por Fernando Abel Maurente

http://www.cadenamarianomoreno.com.ar/?p=50194

“La columna de prisioneros se detuvo en la avenida Uhrich y fue formada, de a cuatro o cinco en fondo, en la acera, dando vista a la calle. El general marqués de Gallifet y su Estado Mayor bajaron de los caballos y empezaron a pasar revista de izquierda a derecha. El general andaba lentamente, observando las filas: de vez en cuando, se detenía y tocaba a un prisionero en el hombro o le llamaba con un movimiento de cabeza si estaba en las filas de atrás. En la mayoría de los casos, los seleccionados por este procedimiento, sin más trámites, eran colocados en medio de la calle, donde formaron fila enseguida una pequeña columna aparte…La posibilidad de error era, evidentemente considerable. Un oficial montado señaló al general Gallifet un hombre y una mujer, como culpables de algún crimen. La mujer salió corriendo de la fila, se puso de rodillas, y, con los brazos abiertos, protestó de su inocencia en términos de gran emoción. El general aguardó unos instantes y luego con el rostro impasible, y sin moverse, dijo: “Madame conozco todos los teatros de París: no se moleste usted en hacer comedias”. Aquel día era poco conveniente para nadie ser ostensiblemente más alto, más sucio, más limpio, más viejo o más feo que sus vecinos. Un hombre con la nariz partida llamó mi atención, y en seguida comprendí que debía aeste detalle el verse liberado acelaradamente de nuestro valle de lágrimas…De este modo fueron seleccionados más de cien, se destacó un pelotón de ejecución y la columna siguió su marcha dejándoles atrás. A los pocos minutos comenzó a nuestra espalda un fuergo intermitente que duró más de un cuarto de hora. Estaban ejecutando a aquellos desgraciados, condenados, tan sumariamente…” París, Junio 8. 1871. Corresponsal del “Daily News”

Cuesta seguir luego de estas líneas.

París, primavera de 1871.

DE “LA ERA DEL PERONISMO” A LA COMUNA DE PARIS

El reinado de Napoleón III significó un gran impulso para el capitalismo francés. Aunque por vez primera, en la Historia de Francia, un gobernante sancionaba una legislación que legalizaba la actividad sindical , el derecho de huelga y ejercía su poder elevándose como árbitro por encima de las clases en pugna. El título que Abelardo Ramos dio inicialmente a su libro sobre el peronismo “La era del bonapartismo” tiene aquí su explicación.

El imponente desarrollo industrial francés pronto colisionó con el desbordante capitalismo alemán. Ambas potencias capitalistas no les quedaba otra que dirimir en el plano de la guerra la competencia comercial. En 1870 la Prusia de Guillermo 1ro. y su canciller Bismark, aprovecharon la eventualidad de que un rey germano asumiera el reino de España (lo que dejaba a Francia rodeada) para declararle la guerra a Francia.

Los franceses fueron arrollados por el Ejército alemán que quedó en las puertas de París.

Ante la capitulación de las clases hegemónicas francesas luego del desastre de Sedam, el proletariado decidió defender la Nación. Las movilizaciones populares que se negaban a admitir la derrota, llevó a la burguesía y a los terratenientes franceses a firmar un armisticio con los prusianos y trasladarse a Versalles por temor al clamor popular que iba in crescendo.

Este movimiento no llegó con fuerza al interior de las provincias francesas. Este aislamiento provocó la derrota en las urnas del movimiento comunero. Las elecciones de febrero de 1871 fueron un reflejo de esa desconexión y los sectores conservadores obtuvieron mayoría en la Asamblea. Thiers un exponente de la política conservadora fue designado como nuevo Jefe de Gobierno.

La burguesía nacional francesa representada por Thiers pacta con Bismark la devolución de prisioneros (oficiales, suboficiales y soldados) para recomponer el ejército francés con el objetivo de encarar la represión contra el proletariado y el pueblo parisino en resistencia. El acuerdo Thiers-Bismark no representaba otra cosa que la alianza entre ambas burguesías para destruir al enemigo común: el proletariado en armas.

La falta de comunicación de los resistentes parisinos con las provincias termina aislando a la Comuna. En marzo de 1871 se realizan elecciones libres en la ciudad y se proclama la Comuna de París. La invitación al interior de Francia para participar de la elección no llega. Por vez primera en la Historia son electos diputados representantes del anarquismo, el blanquismo, proudonianos y socialistas de la 1ra.Internacional. En un principio la Comuna recibió el apoyo de la burguesía parisina. Así, el parlamento tuvo algunos representantes de los barrios más acomodados. Estos ante el tenor que fueron tomando los acontecimientos defeccionaron y huyeron de París.

La burocracia estatal heredada de la época bonapartista, el cerco militar sobre París y la destrucción del aparato industrial francés a raíz de la guerra con los prusianos, conspiraron, entre otros factores, contra la experiencia de la Comuna. Tema recurrente el de la burocracia estatal heredada del régimen anterior. La experiencia bolchevique y de todos los procesos revolucionarios semicoloniales, se encontraron con el obstáculo del aparato del estado que sobrevivió mimetizándose en los pliegues de la Revolución. De no haber sido derrotada militarmente la Comuna, es probable que hubiese tenido que enfrentar, como la experiencia de 1917, la herencia de un sistema burocrático que se acopló al naciente stalinismo con la muerte de miles de cuadros del partido socialdemócrata ruso en la guerra civil impulsada por la coalición imperialista que cercó a la revolución de Octubre de la misma manera que Inglaterra cercó y asfixió con las coaliciones a la Francia napoleónica.

LA PRIMAVERA DEL PROLETARIADO

Los meses de marzo, abril y mayo pusieron a prueba al proletariado que condujo a los demás sectores populares parisinos. Fue la clase obrera la que orientó y puso en marcha a ese improvisado Frente Nacional Revolucionario que coincidió con la primavera de París. El perfume de las flores de los jardines exuberantes de la gran ciudad, la brisa fresca del Sena, el cielo despejado contrastaban con el clima febril de un pueblo en guerra.

Fueron éstos, los principales acontecimientos que imprimieron una impronta que se inscriben en las páginas de gloria del proletariado revolucionario mundial. Ningún trabajador argentino que decida superar la concepción nacional burguesa de la política y entrar en la praxis de la construcción de su partido de clase con el objetivo de conducir el Movimiento Nacional podrá pasar por alto esta experiencia de la Comuna parisina. Fueron días tan ricos en la primera experiencia de los trabajadores construyendo un Estado libre de opresores que su estudio es inexcusable.

1871, Enero 26, Adolfo Thiers firma el armisticio en el Palacio de Versalles con Otto von Bismark, reprsentante del emperador de Alemania. Cuáles fueron las condiciones del armisticio? Un rescate de 200 millones de francos, el ingreso de las tropas prusianas en París y la rendición de las plazas fortificadas.

El hecho de que más de 200.000 ciudadanos parisinos estuviesen armados e instruidos en la Guardia Nacional (que en tiempos de paz se dedicaba al mantenimiento del orden público) estimuló la idea de pasar a la acción y defender con las armas a París frente al enemigo alemán y a la claudicación de las clases hegemónicas francesas.

1871, Febrero 8. Elecciones legislativas. Louis Blanc, Víctor Hugo, León Gambetta y Giuseppe Garibaldi el republicanismo radicalizado parisino ingresa a la Asamblea Nacional. El gobierno de Defensa Nacional que acompañó a Napoleón III es sustituido por una mayoría monárquica (legitimistas y orleanistas), republicanos conservadores, todos claudicantes ante el ejercito prusiano y genuflexos en la derrota, representaban al poder terrateniente y a la gran burguesía industrial que se arrodillaba ante la extranjería, ahora dueños de la Asamblea. Por el Pacto de Burdeos, Thiers aseguraba a la Asamblea que su gobierno iba a dedicarse a levantar el país poniendo en ejecución teniendo el apoyo de monárquicos, bonapartistas y empresarios “nacionales”

1871, Febrero, 2000 delegados de la Federación de los Batallones de la Guardia Nacional designan un COMITÉ CENTRAL que aprueba no dejarse desarmar por el ejército invasor. Los prusianos entraron simbólicamente en París, el 1ro.de Marzo. El 28 de Febrero, o sea un día antes el COMITÉ llena de afiches la ciudad de París recomendando a los parisinos no salir de sus casas. El Ejercito Prusiano desfila ante una ciudad fantasma. La artillería es ocultada por la Guardia Nacional en las colinas de Montmartre y Belleville.

1871, Marzo 3. es designado un Comité Ejecutivo provisional por una asamblea de delegados de la Guardia Nacional. Thiers, ante lo que fue interpretado como una provocación, designa jefe de la Guardia Nacional al general monárquico Louis d´Aurelle de Paladines que fue rechazado por el Comité Central.

1871, Marzo 10, la Asamblea Legislativa y el gobierno se trasladan de Bourdeos a Versalles. Aunque Thiers decidió resistir en París.

Thiers no hace otra cosa que lo que se esperaba que hiciera. Toma como todo liberal una serie de medidas impopulares cuando se hace cargo del gobierno.

1871, Marzo 10: suprime la moratoria sobre letras de pago, alquilers y deudas. Manda a la quiebra a pequeños talleres y tiendas que dejan 300.000 obreros en la calle. Suprime el salario de los guardias nacionales. De la mano del General Vinoy se impide la salida de seis periódicos republicanos y condena a muerte a Gustave Flourens y Augusto Blanqui por su participación en la revuelta de Octubre de 1870.

Los grupos radicalizados no impusieron administrativamente la Comuna, fue un proceso en el cual fueron ganando autoridad con posiciones irreconciliables con la defección de la dirigencia burguesa que se entregaba al enemigo alemán. El gobierno estaba preocupado por las posiciones cada vez más radicalizadas del Comité Central de la Guardia Nacional. Pero más le preocupaba los 400 cañones y ametralladoras con que contaban los trabajadores.

1871, Marzo 18. Con las primeras luces del día, Adolfo Thiers ordena recuperar los cañones almacenados en Montmartre, Belleville y el Parque des Buttes-Chaumont. Las mujeres, como siempre en la Historia, cumplieron un rol revolucionario poniéndose a la cabeza y enfrentando a los soldados de Thiers al mando del general Claude Martín Lecomte, quienes terminaron abrazándose a la población parisina. Ante la situación, el general Leconte ordenó desencajado disparar contra la muchedumbre desarmada. Un alud de brazos lo bajaron de su caballo y junto al general Clement Thomas fueron fusilados sin misericordia.

Ante la complicada situación con las milicias en rebelión, Thiers se puso a la cabeza…de los que huían. El jefe del ejecutivo ordenó la evacuación inmediata de París y se llevó consigo a las tropas regulares que aún le respondían, dejó a las Ministerios y reparticiones públicas sin personal, llevándose a todos los empleados públicos. 100.000 parisinos acompañaron a Thiers en su retirada estratégica. Los barrios residenciales quedaron semi despoblados- Todos, rumbo a Versalles

1871, Marzo 26. Tienen lugar elecciones en la Comuna de París para designar a los nuevos parlamentarios en reemplazo de aquellos que desaparecieron con “el éxodo” parisino.92 fueron los ciudadanos que fueron elegidos democráticamente para ocupar los escaños del Consejo Comunal: obreros, artesanos , pequeños comerciantes, profesionales y periodistas accedieron por vez primera a la administración del estado. Las corrientes políticas republicanas estaban representadas en el Consejo Comunal

1871, Abril 2, comenzó el asalto a París. A partir de ese momento el bombardeo fue incesante. Un dato: las mujeres a pesar de haber tenido una participación determinante en la jornada del 18 de Marzo y de servir en la Guardia Nacional hasta integrar un batallón femenino no tuvieron el derecho a voto. Este fue uno de los cuestiones pendientes que tuvo la rebelión comunera. Los exiliados extranjeros rápidamente se incorporaron a la defensa de la ciudad, que quedó prácticamente aislada del exterior.

EL COMIENZO DEL FIN

1871, Mayo 21. Las tropas de Versalles logran abrir una brecha en la parte occidental de París, en los barrios de los vecinos más acaudalados que recibieron con beneplácito la recuperación a manos del Ejército regular.

La falta de una planificación global en la defensa de la ciudad conspiró contra la resistencia del proletariado en armas. Los anchos boulevares que reemplazaron a las tortuosas callejuelas de la rebelión de 1848,permitieron un rápido desplazamiento de las unidades de la moderna artillería y la caballería del ejercito sitiador

Ocho días de encarnizada lucha casa por casa y calle por calle transformaron a París en un verdadero infierno donde las ejecuciones sumarias fueron la moneda común. Miles de obreros fueron vilmente asesinados por las tropas de la burguesía. El 28 Mayo, a las cuatro de la tarde cayó la última barricada en poder de la Guardia Nacional en la Rue Ramponie de Belleville

«A los habitantes de París. El ejército francés ha venido a salvaros. ¡París está liberada! A las cuatro en punto nuestros soldados tomaron la última posición insurgente. Hoy se ha acabado la lucha. El orden, el trabajo y la seguridad volverán a nacer». Fue la proclama del mariscal Mac Mahom. El drama había terminado, comenzaba otro. El más cruel.

Durante días y noches fantasmagóricas columnas de hombres, mujeres y niños fueron escoltados por la atenta mirada de oficiales del ejercito burgués. Barrios enteros y baldíos fueron la morada de los instantes previos a las ejecuciones colectivas. La sangre corrió generosa y los helados sonidos de las armas transformaron a París en un angustioso infierno. La burguesía hacía tronar su escarmiento. El proletariado pagaba con miles de sus hijos el atrevimiento de haber sido libre, más no sea que por noventa días luego de miles de años de explotación y sometimiento. A los carniceros de Versalles les cupo el alto honor de haber inaugurado en la Historia de la Humanidad los campos de concentración. Algunas estimaciones nos dicen que fueron más de 50.000 los hombres y mujeres s que fueron ejecutados. Nunca podrá saberse a ciencia cierta.

Los organismos que se dio la clase obrera y el pueblo de París fueron: El Consejo de la Comuna con poderes legislativos , que estaba coordinado por una Comisión Ejecutiva con poderes ejecutivos. Los ministerios fueron reemplazados por Comisiones que respondían al Consejo fuente de la soberanía popular. Estas fueron las medidas que se tomaron en el medio del combate en defensa de París. Un programa de gobierno que se ejecutó pulcramente y que sirvió como programa para miles de organizaciones revolucionarias.

El programa de acción de los comuneros tuvo por finalidad morigerar la pobreza generalizada provocada por el año de guerra con Prusia. “La Semana Sangrienta” (21 al 28 de mayo). Luego de la experiencia de la Comuna, la ciudad de París estuvo sometida a la ley marcial durante cinco años.

Se reorganiza la Justicia que pasó a ser gratuita.

Los jueces eran elegidos por votación

Se disuelve el Ejército profesional regular de carácter aristocrático y se lo sustituye por la Guardia Nacional Democrática, el Pueblo en Armas. La Guardia Nacional era una milicia integrada por 200.000 ciudadanos parisinos que contaba con 254 batallones. Los batallones designaban a sus propios oficiales

Se respetó la propiedad privada y solo se expropiaron los bienes y fábricas que la burguesía abandonó para ponerse a las órdenes del ejército sitiador.

Se crea un correo y un sistema sanitario gratuito.

Los pequeños industriales fueron respetados y tuvieron que adaptarse a un marco regulatorio que favorecía a los trabajadores. En ese sentido se ampliaron y garantizaron las relaciones laborales.

Se procedió a la congelación de los alquileres.

Los miembros del gobierno no podían ganar más que lo que percibía un trabajador medio. Y eran sancionados aquellos funcionarios que se extralimitaban en sus cargos.

La Educación pasó a ser laica, gratuita y obligatoria. Y los programas de estudio fueron elaborados por los propios profesores. Se creo una Formación Profesional donde los obreros daban gratis las prácticas a los alumnos. Fueron creadas guarderías para cuidar a los niños de los trabajadores y trabajadoras. La Asociación Republicana de Escuelas fue fundada con el objetivo de crear Universidades.

La cultura y el arte florecieron en estos noventa días decenas de Asociaciones nuclearon a artistas y escritores.

La libertad de prensa fue libre como nunca antes, se garantizó la libertad de reunión y asociación

Se dispuso la abolición del trabajo nocturno en los cientos de panaderías de París;

Se abolió la guillotina

Se estableció la concesión de pensiones para las viudas de los miembros de la Guardia Nacional muertos en servicio, así también como para sus hijos;

Se decretó la devolución gratuita de todas las herramientas de los trabajadores, a través de las casas de empeño estatales;

Se pospusieron las obligaciones de deudas y se abolieron los intereses en las deudas;

Se estableció el derecho de los empleados a tomar el control de una empresa si fuese abandonada por su dueño .

La legislación propuesta separaba la iglesia del estado, todas las propiedades de la iglesia pasaron a ser propiedad estatal,

Se excluyó la religión en las escuelas.

Se les permitió a las iglesias seguir con su actividad religiosa sólo si mantenían sus puertas abiertas al público por la tarde para que se realizasen reuniones políticas. Esto hizo de las iglesias el principal centro político participativo de la Comuna

Las detenciones solo podían realizarse con una orden judicial.;

Fue y sigue siendo la Comuna de París un hecho que dejó profundas huellas. La experiencia fue objeto de infinidad de opiniones y caracterizaciones. Para algunos la moderación en sus dirigentes que no hicieron la lectura de la gravedad de los hechos. Karl Marx, un contemporáneo de los dramáticos acontecimientos, sostuvo por ejemplo que los miembros de la Comuna “perdieran valiosísimos momentos” organizando elecciones democráticas en lugar de salir de París, del aislamiento y terminar con el dobel poder que significaba la existencia de Versalles como cueva de las clases dominantes. El Banco de París no fue estatizado por los comuneros y sus fondos se mantuvieron inalterables. Los dueños de París se comportaron como clientes del Banco, permitiendo que desde el Banco salieran los fondos que financiaron los ejércitos de Versalles.

Sin duda fueron muchos los errores cometidos, atribuidos en parte a la ideología de quienes condujeron el levantamiento: socialistas utópicos como Luis Blanc, anarquistas prudhonianos y los socialistas putchistas como los que segúian a Augusto Blanqui.

La burguesía fue lacónica y sintética en su diagnóstico:

“ El socialismo ha sido eliminado por un largo tiempo”. Adolfo Thiers

A pesar de todo, sin duda, La Comuna fue y sigue siendo un canto a la libertad, a la democracia popular. El sueño de los pobres, de los olvidados, de los explotados. Para ellos la primavera nacía en cada mañana. Hubo tanta libertad que los sitiadores pudieron moverse libremente por la ciudad de París y someterla a la acción del terrorismo. Muchos ciudadanos parisinos murieron por la acción de las bombas colocadas por el enemigo. Esto no descalifica a la Comuna. Ese canto libertario será la música y la letra que tomarán las nuevas generaciones. Parafraseando al comandate Chavez: “Por esta vez no pudimos”.

Fernando Abel Maurente

2012. Octubre 13.

Fuentes Consultadas

El Forjista

“Movimientos Nacionales III”, Fernando Abel Maurente

“Revolución y Contrarrevolución en la Argentina”, Tomo 1 y 2, Jorge Abelardo Ramos

“Historia del Peronismo”; Wikipedia

“Con las armas los echaron, con las armas los traeremos”, Elena Luz Gonzalez Bazán.

“Los orígenes del Movimiento Obrero”, Julio Godio , Centro Editor de América Latina.

“La Comuna” Wikipedia

“Historia de la Comuna”, Historia Universal Tomo III

“El sindicalismo argentino” Wikipedia


Legado de Jorge Eliécer Gaitán

Legado de Jorge Eliécer Gaitán presente en Colombia a 65 años de su muerte

El líder popular colombiano fue asesinado el nueve de abril de 1948 (Foto: Archivo)

El pueblo colombiano mantiene vivos los ideales de justicia y equidad social que defendió durante toda su vida el recordado líder popular Jorge Eliécer Gaitán, asesinado el nueve de abril de 1948, un hecho que partió en dos la historia del país y que desencadenó un conflicto armado que, hoy día 65 años después, no ha podido extinguirse.

Ese día de abril de 1948, Gaitán recibió tres impactos balas -dos en la cabeza y uno en el pecho- cuando salía del Hotel Continental de Bogotá. El líder popular murió a los 50 años en la Clínica Central y, horas más tarde, la capital se sumergió en la violencia, los disturbios y el caos, en el inicio de una guerra civil que años más tarde se tornaría armada y letal.

La policía se sublevó y se unió a las manifestaciones civiles para pedir la renuncia del gobierno conservador de Mariano Ospina (1946-1950) e hicieron arder el Palacio de San Carlos, la Nunciatura Apostólica, la Procuraduría General, el Ministerio de Educación, el Palacio de Justicia y demás entes públicos.

Esta sublevación popular se recuerda como El Bogotazo y fue producto del dolor que causó en la población el asesinato de Gaitán, que en la historia colombiana es considerado "un suceso desequilibrador, del cual no ha sido posible recuperar la estabilidad política en Colombia".

Gaitán fue un personaje rebelde, revolucionario, popular, antimperialista e insurreccional que se enfrascó en una batalla contra la clase dominante que engañaba al pueblo disfrazando el bipartidismo de unidad nacional.

"Su muerte atroz frustró la esperanza de un pueblo, desvertebró la institucionalidad e incrementó la violencia", apunta en un reciente artículo el columnista del diario El Tiempo Alfonso Gómez Méndez.

La trayectoria de Gaitán, su pensamiento, su acción política, su visión de equidad y justicia partió en dos la historia del país, pues Jorge Eliécer es catalogado por la prensa nacional como “uno de los más brillantes oradores y agitadores de masas que conocieron Colombia y Latinoamérica”.

La agencia Prensa Latina citó palabras del historiador colombiano Jorge Serpa, quien expuso que la muerte de Gaitán "recrudeció la exclusión y persecución política del contrario e hizo patente la crisis de legitimidad del Estado”.

Asimismo, Serpa considera que que “la violencia que se generó en el campo provocó un desplazamiento masivo hacia las urbes, fue de esta manera como las ciudades empezaron a tener asentamientos humanos subnormales conocidos como tugurios" .

Homenaje

En una era en la que Colombia está inmerso en negociaciones que buscan poner fin al conflicto armado, millones de colombianos marcharán este martes en memoria de quien marcó de manera indeleble la historia de Colombia en el siglo XXI.

La Marcha Patriótica que respalda los diálogos de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) también recordará la memoria de Gaitán y agitará sus ideales para crear consciencia en el país.

Adicionalmente, la Casa Museo realizará diferentes actividades en el marco de la conmemoración de los 65 años de su muerte. Todos los eventos que se realizarán este martes y están relacionados con la memoria histórica de mediados del siglo XX. La programación es la siguiente:

A las 09H30 de Bogotá (14.30 GMT) se proyectará el documental "Memoria Histórica". Una hora después se dictará un taller de caricatura -a niños y jóvenes- en honor a Gaitán. Seguidamente, el profesor Pablo César Ayala, de la Universidad Nacional, dictará una conferencia denominada: “Memoria Histórica y sus usos políticos”.

Luego del medio se llevará a cabo el homenaje central a Jorge Eliécer, con el Dr. Luis Emiro Valencia como orador de orden. A las 14H00 locales (19.00 GMT) se proyectará el documental "El Bogotazo: la historia de una ilusión".

En tanto, las últimas dos actividades del día serán musicales. En primera instancia brindarán un concierto grupos artísticos institucionales, para cerrar la jornada luego con una presentación de tango.

teleSUR-PL-ElTiempo-PlanB/MARL

AYER RABIOSOS, HOY INDIGNADOS

AYER RABIOSOS, HOY INDIGNADOS por Fernando Abel Maurente (CMMinternacional)

Coincidencias y diferencias entre el Mayo Francés y la rebelión del siglo XXI

Desde 1968 con el llamado Mayo francés Europa no se veía conmovida socialmente. La contrarrevolución de la burguesía iniciada a mediados de los 60 contó con una “pax romana” de casi cuatro décadas. El proletariado europeo fue cómplice de la política exportadora de la crisis que el capitalismo metropolitano y que la gran burguesía, generadora de esa crisis, “exportaron” hacia a la periferia semicolonial. Las grandes masas del mundo periférico debieron soportar una exacción de su trabajo social a través de una brutal deuda financiera y una desnacionalización de su aparato estatal. Presenciamos en los albores del siglo XXI una América Latina en recuperación como bloque regional, mientras el mundo capitalista metropolitano se derrumba en una profunda crisis terminal. Hay un debate en ciernes sobre si la actual crisis tiene puntos de contacto con el ensayo revolucionario francés de fines de los 60 y cuál puede ser la evolución posible. A aquellos jóvenes obreros y estudiantes se los llamó “rabiosos”.

AYER RABIOSOS, HOY INDIGNADOS. DOS SALIDAS POSIBLES

por Fernando Abel Maurente

http://www.cadenamarianomoreno.com.ar/?p=44455

por Fernando Abel Maurente

Coincidencias y diferencias entre el Mayo Francés y la rebelión del siglo XXI

Desde 1968 con el llamado Mayo francés Europa no se veía conmovida socialmente. La contrarrevolución de la burguesía iniciada a mediados de los 60 contó con una “pax romana” de casi cuatro décadas. El proletariado europeo fue cómplice de la política exportadora de la crisis que el capitalismo metropolitano y que la gran burguesía, generadora de esa crisis, “exportaron” hacia a la periferia semicolonial. Las grandes masas del mundo periférico debieron soportar una exacción de su trabajo social a través de una brutal deuda financiera y una desnacionalización de su aparato estatal. Presenciamos en los albores del siglo XXI una América Latina en recuperación como bloque regional, mientras el mundo capitalista metropolitano se derrumba en una profunda crisis terminal. Hay un debate en ciernes sobre si la actual crisis tiene puntos de contacto con el ensayo revolucionario francés de fines de los 60 y cuál puede ser la evolución posible. A aquellos jóvenes obreros y estudiantes se los llamó “rabiosos”.

En el siglo XXI se los ha bautizado como “los”indignados”. En primer lugar tenemos que decir que el aspecto externo del fenómeno, con sus movilizaciones, la violencia de los manifestantes y la juventud de éstos, nos hace pensar que estamos en presencia de una situación histórica similar al Mayo francés. Pero si estudiamos ambos fenómenos nos vamos a encontrar que los “indigandos”del siglo XXI contrastan con aquellas rebeliones de la juventud estudiantil y proletaria. Los jóvenes de hoy piden trabajo, no buscan tomar el cielo por asalto. Millones de jóvenes han sido excluídos por el sistema. Grecia, Inglaterra, Islandia, Portugal, España, han presenciado en sus plazas y calles la rebelión de los excluídos. El FMI, imperturbable, aplica a rajatabla las recetas que hundieron hasta la desesperación a los pueblos semicoloniales.

En la experiencia de la década del 60, en realidad, lo que se cuestionaba era el sistema capitalista como tal. Eran las clases sociales subalternas a la ofensiva. Las rebeliones del siglo XXI muestran a las clases sociales subalternas a la defensiva, pidiendo trabajo. No se cuestiona la plusvalía como forma de explotación. Ante el temor de la expansión del socialismo burocrático en la Europa de post guerra, los EE.UU. pusieron en funcionamiento el plan Marshall (1947) que salvó a occidente de caer bajo las garras del “comunismo soviético”, restableciendo una organización liberal de los intercambios internacionales.

Francia estaba en los 60 en franca recuperación y si bien había sufrido un traspié en sus colonias de Africa e Indochina, estaba con toda su energía trabajando en el flamante Mercado Común Europeo. Recordemos que en 1951 Francia recibió 2.000 mil millones de dólares (20% de la ayuda norteamericana) que le permitieron financiar sus importaciones y reforzar el plan de equipamiento y modernización de su industria. El sistema capitalista europeo, paradojalmente, con la ayuda de sus competidores norteamericanos, comienza a robustecerse. Se fundan la Comunidad Europea del Carbón y del Acero y en 1957 el Mercado Común Europeo.

Aparecen los “milagros” italiano y alemán. Será el gobierno de De Gaulle (para muchos franceses el salvador de la Patria) el que inicia una agresiva política de reorganización del capitalismo con el acento puesto en lograr la hegemonía francesa en la Comunidad Europea. Francia contaba con un estudiantado altamente politizado y enfrentado al régimen del general De Gaulle que cuestionaba la atroz política exterior hacia el pueblo argelino que se levantaba en armas contra varias décadas de oprobio y genuflexión colonial. El sistema educativo, especialmente el universitario atravesaba una profunda crisis pues su formación académica estaba a años luz de los cambios estructurales que el sistema capitalista francés había generado. No producía los técnicos que el desarrollo de las fuerzas productivas requerían y tampoco servían los profesionales que egresaban de la universidad que requería la vieja burguesía francesa.El sistema universitario carecía también de un sistema de creaci´n cultural que quedaba reservado a otros establecimientos de enseñanza superior, con un ingreso altamente restrictivo (Collage de France, Eccle Normal Superieur, etc).

Debemos seguir con atención este fenómeno. Las rebeliones juveniles de los llamados “indignados” básicamente buscan ser incluídos en el sistema

capitalista, no otra cosa. Las salidas posibles para esta rebelión del siglo XXI son básicamente dos: o los rebeldes pasan a la Revolución, crean un instrumento político, enfrentan a sus explotadores de manera conciente y luchan por una sociedad igualitaria y planificada o el camino que les queda es ser masa de maniobra (fascismo) de las plutocracias mundiales: 1) atacando a los no europeos que venden a las burguesías su fuerza de trabajo a bajo costo. 2) O lo que es peor, se pongan a la orden de la OTAN y se incorporen a sus ejercitos enfrentandose a los pueblos semicoloniales unidos que defenderán sus recursos naturales que los imperios necesitan.

presidenciales 2012

Infografía: Las disputas históricas para llegar a la Casa Blanca

Revisa cómo se han repartido los votos del Colegio Electoral de Estados Unidos desde 1960.

La crisis de Octubre

La crisis de Octubre, al borde de la guerra nuclear -INFORME- CMMiberoamérica

http://www.cadenamarianomoreno.com.ar/?p=50992

La lección oculta de la crisis de los misiles

IPS - ‎hace 47 minutos‎
La lección oculta de la crisis de los misiles. Por Jim Lobe. WASHINGTON, 23 oct (IPS) – Hace 50 años, el entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, anunció que la ahora disuelta Unión Soviética había instalado misiles nucleares en Cuba y

Recuerda EU el 50 aniversario de la crisis de los misiles con Cuba

La Jornada en linea - ‎21/10/2012‎
Recuerda EU el 50 aniversario de la crisis de los misiles con Cuba. El presidente Barack Obama y el candidato presidencial republicano, Mitt Romney, debatirán este lunes en Florida sobre la política exterior de Estados Unidos, medio siglo después que

El bloqueo naval a Cuba y la inminencia de la guerra nuclear

Radio Ángulo - ‎hace 7 horas‎
Durante los días que duró la Crisis de los Misiles el pueblo cubano se mantuvo firme Entre el 22 y el 28 octubre de 1962 las relaciones Cuba-Estados Unidos vivieron el punto de mayor tensión entre los dos países luego del triunfo revolucionario de 1959.

Castro defiende papel de Cuba en crisis de los misiles

El Universal - ‎22/10/2012‎
Castro defiende papel de Cuba en crisis de los misiles. El líder cubano desmintió en un artículo los rumores sobre su presunta muerte y asegura que su conducta en la ‘Crisis de ocubre’ en 1962 fue ‘éticamente intachable’. Tweet. El líder cubano, Fidel

Crisis de Octubre: Un hecho aleccionador para los cubanos

Radio Cadena Agramonte (blog) - ‎hace 14 horas‎
Martes, 23 de Octubre de 2012 00:00. Por: Alex López Almaguer/Radio Cadena Agramonte. Foto: Archivo. Corría el año1962, era 22 de octubre, la Revolución naciente llevaba a cabo profundas transformaciones en el ámbito social, para sacar al país de la

A medio siglo de la Crisis de Octubre

Perlavisión, la tv de Cienfuegos en Internet - ‎22/10/2012‎
De la extensa lista de agresiones del gobierno de Estados Unidos contra Cuba, adquiere singular importancia lo ocurrido en la semana comprendida entre el 22 y el 28 de octubre de 1962. La Crisis de Octubre, también conocida como Crisis de los Misiles,

En fotos: medio siglo de la Crisis de los Misiles

BBC Mundo - ‎hace 4 horas‎
Un desactivado misil balístico soviético SS-4 de alcance medio y capacidad nuclear, es exhibido en el complejo militar Morro Cabaña, en La Habana, para conmemorar los cincuenta años de la llamada Crisis de los Misiles, que puso al mundo al borde un

En la Crisis de los Misiles, Washington no tenía donde esconderse

Latercera - ‎22/10/2012‎
En la Crisis de los Misiles, Washington no tenía donde esconderse Hace 50 años, un discurso del presidente John F. Kennedy le contó al mundo cuán cerca se estaba de una III Guerra Mundial, esta vez nuclear. ¿Podía la potencia occidental proteger a sus

La crisis de los misiles: los viejos y nuevos actores

El Comercio - ‎22/10/2012‎
DANIEL MEZA @daniel_mz. Redacción Online. El mundo estuvo a punto de sufrir la peor catástrofe bélica de su historia hace 50 años. Estados Unidos y Rusia, en el momento más crucial de la Guerra Fría, estaban ante la inminente amenaza de la guerra

50 años de la Crisis de los Misiles

Vanguardia.com.mx - ‎19/10/2012‎
La Habana.- La mañana del martes 16 de octubre de 1962, McGeorge Bundy, consejero de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, le mostró a éste unas fotografías tomadas desde los aviones U2 que sobrevolaban la isla

Ni aún al borde del holocausto, este pueblo se doblegó (II)

Diario Granma - ‎19/10/2012‎
Ni aún al borde del holocausto, este pueblo se doblegó (II). El General de División Sergio del Valle Jiménez, Héroe de la República de Cuba, era el Jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias durante los tensos días de octubre

Hace medio siglo, toda Cuba fue un Maceo / Roberto Ortiz del Toro

Al Día Cuba - ‎hace 4 horas‎
Durante la semana del 22 al 28 de octubre de 1962 el mundo estuvo al borde de una conflagración nuclear, por el estallido de la denominada crisis de Octubre, de los Misiles, o del Caribe, un conflicto que involucró a los gobiernos de los Estados Unidos de

La crisis de los misiles en Cuba: EE.UU. jugó a la ruleta rusa

LaRed21 - ‎21/10/2012‎
Largavistas. La crisis de los misiles en Cuba: EE.UU. jugó a la ruleta rusa. A menudo se elogia la manera en la que el Presidente Kennedy manejó la crisis. En realidad, no reparó en los enormes riesgos que sus decisiones podrían causar con tal de imponer

Hermanos vivieron doble crisis por misiles cubanos

Terra Perú - ‎22/10/2012‎
José Ignacio Castro Toirac, izquierda, escucha a su hermano Julio de Castro Toirac relatar los acontecimientos ocurridos en 1962 en la Crisis de los Misiles de Cuba, en Florida, el 11 de octubre de 2012. Sin saberlo, los dos hermanos se enlistaron en el

Los 50 años de la ‘crisis de los misiles’

El Comercio (blog) - ‎21/10/2012‎
Comentarios: 0. La de 1962 fue una de las crisis mundiales más recordadas porque la humanidad estuvo a punto de comenzar una desastrosa y apocalíptica Tercera Guerra Mundial. El temor de Estados Unidos de que haya misiles nucleares en Cuba

Cuando el mundo dejó de girar

El País.com (España) - ‎20/10/2012‎
El domingo 21 de octubre de 1962, el dibujante Juan Padrón se encontraba en el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC), en La Habana, haciendo sus primeros experimentos de animación sin imaginar que la peor crisis nuclear de la

Kennedy anuncia el bloqueo a Cuba

El Periódico de Aragón - ‎22/10/2012‎
El 22 de octubre de 1962 el presidente de los EEUU, John Fitzgerald Kennedy, anunciaba en un mensaje televisado el bloqueo naval a Cuba. La isla permanecería en cuarentena y se crearía un cerco alrededor de ella, desplegando barcos y aviones.

A 50 años de la “Guerra de los misiles” A la sombra del bicentenario

Impacto: El Diario - ‎21/10/2012‎
Este mes de Octubre cumple medio siglo la “Crisis de los misiles”, un conflicto entre Cuba, Estados Unidos y la Unión Soviética que pudo haber desatado una tercera guerra mundial con el uso de armamento atómico, involucrando en ella a la OTAN y a los

Variaciones sobre Cuba

Universo Canario - ‎20/10/2012‎
(I) 1954.- LA GRAN HAZAÑA Curiosamente el 12 de octubre pasado se jugó el partido de fútbol entre España y Bielorrusia dentro del calendario previsto por la FIFA para la Copa del Mundo en Brasil 2014. Fue famoso este match europeo por razones varias

La peor crisis EU-URSS se anunció en TV hace 50 años

El Golfo Info - ‎22/10/2012‎
Hace 50 años el mundo se enteró en voz del presidente estadounidense, John F. Kennedy de que el planeta estaba al borde de una guerra nuclear. Una semana antes, el 15 de octubre de 1962, los oficiales de inteligencia analizaron las fotos que un día

1962 Kennedy ordena el bloqueo total de la isla de Cuba

Diario de Cádiz - ‎hace 14 horas‎
El presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy se dirigió ayer por televisión a todo el país para denunciar la creciente amenaza comunista desde la isla de Cuba. El presidente manifestó que los Estados Unidos habían comprobado la

A 50 años de la crisis de los misiles de 1962

RFI - ‎22/10/2012‎
El 22 de octubre de 1962, el presidente John F. Kennedy se dirigió a la nación anunciando la posibilidad de un conflicto nuclear entre Estados Unidos y Rusia por la presencia de bases secretas en Cuba, y ordenó el bloqueo naval a la isla caribeña. 50 años

¿Puede olvidarse la crisis de los cohetes de octubre de 1962 en

Rebelión - ‎21/10/2012‎
Al fin muy joven e integrante de la juventud del PCM, no me agradó que la URSS retirara sus misiles en Cuba ante la amenaza nuclear de los EEUU si no lo hacía. Tampoco estuvieron de acuerdo los grupos de la izquierda radical que veíamos a Cuba y

Mis recuerdos de la crisis de octubre hace 50 años

Aporrea.org - ‎hace 6 horas‎
Hace 50 años el mundo estuvo al borde de una hecatombe nuclear por los errores de la dirigencia del gobierno y el Estado soviético encabezado por el Primer Ministro Nikita Seguei Jruchov, que cedió ante las presiones del imperio yanqui encabezado por

Hoy en la historia

Los Tiempos - ‎hace 11 horas‎
Crisis de los Misiles. El 22 de octubre de 1962, en un mensaje televisado a todo el país, el presidente de EEUU John F. Kennedy anuncia el bloqueo naval y advierte que el lanzamiento de misiles desde Cuba hacia cualquier país del Hemisferio Occidental

La crisis que puso al mundo en tres y dos

Últimas Noticias (Comunicado de prensa) - ‎20/10/2012‎
El 14 de octubre de 1962, un avión U-2 espía estadounidense, sobrevoló la parte occidental de Cuba y tomó 928 fotografías en seis minutos, que fueron inmediata y detenidamente analizadas durante varias horas y en la CIA llegaron a la conclusión de que

Los movimientos sociales en Colombia. Introducción

Los movimientos sociales en Colombia. Introducción


(AW) El Colectivo Surconsciente comienza un trabajo en especial para esta Agencia donde pondrá la lupa en el desarrollo de los movimientos sociales en Colombia y en Latinoamérica. En esta primera entrega realiza una historización de la vida política colombiana que sirve como base para avanzar en la profundidad de análisis. Luego de exponer una perspectiva general del ambiente político y social que pre existe a este relato de la historia reciente de Colombia, define ejes para el desarrollo de su trabajo, que se socializará en los meses siguientes. La mirada se posará en el Paramilitarismo en Colombia como principal estrategia contrainsurgente; Guerra psicológica, el papel de los medios de comunicación; Acciones del movimiento social para la resistencia y la construcción de poder popular; Acumulación del capital y acumulación por desposesión.



A cerca del Colectivo Surconsciente

El colectivo ha desarrollado su trabajo grupal para pronunciarse frente a la realidad social y política de Colombia, sin perder de vista la perspectiva latinoamericana. En éste espacio se vinculan problemáticas reales con ejercicios de reflexión de forma colectiva, evitando caer en el individualismo actual, el cual se hace cada vez más marcado en el modelo de sociedad contemporáneo. En ese sentido, nos hemos encontrado los miembros del colectivo, como personas que previamente venimos adelantando distintos trabajos y acciones de militancia dentro del movimiento social, creyendo en esa tarea de denuncia y visibilización frente a lo acontecido en Colombia. Para nosotros es fundamental apoyar en cada paso a la transformación de la realidad, en donde la producción de conocimiento se encamine justo en ese sentido, en el que nuestras acciones como colectivo de trabajo aporten un granito de arena para repensar y modificar la realidad. Como estudiantes inconformes con el discurso académico tradicional, el interés radica en posicionar una visión crítica de la realidad con base en la experiencia acumulada en Colombia, rescatando el protagonismo de los sectores sociales populares y alternativos en este país.


Consideramos necesario abordar las miradas sobre el conflicto colombiano, comprendiendo las causas estructurales que le han dado sustento y en ese sentido, desmitificar a Colombia como sinónimo de conflicto armado, en donde sólo se visibilizan tres o cuatro actores aislados: el Estado, la guerrilla, los paramilitares y el narcotráfico. Por el contrario, señalamos como se entrelazan en un mismo bloque los paramilitares y el Estado colombiano, en el que el narcotráfico es una de las expresiones del capital, que va en detrimento de las condiciones de vida de la sociedad colombiana y que sirve de excusa para el ataque contra el movimiento social. Es necesario penetrar profundamente en la realidad como quien desprende poco a poco las capas de una cebolla, para llegar al centro más neurálgico del debate y su contradictoria realidad. Reconocemos una multiplicidad de actores sociales, pero nos interesa particularmente retomar las experiencias del movimiento social. Por ello, uno de los principales objetivos planteados en el colectivo, es hacer visibles las resistencias en Colombia, colocando en tela de juicio los discursos que se han instalado como hegemónicos y dominantes al respecto.


Teniendo en cuenta el papel que han jugado los medios de comunicación en el encubrimiento de la realidad, también decidimos emplear herramientas que se posicionen por fuera de la academia tradicional. Se trata de la galería fotográfica titulada "La Colombia que resiste" y ahora el Boletín que lleva este mismo nombre. La intención es ampliar el conocimiento, sobre el cual los lectores de este medio de comunicación tienen sobre Colombia, mostrándoles un panorama de las formas de represión estatal, una perspectiva del movimiento social y vincular el análisis de algunas cuestiones políticas y económicas que reproducen constantemente la crisis de este país.


El "Colectivo Sur Consciente" es una expresión más del movimiento social colombiano que dentro o fuera del territorio es consciente de su trasegar histórico y mantiene un sentimiento de amor y compromiso por el pueblo de nuestro país. Al mismo tiempo, impulsa y expresa un espíritu latinoamericanista que puede tener varias rutas, entre ellas, la solidaridad con los pueblos que han sido desangrados y que siguen luchando. Otro camino emprendido, es la difusión de los contextos adversos de nuestro país en el que se concentra la represión (el laboratorio paramilitar y la acción militar) en conjunción con la política neoliberal, con la esperanza de que estos fenómenos no se repitan y se aniden en otras latitudes.


Una mirada panorámica de Colombia


Colombia, país rico por su complejidad natural y social. Regiones salpicadas con un enorme despliegue de vida, la posicionan como uno de los tres países más biodiversos del planeta, además de poseer una gran variedad de climas, dos mares, atravesada por la cordillera de los Andes y caracterizada por una gran variedad de ecosistemas (selvas, sabanas, desiertos, páramos, nevados, manglares, ciénagas, entre otros). Pero su diversidad más peculiar radica en la cultura, que entremezcla la herencia de poblaciones afrodescendientes, indígenas, campesinas y mestizas en general. En la actualidad el país se divide en 32 departamentos (provincias) ubicadas a lo largo de cinco regiones geográficas:


- Región Andina: Zona montañosa, con valles y altiplanos que atraviesan el país de sur a norte y epicentro de la mayor actividad económica y densidad poblacional.
- Región Caribe: Ubicada en la zona norte del país frente al Mar Caribe.
- Región de la Orinoquia o llanos orientales: Area de planicie al oriente del país.
- Región amazónica: Espacio selvático localizado al sur oriente del país.
- Región del Pacífico: Area selvática al occidente del país.


Esa división geográfica es fundamental para imaginar rápidamente la geografía del país, pero también para contextualizar territorialmente como se desenvuelve el desarrollo social de esta nación. A su vez, esta división marca el imaginario social que con frecuencia nos lleva a la división cultural e idiosincrática del país. Sin embargo, un breve recorrido por la historia de Colombia, ayudará a entender la configuración de su compleja dinámica social.


El devenir histórico del país ha estado marcado por el conflicto social y político. Luego de una aguda aniquilación y sometimiento de las poblaciones indígenas durante el periodo de la colonia y posteriormente, trascurrido el periodo independentista y de la república, se experimenta una convulsionada dinámica social en Colombia. Guerras civiles caracterizaron la vida política nacional durante parte del siglo XIX, siendo la Guerra de los Mil días a comienzos del siglo XX, uno de los puntos más desgastantes y culminantes de este fenómeno. Entre tanto, Panamá se separa de Colombia en 1903, un hecho propiciado por los acuerdos de la oligarquía nacional, en relación con la dinámica expansiva de control regional de la creciente potencia estadounidense, cuyo interés radicaba en el control del istmo y la posterior construcción de un canal interoceánico. Desde mediados del siglo XIX y todo el siglo XX, el país se ve presionado a desarrollar economías de enclave y/o extractivas en función de la economía internacional (producción de quina, oro, tabaco, caucho, banano, café y petróleo). Producción y lucha política han estado entrelazadas desde ese entonces, donde los movimientos populares se vieron sometidos a la mano dura del poder económico y político.


La "Masacre de las bananeras" fue una prueba histórica de ello, constituyéndose este asesinato masivo de trabajadores, en todo un hito de lucha en las plantaciones del Caribe colombiano, quienes se habían movilizado contra la influencia del poder de la transnacional bananera United Fruit Company conocida transnacional bananera a finales de la década del 20. Fue un momento que constituyó un quiebre histórico en la resistencia, que ayudó luego a movilizar conciencias y fortalecer agrupaciones políticas opositoras al gobierno .


Las agudas condiciones de explotación de la clase trabajadora y el crítico problema de la tenencia de la tierra, fueron conflictos estructurales vinculados al capitalismo naciente, constituyéndose en la base para que germinaran ideas de tipo revolucionario. Ideas esparcidas originariamente desde la Europa progresista en la primera mitad del siglo XX, que influyeron luego en el nacimiento de partidos y agrupaciones políticas de izquierda, quienes ejercieron una resistencia efervescente, sufriendo por ello, persecuciones por parte de los regímenes políticos dominantes. Mientras tanto, a mediados del siglo XX, se terminaron de consolidar las mayores agrupaciones electorales del país: el Partido Liberal y el Partido Conservador, cuyos seguidores eran acérrimos opositores políticos desde cada bando. Pero en última instancia (y salvo algunas excepciones), sus dirigentes pertenecían a distintas variantes de las esferas tradicionales del poder económico en Colombia.

Quizás uno de los momentos más críticos de la historia en Colombia, es cuando se detona el denominado "Periodo de la Violencia" , un acontecimiento ocurrido en la mitad del siglo XX, en el cual se potencia una enconada lucha entre conservadores y liberales. Pero en el fondo, el conflicto enfrentaba a sectores tradicionales en el poder (iglesia, cúpula política, miliares y terratenientes, de tendencia conservadora), con las bases populares (campesinos, militantes y focos de acción guerrillera, adheridos en varios casos, al bando liberal). Una dictadura en el gobierno con apariencia democrática (Gobierno de Rojas Pinilla), terminó de finiquitar el proyecto político a favor de la derecha en aquél fatídico periodo.


El resultado fue un genocidio de 300 mil personas, que terminó expropiando a miles de familias campesinas de sus tierras y por ende, incrementó el poder del gran propietario de la tierra en el país, al acaparar los espacios rurales abandonados. Vastos procesos de desplazamiento forzado interno han tenido lugar desde ese entonces, siendo la ciudad, el espacio contenedor por excelencia de miles de migrantes de las zonas rurales. Grandes urbes como Bogotá, Medellín, Cali o Barranquilla, crecieron a partir de allí, a expensas de la movilidad de la población rural. Una población que en décadas siguientes no podría ser absorbida laboralmente por los tenues procesos de industrialización que posteriormente tuvieron lugar. Desde entonces, grandes masas de población excluida se han asentado en las grandes ciudades, fruto de este proceso de expropiación, desalojo, desplazamiento y desempleo generalizado. Posteriormente, a finales de los años 50´s y parte de los 70´s, los principales líderes de los partidos tradicionales (liberal y conservador) hacen un pacto propio de las élites nacionales para ultimar la "pacificación" del país y gozar de una cierta "estabilidad" política. Crean así la figura del Frente Nacional para sellar la alianza bipartidista y compartir alternadamente el poder del gobierno en Colombia.


Paralelamente, con el apoyo de ciertas poblaciones campesinas, núcleos de acción guerrillera prosperaron ante la intensa represión aplicada en ciertas regiones, en el escenario de una Guerra Fría a nivel internacional y de la influencia de la Revolución Cubana. Fue un proceso que dio origen a agrupaciones como las FARC, el ELN, el EPL y posteriormente el M 19, quienes a través de la lucha armada, vendrían a marcar profundamente la histórica política del país en las décadas siguientes. A partir de ese entonces se incrementa el conflicto político y armado, especialmente en las zonas rurales, estableciéndose como escenarios de violentas confrontaciones armadas y de disputa territorial. Planes militares (y paramilitares) de diversa índole fueron entonces alimentados por el Estado, con la ayuda, supervisión e intervencionismo directo de la potencia norteamericana, para neutralizar la acción guerrillera y la ebullición del movimiento social. Luego el fenómeno del narcotráfico terminó de imprimir su propio sello en la dinámica del país desde la década de los 70, atravesando gradualmente todas las esferas políticas y económicas de la sociedad. En los 80`s los narcotraficantes adquieren un poder inusitado, lo que justificó la implementación de una violenta política antidrogas desde el sector oficial, en donde subyacía la fuerza del intervencionismo estadounidense .


Justo a comienzos de los años 80, el gobierno inicia una tregua con una de las principales agrupaciones guerrilleras (las FARC), con el supuesto de abonar un camino para la "Paz". Una tregua insostenible, una vez que la UP (Unión Patriótica: partido político que reunía a los representantes de la guerrilla que comenzaban a vincularse con la lucha política electoral, junto a representantes políticos de distintos sectores), es hostigada violentamente por parte del Estado a medados de los 80´s, hasta casi propiciar su rápido exterminio. Una democracia real parecía no tener cabida en Colombia. Si bien, se generaron procesos de desmovilización con algunos grupos guerrilleros (M19 y EPL) a finales de la década de los 80, nuevamente habían brotado los recelos y desconfianzas por parte de la oposición política hacia los poderes afincados en el gobierno, a causa de la intensa represión nuevamente intensificada.

A inicios de la década de los 90 se instauraron modificaciones en el modelo económico y político. Por un lado, se dio vía libre al más descarnado proceso de neoliberalización de la economía, que incentivó como nunca la inversión extranjera, los procesos de privatización, el libre mercado (apertura económica) y el desmantelamiento del débil Estado de Bienestar con el que aún se contaba. Por otra parte, se avivó una guerra de baja y alta intensidad que fortaleció un aparato militar sin precedentes en Colombia, que bajo el paraguas de la lucha contra el narcotráfico y la ofensiva contrainsurgente, inauguró otro periodo de violencia que sacudió a todo el país. La élite en Colombia constituyó un proyecto que combinaba la acción de un violento complejo armado, junto con el más devastador modelo económico del último estadio del capitalismo, siempre, bajo la batuta norteamericana. Neoliberalismo y militarismo van indisolublemente ligados en el nuevo proyecto de país.


En ese contexto, se sigue fraguando una acción política desde las organizaciones de base, ejerciendo una constante resistencia en este conflictivo escenario colombiano, consolidándose movimientos sociales en el sector indígena, campesino, afro descendiente, barrial, estudiantil y sindical, destruyéndose, recreándose y renaciendo en medio de la cruda lucha económica y política colombiana.

Opinión

Ex embajador hernán patiño meyer
“En la Argentina, los medios cumplen la función de los partidos de oposición”
Publicado el 22 de Abril de 2011 Por Ernesto Tulbovitz Para Tiempo Argentino.
El diplomático consideró desde Montevideo que “no hay ningún ser humano normal que piense que esos tipos pueden ganar unas elecciones”. Además destacó el rol de Néstor Kirchner y ponderó la Ley de Medios.

Despojado ya de las formas que impone la diplomacia, el ex representante del Palacio San Martín en Montevideo, Hernan Patiño Meyer, se despachó en la capital uruguaya sobre la interna política argentina, el kirchnerismo, la oposición y los medios.
“La República Argentina y el gobierno saben dónde están los que quieren terminar con el proceso popular; y los medios de comunicación concentrados en la Argentina son los partidos de oposición. No hay partidos de oposición en la Argentina”, sentenció el ex embajador en Uruguay.
Luego se refirió a los eventuales postulantes de la oposición. “Si ustedes ven lo que son los candidatos, no hay ningún ser humano normal que piense que esos tipos pueden ganar unas elecciones. No hay nadie, ninguno que pueda pensar que el legislador de su padre, con todo el respeto que me merece su padre (por Ricardo Alfonsín), que el señor que pasea por París con su mujer embarazada (por Mauricio Macri) o ‘Lilita’ Carrió, que era una persona normal hasta hace no mucho tiempo, puedan ganarle una elección hoy a Cristina Kirchner”, aseveró.
Dijo que “esto es imposible de imaginar y eso lo saben también los dueños del poder. Los dueños del poder saben que por ese camino no van y entonces ustedes lean los editoriales de (Joaquín) Morales Solá en los que critica más a la oposición que al gobierno, porque les dice ‘muchachos, ustedes ni siquiera para ser nuestros empleados sirven’.”
“Entonces yo creo que el peligro está en un medio de comunicación, en lo que ustedes ven por televisión, que no tiene, en muchos casos, nada que ver con la realidad”, sostuvo el embajador, y en ese marco ponderó la Ley de Medios, una norma legal cuya aprobación consideró “definitoria”.
Patiño realizó estas afirmaciones en una sala del Parlamento uruguayo durante el seminario “Rumbos y encrucijadas en América Latina. Entre la consolidación y la restauración”, organizado en forma conjunta por la fundación catalana Nuevos Horizontes y el Centro Artiguista por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales del Uruguay (Cadesyc), un centro de estudios perteneciente al oficialista Movimiento de Participación Popular (MPP).
Tras señalar que dejar atrás cinco lustros de actividad diplomática no suponía una renuncia a la militancia política, Patiño Meyer decidió incursionar en un tema de inacabable debate a un lado y otro del Río de la Plata. E incluso pareció traer a sala la afirmación del depositario único del legado de Juan Domingo Perón entre 1956 y 1959, John William Cooke, en cuanto a que en la Argentina los comunistas eran los peronistas.
“¿Es el peronismo un movimiento de izquierda?”, se preguntó Patiño y se respondió: “Yo llego al peronismo de la izquierda cristiana. Y abracé el peronismo siendo muy joven. Pero lo que mejor nos define a los peronistas son nuestros enemigos. A veces creemos que somos una cosa y los demás nos definen con mucha más precisión. Perón seguramente no era un hombre de izquierda. Era un militar, y como militar jugaba con el ala izquierda, el ala derecha, las vanguardias, la retaguardia. Tenía la concepción política de un militar, y no le fue mal”, reflexionó.
Opinó que “siempre que la izquierda llegó al poder en Argentina lo hizo ganando el peronismo. Nunca hubo gobiernos de izquierda que no fueran peronistas. Además le quiero señalar los inicios del peronismo. El eslogan con el cual Perón llega al poder es claramente definitorio de lo que iba a pasar. Primero con la base trabajadora, el empoderamiento de los trabajadores, no verbal, real, y después, la contradicción con el periodismo.”
A juicio de Patiño, “las izquierdas en su país han sido izquierdas cipayas que respondían a concepciones que no eran argentinas, naturales y populares. Por eso nunca pasaron de lo que pasaron, son movimientos minoritarios”, y mencionó en esa categoría al Partido Comunista y al Partido Socialista. <

Las lecciones de Guernica

Las lecciones de Guernica 75 años después

Publicado el 20 de julio de 2012

Amy Goodman

Hace setenta y cinco años la ciudad española de Guernica fue bombardeada y quedó reducida a escombros. Este acto brutal inspiró a uno de los más grandes artistas del mundo a realizar una pintura a la que dedicó tres semanas de trabajo frenético. En un óleo de 3,50 × 7,80 metros, el “Guernica” de Pablo Picasso muestra en forma cruda los horrores de la guerra, reflejados en los rostros de las personas y los animales. No resultó ser el peor ataque de la Guerra Civil española, pero se convirtió en el más famoso gracias al poder del arte. El impacto de las miles de bombas lanzadas sobre Guernica, del fuego de las metralletas disparadas desde las aeronaves contra los civiles que intentaban huir del infierno se pueden sentir aún hoy en los sobrevivientes que comparten con entusiasmo sus recuerdos vívidos y también en los jóvenes de Guernica, que luchan por forjar un futuro para su ciudad alejado de su dolorosa historia.

La Legión Cóndor de la Luftwaffe (la Fuerza Área alemana durante la Alemania nazi) realizó el bombardeo a pedido del General Francisco Franco, que encabezaba una rebelión militar contra el gobierno democráticamente electo de España. Franco procuró la ayuda de Adolf Hitler y de Benito Mussolini, que estaban muy entusiasmados con poner en práctica las técnicas de guerra modernas contra los indefensos ciudadanos españoles. El ataque contra Guernica fue la primera vez en la historia europea que una ciudad civil fue destruida por completo mediante un bombardeo aéreo. Si bien las casas y las tiendas fueron destruidas, varias fábricas de armas, un puente de importancia clave y las líneas ferroviarias quedaron intactos.

Activo y lúcido a los 89 años de edad, Luis Iriondo Aurtenetxea se sentó junto a mí en la oficina de la organización Gernika Gogoratuz, que en vasco significa “Recordar a Guernica”. El vasco es un idioma antiguo y un elemento fundamental de la férrea independencia del pueblo vasco, que ha vivido durante miles de años en la región fronteriza entre España y Francia.

Cuando Guernica fue bombardeada Luis tenía 14 años y trabajaba como asistente en un banco local. Era día de mercado, por lo que todo el mundo estaba en la cuidad, la plaza del mercado estaba repleta de gente y de animales. El bombardeo comenzó a las 16.30 horas del 26 de abril de 1937. Luis recuerda: “No terminaba nunca. El bombardeo seguía y seguía así. Hasta tres horas y media de bombardeo. Cuando terminó, salí del refugio y todo el pueblo estaba ardiendo, todo era fuego”.

Luis y otras personas huyeron hacia al pueblo vecino de Lumo, en la cima de la colina, desde donde al caer la noche vieron cómo su ciudad natal se quemaba y sus hogares eran destruidos por las llamas. Les dieron un lugar donde dormir en un granero. Luis continuó: “A media noche, no sé qué hora era porque no tenía reloj yo entonces... pero me despertó algo. Y oí que me llamaban. Y me asomé a la puerta de la cuadra, que daba a la plaza, y vi la silueta de mi madre. Al fondo se veía Guernica todo ardiendo y con la luz aquella le vi a ella. Era mi madre, que había encontrado a los demás hijos, éramos cuatro hermanos, pero le faltaba yo”. Luis y su familia fueron refugiados de guerra durante muchos años y finalmente regresaron a Guernica donde, al igual que Picasso en París, Luis vive y trabaja como pintor.

Luis me llevó a su estudio, que tiene las paredes cubiertas de pinturas. La que más se destaca es la que hizo sobre aquel momento en Lumo, cuando su madre lo encontró. Le pregunté como se sintió en ese momento. Se le llenaron los ojos de lágrimas. Pidió disculpas y dijo que no podía hablar de eso. A unas cuadras del estudio de Luis se encuentra una de las fábrica de armas que se salvó de la destrucción: una planta donde se fabricaban armas químicas y pistolas, denominado edificio Astra. Aunque Astra se mudó, la empresa de armas continúa teniendo vínculos con la ciudad, ya que varias de sus armas automáticas llevan el nombre de “Guernica” y, según indica la empresa, están “diseñadas por guerreros, para guerreros”.

Hace algunos años, un grupo de jóvenes ocupó la planta abandonada para exigir que fuera transformada en un centro cultural. Oier Plaza es un joven activista de Guernica. De pie junto a la planta, me dijo: “En un principio, la policía nos expulsó, pero la volvimos a ocupar. Finalmente, la alcaldía compró el edificio, luego comenzamos este proceso de recuperar el edificio para crear el proyecto Astra”.

El objetivo del proyecto Astra es convertir esta fábrica de armas en un centro cultural donde se dicten cursos de arte, video y medios audiovisuales en general. “Creo que debemos mirar el pasado para poder comprender el presente, y si entendemos el presente podremos crear un futuro mejor. Y creo que Astra es parte de ese proceso: forma parte del pasado, del presente y del futuro de esta ciudad”.

Desde el “Guernica” de Picasso al autoretrato de Luis Iriondo Aurtenetxa junto a su madre, pasando por la iniciativa de Oier Plaza y sus jóvenes amigos, el poder del arte de convertir espadas en arados y de resistir a la guerra se renueva constantemente.


Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2012 Amy Goodman

Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 550 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 350 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

Cuba conmemora 50 aniversario de la Bahía de Cochinos; Castro apoya límites de mandatos

Cuba conmemoró el 50 aniversario de la invasión de la Bahía de Cochinos organizada por Estados Unidos. El 17 de abril de 1961, un grupo de más de 1.400 combatientes armados, entrenados y dirigidos por el gobierno de Kennedy llegó a las costas de Cuba en un intento por derrocar al gobierno que lideraba Fidel Castro. Pocos días después los combatientes fueron derrotados en lo que fue una gran vergüenza para el gobierno de Kennedy y la CIA. Estados Unidos nunca se disculpó por el ataque. La invasión fue conmemorada este fin de semana mientras simultáneamente se llevó a cabo un nuevo congreso del Partido Comunista. En el discurso de apertura, el Presidente cubano Raúl Castro propuso que Cuba considerara imponer límites a los mandatos de sus jefes de Estado. Castro y su hermano, Fidel Castro, han liderado Cuba durante más de cinco décadas.

Bombardeos a la Plaza de Mayo

"Los bombardeos a Plaza de Mayo" por R. Baschetti

Enviar a TwitterEnviar a FacebookCompartir en Questionity

image

Los bombardeos a Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955 están directamente relacionados, o mejor dicho, son causa directa de los logros alcanzados por el gobierno peronista a partir de 1946. Con este gobierno, tienen acceso a las decisiones, a la política, al poder, esa categoría social que podríamos denominar genéricamente como "el pueblo" y que hasta aquel momento -1946- salvando una parte del doble período presidencial de Hipólito Yrigoyen, había sido siempre, un convidado de piedra en la escena nacional. Existe para entonces (1945/1946) un retroceso de los intereses imperialistas y oligárquicos reinantes hasta el momento. El dominio oligárquico –exultante en la década infame- se quiebra para dar lugar a una nueva configuración de clases y fuerzas sociales en el control del gobierno. La clase trabajadora tiene un rol protagónico en la ruptura de ese dominio oligárquico y será la columna vertebral del Movimiento Peronista insurgente. El gobierno de Perón que va de 1946 a 1955 se asienta y se fortalece sobre tres banderas históricas: Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política.

Indudablemente todos estos logros van en detrimento de los sectores económicos concentrados que hasta ese momento usufructuaban en soledad el poder y los beneficios multimillonarios que de ahí se desprendían. Las elecciones de 1951 que reeligen a Perón presidente, demuestran que a través del voto el peronismo es imbatible. Saca 4.745.168 votos contra 2.415.750 de la oposición radical; en porcentajes hablamos del 62, 49% de los votos contra el 31, 81%. Queda entonces para la oligarquía y el imperialismo un solo camino, como antes en 1930 y como será luego en 1976 cada vez que ven peligrar sus intereses: el golpe militar. El fallido intento del general Benjamín Menéndez el 28 de septiembre de 1951 es un aviso. Los bombardeos de junio del 55 es otro. Ocurrirá con este segundo intento algo muy especial. Debido a que 3 meses más tarde triunfan los sublevados y derrocan a Perón, todo lo sucedido el 16 de junio queda en el olvido. Un hecho salvaje que produjo alrededor de 350 muertos y más de 2.000 heridos, no es mencionado, ni estudiado, ni analizado, por ninguno de esos serios historiadores adscriptos al sistema" que si nos tienen acostumbrados a meter baza en sesudos temas tales como la presunta paternidad de Perón ó las ropas y joyas de Evita.

Es más, como bien dice Gonzalo Cháves en su libro "Masacre de Plaza de Mayo"; ¿alguno de nosotros podía mencionar un solo nombre, al menos uno sólo, de los muertos por las bombas y la metralla gorila del 16 de junio de 1955? Leyendo este trabajo de Cháves también se podrá comprender como la impunidad de esos crímenes prohija otros crímenes. Ninguno de esos "libertadores" que bombardearon la Plaza de Mayo sufrió juicio alguno, ni mucho menos cárcel. Por el contrario, luego de la caída del peronismo fueron reincorporados a las FF.AA. y ascendidos en el escalafón militar. Los presentes se sorprenderán de saber que entre los aviadores genocidas estaba el primer teniente de aeronáutica Osvaldo Cacciatore, luego –ya como brigadier- intendente de la ciudad de Buenos Aires durante la peor dictadura militar que asoló a nuestro país: la dictadura genocida de Videla y compañía.

También descargaron sus bombas sobre el pueblo: un guardiamarina Grondona, que no sé que grado de parentesco puede tener con el ideólogo y justificador de cuanto golpe militar hubo en la Argentina; el periodista Mariano Grondona; hoy como era de esperar, opositor al Gobierno de nuestro presidente Néstor Kirchner y el teniente de navío Carlos Massera, hermano de Emilio quien luego como Almirante sería dueño de vidas y propiedades en la ESMA. Cabe acotar que para entonces -16 de junio de 1955- el mismo Emilio Massera era el secretario del contralmirante Olivieri jefe máximo del Arma Naval en ese entonces. El otro secretario que tenía Olivieri, cuenta Gonzalo Cháves, era un joven marino: Horacio Mayorga, que también llegó al almirantazgo y fue represor en la última dictadura militar y que vale apuntar, en un reportaje que le hicieron en la revista "El Porteño" de abril de 1985 aseveró que "lo único que teníamos en la ESMA era picana" y que si hubiera sido por él a los subversivos "había que haberlos fusilado en la cancha de River con Coca-Cola gratis y televisándolo". La investigación de este libro aportará otro dato interesante en la misma línea: luego de descargar sus bombas en Plaza de Mayo ante un pueblo indefenso, desarmado y preparado para ver un desfile militar, los insurrectos aterrizan en Montevideo donde son recibidos por Suárez Mason. Sí: por el mismo Guillermo Suárez Mason, quien como general, 22 años más tarde estará a cargo de varios centros de reclusión clandestina, de torturas y de desapariciones bajo la responsabilidad del Primer Cuerpo de Ejército que comanda. Otro dato: uno de los dos civiles beligerantes que tripula los aviones que bombardean y se recluyen en Uruguay –es decir que tiró bombas- es Miguel Angel Zavala Ortíz, luego ministro de un gobierno radical. Aviones, vale la pena recordar, que en su fuselaje ostentaban el signo de una V con una cruz arriba y que podía leerse como "Cristo vence". Quien vio con claridad lo que pasaba es un joven de clase acomodada, con apellido de alcurnia, circunstancialmente fuera del país, pero que cambia impresiones epistolares sobre el hecho, con su madre, una señora "de la alta sociedad" como gustaba decirse por entonces: "...para quienes no hay escapatoria posible ante la historia es para los mierdas de los aviadores que después de asesinar gente a mansalva se van a Montevideo a decir que cumplieron con su fe en Dios; es impresionante (que en nuestro país) la gente llore porque le quemaron su iglesia dominguera (hace referencia a la quema de iglesias por una turba anticlerical en represalia a los bombardeos que veía a la jerarquía eclesiástica involucrada en los hechos), pero le parece la cosa más natural del mundo que revienten a la cantidad de "negros" que reventaron. No te olvides que muchos de ellos fueron a morir por un ideal". En la misma misiva analiza el rol de las FF.AA. y entiende la agresión armada porque "el ejército se queda solamente en sus cuarteles cuando el gobierno que sirve, sirve a sus intereses de clase". El joven es nada menos que Ernesto "Che" Guevara y escribe desde México. Su carta está fechada el 20 de julio de 1955. Decía el Che recién como dije, sobre el ejército y sus intereses de clase. Otros visualizaron en esa coyuntura, en junio de 1955, el mismo problema. El general Juan José Valle –fusilado el año siguiente- lo alertó a Perón sobre el problema. Fue categórico y terminante: "Con los oficiales que tenemos no cuente para sofocar ninguna revuelta". John William Cooke fue más lejos todavía. Le dijo a Perón: la única manera de que triunfemos es si, rápidamente, organizamos una milicia armada obrera en base a los jóvenes afiliados a los sindicatos y al Partido Peronista que ya cumplieron con el servicio militar obligatorio y tienen instrucción militar. No fue escuchado. Para finalizar debo decir, que hay muchos interesados entre los comunicadores sociales de hoy en día, para hacernos creer que la violencia política en Argentina comenzó en 1970 con el secuestro y ejecución de Aramburu y "sospechosamente" se olvidan del genocidio perpetrado en la Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955 cuya impunidad ya denunciada y sumada a los fusilamientos de 1956 a obreros y militares peronistas, fue acrecentando una espiral de violencia que explotaría trágicamente en los 70. Nada más, muchas gracias por la atención dispensada.

Des grabación de la charla dada por Roberto Baschetti en la Universidad de

"Madres de Plaza de Mayo". (16 de junio de 2004)

Mayo del 69

Recuerdos, balance y análisis del Mayo del 69

(AW) Durante mayo del 69 no sólo ocurrió el Cordobazo, otras manifestaciones sociales y populares se hicieron sentir en la Argentina. También la represión sistemática a cada una de ellas. Reproducimos una nota publicada por ANRed, realizada por un historiador, que da cuenta de cómo distintos sectores de la sociedad tomaron las calles como lugar de expresión contra las opresiones del gobierno y las empresas.
Martes 29 de mayo de 2012

Por ANRed - L ( redaccion@anred.org)

El mayo caliente del 69

Los antecedentes del "Mayo del 69" parten de sucesivos golpes de Estado, de represiones como la "Noche de los Bastones Largos" y de la connivencia entre un sector del sindicalismo y los militares. Pero en los últimos años de la década del '60 comienza otra etapa para los obreros y estudiantes en lucha: no sólo se conforma la CGT de los Argentinos sino que la calle se convierte en un espacio de protesta y de levantamiento popular. Así lo demuestra la historia al rememorar el Correntinazo, el Rosariazo y el Cordobazo. Por Leónidas Ceruti.

Cielito cielo que sí
cielo del sesenta y nueve
con el arriba nervioso
y el abajo que se mueve

Párrafo de "Cielo del 69" de Mario Benedetti

1.- Un mundo convulsionado

Los conflictos a nivel mundial crecieron en los años 60 y 70, afectando a los países capitalistas desarrollados y dependientes, con manifestaciones veladas en los socialistas, como la Unión Soviética, o más claras en Checoslovaquia y Polonia.

En esos años se vivieron la Revolución Cubana, el Mayo francés, el asesinato del Che Guevara, el otoño caliente del 69 en Italia, la Guerra de Vietnam, las luchas por los derechos civiles en EEUU, y el surgimiento de la nueva izquierda en varios países. Nació una contracultura en las artes, las letras, la música, la vida cotidiana, la sexualidad, la vestimenta, las costumbres.

2.- Golpes, proscripciones y democracia restringida

La etapa entre 1955 y 1966, se abrió y cerró con un golpe militar, donde se dieron restauraciones "democráticas" con proscripciones, momentos de violencia y otros de consenso pasivo. Fue un periodo de crisis del sistema, de la democracia parlamentaria, de la representación política y un estado deliberativo en las Fuerzas Armadas. Se evidenció una mayor presencia de las inversiones extranjeras, progresivo control de la economía por los monopolios internacionales, polarización de las fuerzas sociales y se intensificó la conflictividad social.

Así se sucedieron el golpe militar del 55, la Revolución Fusiladora, proscripción y persecución del peronismo, resistencia del pueblo, pacto Perón-Frondizi, gobierno desarrollista, Plan Conintes de represión al movimiento obrero, nuevo golpe militar, democracia restringida, gobierno de Illia, y otro golpe cívico-militar en 1966.

3.- Un nuevo golpe de militares y civiles

Desde 1963, las relaciones entre el Ejército, el sindicalismo, los medios de prensa y el gobierno radical fueron cada vez más distantes. Entre los militares se hicieron fuertes las opiniones de conformar un gobierno que excluyendo a los partidos políticos, integrara a las FF. AA con poderosos empresarios y jerarcas sindicalistas. A su vez una campaña periodística minó el prestigio del gobierno, acusándolo de lento e ineficiente.

La prédica dió sus frutos el 28 de junio de 1966, cuando un movimiento encabezado por el Gral. Juan C. Onganía destituyó al presidente Arturo Illía. El proyecto llamado pomposamente "Revolución Argentina", se sustentó en el desprestigio del sistema parlamentario ante los ojos de la clase obrera y de los sectores medios, que hicieron suyas las consignas lanzadas desde el gobierno "Abajo el Parlamento", "Abajo los partidos políticos que nada solucionan", "Adelante con la Revolución Argentina".

A medida que el gobierno dictatorial fue avanzando en su gestión esa "revolución prometida" mostró su verdadero rostro al irse profundizando la crisis, la creciente acción represiva ante las luchas en ascenso, y se fue deteriorando más y más ese ensayo que al decir de sus impulsores "no tenía tiempos ni plazos, sino objetivos", y esquematizaron sus metas en los llamados "tiempo económico", "tiempo social" y "tiempo político". En lo económico, el plan de Krieger Vasena, se proponía una transición hacia el desarrollo de la industria pesada y la infraestructura necesaria. El proyecto recibió el apoyo del FMI (stand by por 125 millones de dólares en marzo de 1967) y del gobierno de Estados Unidos. La crisis comenzó cuando no se pudieron mantener la estabilidad de los precios internos de los productos agropecuarios, que fueron en progresivo aumento. Los signos fueron inflación creciente, recesión y las economías regionales en crisis y estado terminal.

3.1.-La cueva bolchevique

La Universidad, que había sobresalido por la excelencia académica y las investigaciones, fue acusada por la politización de los claustros de profesores y estudiantes, el excesivo presupuesto, y fue bautizada como "la cueva bolchevique".

El viernes 29 de julio de 1966, a través del decreto ley 16912, se anulaba el gobierno tripartito y subordinaba a las autoridades de las Universidades al Ministerio de Educación. Luego vendría la "Noche de los bastones largos" con la represión para docentes y estudiantes en la Universidad de Buenos Aires. Renunciaron 1400 docentes. El interventor, Luis Botet, declaro "Hay algo que es superior a la enseñanza, a la ciencia, a la investigación, a la renuncia de 1000 profesores, ese algo es el principio de autoridad".

En los claustros universitarios, la lucha se inició desde el mismo día de la asonada militar, y estuvo centrada en las luchas contra la intervención, el limitacionismo, la autonomía universitaria y por el gobierno tripartito. El Secretario de Prensa del gobierno nacional declaró: "Se habla de un avasallamiento de la universidad, cuando lo que se quiere es salvarla del comunismo, el gobierno dispone de instrumentos legales y de fuerza para proceder y comienza a hacerlo con toda decisión, de lo que no dispone más es de paciencia. La resolución del gobierno de obrar con la energía que requiere el deber de contener el desorden que se ha provocado, lamenta las víctimas en la policía y las víctimas de los provocadores y lamenta las víctimas que vendrán, porque a partir de ahora no se admitirá ese desorden".


3.2.- Buenos muchachos: Vandor, Coria, Alonso

No llamó la atención en el acto de asunción de Onganía, la asistencia de empresarios y sindicalistas, se confirmaba así el acuerdo entre las FF. AA, el poder económico y la delegación de dirigentes sindicales que estuvo integrada por Vandor, Izzeta, Taccone, Niembro y Coria, por las "62 Vandoristas"; Alonso y Cristófoli lo hicieron por las "62 de pie junto a Perón", mientras por los llamados sindicatos independientes lo hizo Armando March.

Cuando a escasos días de su asunción, el gobierno decidió la disolución de los partidos políticos, clausurando sus locales e incautando sus bienes e intervino las Universidades, muchos se preguntaron ¿Por qué no la CGT?. Se estaba cumpliendo un compromiso, y en virtud de ello, la central obrera se negó a tomar partido en el problema universitario y apoyó sin reservas la disolución de las agrupaciones políticas.

La posterior firma del convenio de los metalúrgicos en la Casa de Gobierno fue otro símbolo de la buena relación de Vandor y algunos sindicalistas con los militares.

A pesar de ello, entre las primeras medidas tomadas por la dictadura estuvo la sanción de la ley 16.936 de "Arbitraje Obligatorio", medida duramente criticada por los sindicalistas, ya que la misma limitaba el derecho de huelga. En febrero de 1967, la CGT intentó presionar al gobierno anunciando un plan de lucha. Los militares contraatacaron con rapidez: se denunció la existencia de un plan terrorista, se interrumpió el diálogo con la central obrera y se suspendió la personería gremial de la FOTIA, Unión Ferroviaria, UOM, FOETRA y otros sindicatos.

Los anunciados reordenamientos portuarios y ferroviarios provocaron huelgas. Se agregaron paros en General Motors, empleados de farmacia, lecheros, papeleros, textiles, metalúrgicos, transporte, portuarios, maestros, construcción. En Tucumán, los enfrentamientos de los obreros de los Ingenios azucareros, con las patronales y la política impulsada desde el gobierno llevaron a la ocupación de varias empresas, manifestaciones, y hasta choques armados, lo que originó una fuerte represión, con el asesinato de la militante Hilda Guerrero de Molinas.

La agresión hacia las conquistas históricas de la clase obrera continuó en los años venideros. Agustín Tosco las sintetizó: "retiro de personería a sindicatos, desconocimiento de las representaciones laborales en organismos del estado, imposición del arbitraje obligatorio, anulación del salario mínimo, vital y móvil, legislación contra el derecho de huelga, anulación de la ley 1884 de indemnización reduciendo sus montos a la mitad, cesantías, suspensiones, rebajas de categorías, pérdidas de salario, suspensión de la estabilidad en varias convenciones colectivas de trabajo: aumento de la edad para jubilarse y régimen de alquileres de libre contratación".

4.-La hora de la lucha antidictatorial: Nace la CGT de los Argentinos

El Congreso Normalizador de la CGT, citado para el 28 de marzo de 1968, fue el momento para que las distintas corrientes del sindicalismo chocaran entre sí.

Buena parte de los delegados concurrieron con un espíritu de hostilidad hacia los sindicalistas "colaboracionistas" y "participacionistas". La CGT quedó quebrada en dos. Se retiraron tanto vandoristas como colaboracionistas, constituyendo la "CGT Azopardo", que pasó a ser la "CGT oficialista", mientras que el resto de los gremios conformaron la CGT de los Argentinos(CGTA) o de Paseo Colón.

Como Secretario General de la CGTA se designó a Raimundo Ongaro, y el conglomerado de fuerzas políticas, sindicales y estudiantiles que la integraron lo hicieron tras un programa antiimperialista, antimonopolista, antioligárquico y contra la dictadura militar.

Sus principios se explicitaron en el "Mensaje a los trabajadores y el pueblo - Programa del 1º de Mayo de 1968", que pasó ha ser un documento histórico de los trabajadores argentinos, redactado por Rodolfo Walsh, mientras que Ongaro le dió los últimos retoques.

El programa se presentó en el acto por el día de los trabajadores, encabezado por Raimundo Ongaro y Agustín Tosco, en el Córdoba Sport Club. Sus principales consignas fueron "Más vale honra sin sindicatos que sindicatos sin honra" y "Unirse desde abajo y organizarse combatiendo".

La CGTA publicó un semanario, dirigido por Rodolfo Walsh, y denominado "CGT", editando 55 números, llegando a imprimirse un millón de ejemplares. Fue además un espacio de militancia artística como la muestra "Tucumán Arde", las expresiones de Ricardo Carpani, o las del Grupo Cine Liberación.


5.- La rebeldía bajó del Norte Santafesino y Corrientes

A comienzos de 1969, con las economías regionales en crisis en distintas zonas del país, como la zona norte de la provincia de Santa Fe, con fábricas e ingenios cerrados, las organizaciones obreras y campesinas decidieron demandar a las autoridades. El 11 de abril se congregaron en número de 10.000 en Villa Ocampo, y desde esa ciudad partió la "Marcha del Hambre" hasta la capital provincial. Integraban la caravana de trabajadores desocupados o con sus fuentes de ocupación amenazadas, pequeños campesinos y comerciantes. Habían adherido a ese periplo de protesta las poblaciones de Villa Ana, La Gallareta, Tacuarendi, Las Toscas y Villa Guillermina.

Desde Santa Fe el jefe policial, coronel Duretta, dió instrucciones precisas: "Ubíquenlo a Ongaro de cualquier forma", y reunió a 3000 policías, gendarmes y soldados. La pueblada enfrentó la represión, ocupó el edificio comunal y obligó a renunciar al intendente "porque no sirve para defender al pueblo". Al levantamiento premonitoriamente se lo conoció como "la golondrina anunciadora" de lo que posteriormente sucedería en el país con los distintos "azos".

Para mayo, ambas CGT acordaron un "Plan de Lucha", que finalizaría con un paro nacional el día 30, medida que no apoyaron los colaboracionistas de Rogelio Coria. A nivel nacional, se prohibieron los actos del primero de mayo, por disposición del Jefe de la Policía Federal, Gral. Fonseca.

En la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) fue designado como rector el abogado Carlos Walker, que como primera medida ordenó la disolución de todos los centros de estudiantes. La respuesta vino de la Federación Universitaria del Nordeste (FUNE). Ante la situación presentada, los estudiantes se declararon en huelga y no permitieron el comienzo del ciclo lectivo del año 1969. Las manifestaciones estudiantiles comenzaban a tener mayor envergadura tanto en Corrientes como en Resistencia, llegando a su punto máximo en mayo, donde se sumó a la protesta la CGT de los Argentinos.

Así, se llegó al 15 de mayo, cuando se realizó una marcha estudiantil multitudinaria en la ciudad de Corrientes, que fue acompañada por estudiantes secundarios, docentes, gremialistas, miembros del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y la sociedad en su conjunto, con el objetivo de protestar por los aumentos de un 400% en los precios del comedor universitario. La policía reprimió salvajemente con gases, palos, sables y disparos de armas de fuego. La columna compuesta por más de mil quinientos jóvenes se dispersó, muchos fueron heridos, otros tantos encarcelados, y fue asesinado el estudiante de cuarto año de medicina, Juan José Cabral, oriundo de Paso de Los Libres.

6.- Rosario en la lucha: el "I Rosariazo"

Luego de los acontecimientos de Corrientes, en las facultades rosarinas el clima era de tensión. Se sucedían las asambleas, y la agitación hizo que el 16 de mayo el rector Cantini resolviera suspender por tres días las clases, y sólo quedaba como lugar de reunión el comedor universitario. Allí esa noche se realizó una masiva asamblea y posteriormente una marcha por las calles céntricas. Al día siguiente, 400 estudiantes se reunieron frente al comedor universitario en Avenida Corrientes 797, entonando la consigna "Acción, acción, acción por la liberación", lanzaron volantes e hicieron estallar algunos petardos, y se manifestaron frente al Banco Alemán Trasatlántico. Inmediatamente comenzó la represión. Un grupo de estudiantes, perseguidos por la policía, corrió por calle Corrientes hacia el sur y doblando por Córdoba, pero desde Entre Ríos aparecieron más policías disparando sus armas.

Los estudiantes y decenas de sorprendidos transeúntes quedaron encerrados. Algunos manifestantes junto a una docena de paseantes -incluidos varios niños- ingresaron a la Galería Melipal. Pero el lugar, con una sola boca de entrada y salida, hizo que otra vez estuvieran atrapados a merced de la policía. Los agentes ingresaron al edificio y reanudaron la golpiza. La gente trató de evitar como podía la lluvia de golpes: se escucharon súplicas, llantos y alaridos. En medio de la confusión sonó un disparo que provenía del arma del oficial inspector Juan Agustín Lezcano.

Cuando la policía se replegó quedo en el suelo, junto a la escalera que llevaba a los pisos superiores, el cuerpo de Adolfo Bello, con la cara ensangrentada. Horas más tarde fallecía, quien era estudiante de segundo año de Ciencias Económicas.

El Ministro del Interior, Borda, expresó el mensaje de siempre tras una manifestación y la posterior represión: "Resulta así muy claro que el clima de violencia ha sido provocado por elementos de extrema izquierda y por algunos políticos, que en estos días se han mostrado particularmente activos. No ha faltado tampoco algún dirigente gremial que, interesado más en satisfacer sus ambiciones personales que en el auténtico bien de los trabajadores, intenta aprovechar las circunstancias para inducirlos a servir a sus menguados propósitos".

Los días 18, 19 y 20 se sucedieron "actos relámpagos", concentraciones, denuncias de testigos. Comenzó a funcionar la "olla popular" organizada por la CGT de los Argentinos y los estudiantes con el fin de suplir el cierre del comedor universitario. La unidad obrero-estudiantil continuaba creciendo. El lugar donde fuera baleado Bello estaba permanentemente orlado con flores.

Para el miércoles 21, se hizo un llamado "a todo el estudiantado y al pueblo de Rosario a una "Marcha de Silencio", en homenaje a los "compañeros caídos", organizada por el Comité de Lucha de Estudiantes de Rosario y la CGTA. La concentración partiría desde la Plaza 25 de Mayo y la manifestación culminaría frente al local de la CGTA, Córdoba 2060, donde hablarían Raimundo Ongaro y algunos estudiantes. Se reclamaba la solidaridad de todo el pueblo, y el cierre de negocios.

Horas antes de la anunciada protesta, la zona céntrica parecía una fortaleza policial. Carros de asalto, patrulleros, autobombas, carros hidrantes, guardias de infantería o a caballo patrullaban permanentemente y se exhortaba a la desconcentración mediante megáfonos. A pesar del aparato intimidatorio los estudiantes comenzaron a congregarse, algunos portando carteles como el de los secundarios con esta leyenda "Comité de Lucha Estudiantes Secundarios Bello-Cabral: Contra la Estructura de la Enseñanza", y empezaron las sentadas en silencio.

Minutos después comenzó la represión. Todo se desencadenó cuando la Infantería de Policía lanzó gases lacrimógenos para desconcentrar a los estudiantes, éstos respondían con piedras, se dispersaban y volvían a reagruparse y en improvisadas columnas trataban de marchar. La policía repartía bastonazos y continuaba arrojando gases. Los jóvenes armaban barricadas con maderas de las obras en construcción, desde los edificios les arrojaban papeles y comenzaron a encender fogatas que aumentaban minuto a minuto.

A lo largo de varias horas los estudiantes y las fuerzas represivas se enfrentaron por las calles céntricas. Fue una verdadera batalla campal, los manifestantes en número entre 3000 y 4000 mil coparon el centro con la colaboración efectiva de los vecinos. La zona presentaba el aspecto de un campo de guerra con grandes fogatas y barricadas en muchísimas esquinas. La policía se había replegado hacia la jefatura. La Batalla de Rosario y el Primer Rosariazo -al decir de Beba Balve- estaba en pleno desarrollo.

Una columna de manifestantes decidió avanzar desde Córdoba y Corrientes hacia el oeste. En la intersección de calle Italia se produjeron nuevos incidentes. Un grupo de estudiantes arrancaron la placa del rectorado, que no había condenado el asesinato de Bello. Después llegaron hasta el frente de la radio LT8. Un pequeño grupo rompió a pedradas vidrios y ventanas e ingresó a la emisora para interferir la transmisión (en esos momentos se trasmitía el partido Estudiantes de la Plata y Nacional de Montevideo, por la Copa Libertadores). El objetivo no se cumplió porque el operador de planta empalmó la transmisión con la cabecera de Radio Belgrano.

Cuando llegan los escuadrones de Caballería, un grupo intentaba tomar el rectorado, otro salía de LT8 y un tercer grupo se estaba dispersando hacia calle Dorrego abandonando la idea de ocupar la Jefatura de Policía, un objetivo que se llegó a plantear cuando la policía huía. A pocos metros de LT8, cayó abatido por un balazo en la espalda el adolescente Luís Norberto Blanco, un empleado metalúrgico y estudiante que intentaba huir corriendo de la represión policial. Los primeros auxilios se los prestó el médico Aníbal Reinaldo, que también sufre los sablazos de la policía. A los pocos minutos fallecía, y eran heridos otros manifestantes.

El Poder Ejecutivo Nacional, pasada la medianoche decretaba a "Rosario Zona de Emergencia", bajo control del Ejército. Se ocupaba militarmente la ciudad y los Bandos Militares alertaban sobre las prohibiciones, las detenciones y los Tribunales Castrenses comenzaban a actuar. El número de detenidos ascendió a 89, la gendarmería patrullaba la ciudad, y la bronca antidictatorial aumentaba.

Un Plenario de 38 gremios reunidos en el local del Sindicato del Vidrio, donde participaron representantes de las dos centrales obreras, la de Paseo Colón y Azopardo, ratificaba la realización del paro para el viernes 23, y se conocía una declaración de 31 sacerdotes adhiriendo "a la actitud de los estudiantes y criticando crudamente la acción policial y los poderes concedidos al II Cuerpo de Ejército".

La protesta continuó con el paro con un elevado ausentismo en Rosario y la zona de San Lorenzo, y fue realmente impactante la columna de más de 7000 personas que acompañó los restos de Luís Blanco, durante un trayecto de 87 cuadras que demandó cuatro horas desde su casa hasta el cementerio. Frente al féretro, el párroco Federico Parenti expresó "que esta sangre vertida, que esta sangre que llega al cielo, no sea en vano, que ella lleve la liberación que ansiamos, el instante de justicia que esta reclamando el mundo, Dios dió su sangre por la liberación del hombre, para que el hombre se despoje de su esclavitud".

En los Talleres Ferroviarios de Pérez, 2000 obreros paralizaban sus tareas por la suspensión de los delegados Enrique Gigena y Roberto H. Forcatto, por haber sido los encargados de comunicar a sus compañeros lo resuelto por la "Comisión Coordinadora de la Unión Ferroviaria" de adherir al paro en repudio al asesinato de los estudiantes. A los pocos días, un plenario de 40 gremios, confirmaba el paro del 30. El nuevo jefe de policía ordenó no interferir en las manifestaciones. Y llegaría el jueves 29 cuando 2000 personas asistieron a la colocación de dos placas en homenaje a los jóvenes asesinados, frente a la galería Melipal y al Comedor Universitario. En el día del Ejército, se escucharon duros discursos del Gral. Fonseca y del Capellán del II Cuerpo, mientras comenzaban a llegar las primeras noticias del Cordobazo. El mes de mayo del 69 finalizaría en Rosario con un paro nacional dispuesto por la CGT para el 30.

7.- El Cordobazo

Córdoba en la década del 50 pasó a ser una potencia industrial, y creció el proletariado concentrado en las grandes fábricas, que fue cambiando los barrios cordobeses. Los antecedentes inmediatos y directos del Cordobazo podrían estar localizados en principio en la resistencia estudiantil a la intervención de Universidad Nacional de Córdoba, lo que desembocó en la ocupación del tradicional barrio de Clínicas, bastión de la insurgencia popular. Los universitarios cortaron las calles, encendieron fogatas y la represión de la dictadura dejó como saldo el asesinato del estudiante-obrero, Santiago Pampillón, el 7 de septiembre de 1966.

Por su parte, la CGT Regional Córdoba se diferenciaba del gremialismo participacionista, colaboracionista o burocrático que vio la llegada de Ongania con expectativas. Era una regional, donde convivían en la acción, la CGT de los Argentinos, dirigentes peronistas como Atilio López, otros clasistas, comunistas, independientes y figuras de innegables reconocimiento y representatividad como Agustín Tosco y René Salamanca.

La dictadura anuló la Ley del Sábado Inglés, que se había sancionado en 1932. También intentaba ejecutar las quitas zonales. Los trabajadores no sólo rechazaron esas medidas, sino que reclamaban aumentos salariales.

A mediados de mayo, SMATA, el sindicato que agrupaba a los trabajadores de la automotriz Káiser, realizó una asamblea en el Córdoba Sport. La policía prohibió la concentración, pero la cantidad de gente que llegó, desbordó la valla policial, y 3000 obreros sorpresivamente llegaron al local. La asamblea sesionó, y a ella se sumaron los trabajadores del tercer turno de la empresa. La policía comenzó a reprimir. Se armaron barricadas. Las fuerzas de represión de la provincia quedaron acorraladas, entre los que estaban en la asamblea y los trabajadores que intentaban ingresar. El enfrentamiento entre las fuerzas policiales y los trabajadores recordaron las mejores noches de box del tradicional club. Luego la UOM cordobesa decretó un paro por 48 horas.

Posteriormente, en un plenario de la CGT regional Córdoba, se resolvió un paro por 36 horas, triunfando la postura defendida por Luz y Fuerza y respaldada por los sindicatos combativos, a los que se sumaron la UTA y SMATA.

Tosco, Elpidio Torres y Atilio López habían acordado la protesta. Las diferencias eran manifiestas, pero las bases empujaban, y el gobierno cerraba los caminos. Los días fijados fueron el 29 y 30 de mayo. La modalidad sería que los trabajadores se retirarían de los lugares de trabajo desde las 10hs y marcharían al centro de la ciudad. Paro con movilización.

Esa jornada del 29 quedaría para siempre en la historia de las luchas obreras y del pueblo como el Cordobazo.

Desde las grandes plantas industriales, las columnas obreras, compactas, llenas de bronca, arrastraron a los obreros de las pequeñas fábricas.

La movilización había acordado el punto de encuentro: en Colón y General Paz, pero al iniciarse la represión fue empujada al norte de la avenida Colón, los movilizados se replegaron, pero respondieron, la resistencia creció, la policía empezó a perder el control de las calles angostas, sólo dominaba las avenidas.

Las barricadas se levantaron por toda la ciudad, el pueblo fue tomando uno a uno cada barrio, por las calles y las grandes avenidas se enfrentaron el pueblo y las fuerzas policiales, que comenzaron a utilizar armas de fuego contra los manifestantes, matando en horas del mediodía al obrero Máximo Mena.

La ciudad estaba en manos de los movilizados. Las fuerzas represivas sólo controlaban una pequeña zona próxima a la jefatura. En los barrios no había vestigios de "las fuerzas del orden".

El ejército fue convocado, ya que había sido desbordada la fuerza policial, pero sólo pudo ocupar el casco céntrico. El toque de queda no se respetó. Había ya cientos de detenidos. A las 20 horas, miembros del sindicato de Luz y Fuerza, cortaron la energía eléctrica y la ciudad sólo quedó iluminada en muy pocas zonas.

Por la noche, cuando el Ejército intentaba tomar los barrios más combativos, fueron recibidos con disparos desde las terrazas de casas y edificios.

El 30 de mayo la gente volvió a la calle, mientras el ejército intenta recuperar el control. El gobierno respondió con el allanamiento del local de la CGTA, y fueron detenidos Tosco, Canelles, Ditofino, Elpidio Torres, y sometidos a los Consejos de Guerra. Oficialmente se dijo que hubo 34 muertos, 400 heridos y 2000 presos.

A decir de Agustín Tosco, el alzamiento popular "surgió de la clase obrera y del pueblo. Lo esencial es que surge de los trabajadores y de los estudiantes y que ellos, por su convicción, salen a la calle a luchar. La gente estaba equipada, en general, con elementos rudimentarios, por ejemplo los compañeros mecánicos tenían gomas con tuercas, otros tenían bombas de estruendo, y alguno, alguna que otra arma de fuego. La gente se concentró cuando atacó la policía, la gente repelió a la policía con estos y otros elementos, como piedras que encontraba en la calle, luego les prendió fuego, y fue avanzando en la ciudad con nuevas barricadas hasta que una amplia zona de Córdoba, de unos 9 kilómetros cuadrados aproximadamente, estuvo repleta de barricadas. Esto duró hasta la noche, toda la noche y al día siguiente también. El Cordobazo comenzó el 29 pero recién terminó el 2 o el 3 de junio. El Ejército abría fuego. Incluso, tomaron algunos edificios donde había estudiantes. Hubo muchos francotiradores.

"El Cordobazo fue la toma de conciencia de un pueblo, en relación a que se encuentra oprimido y a que quiere liberarse para construir una vida mejor, porque sabe que puede vivirla y se lo impiden quienes especulan y se benefician con su postergación y su frustración de todos los días. Se dijo que el Cordobazo fue un hecho espontáneo, tal justificación tendía a descalificar la movilización. No hay espontaneísmo. Ni improvisación. Ni grupos extraños a las resoluciones adoptadas. Los Sindicatos organizaron y los estudiantes también. Se fijaron los lugares de concentración, y cómo se realizarían las marchas".

8.- ¿Qué significó el Mayo Caliente y los "azos" del 69?

La Marcha del Hambre de Villa Ocampo (Sta Fe) en abril, el Mayo Caliente del 69, que incluyólas protestas de los estudiantes correntinos, el "I Rosariazo", el Cordobazo, que se prolongarían en septiembre con el "II Rosariazo", el alzamiento en Cipolletti, y el Choconazo, terminaron de derrotar el proyecto "sin límites" de Onganía.

Desde Mayo del 69 todo se aceleró y constituyó un punto de viraje en la evolución del país. Se vivió un proceso de cambios entre los trabajadores, estudiantes universitarios, partidos políticos, y en las principales tendencias que se expresaban dentro de la dictadura.

Los Azos del 69 expresaron la explosión de la bronca, acumulada en varios años de deterioro económico-social, opresión política, gremial y universitaria, sumado a la proscripción del peronismo, pérdida de conquistas históricas de los asalariados y deseos de cambios.

Esos alzamientos populares tuvieron como protagonistas fundamentalmente a la clase obrera, apoyada por el movimiento universitario. Por un lado se puso de manifiesto el estado que había alcanzado la radicalización de la conciencia política de importantes sectores de la sociedad y el profundo rechazo a la dictadura.

Esos movimientos de masas actuaron como factores de presión para cambios dentro del propio gobierno nacional y dejaron dos consecuencias: comenzó a enterrarse el proyecto que no tenía plazos, y se inició un nuevo proceso político en toda la sociedad.

Las grandes movilizaciones demostraron la capacidad de lucha, creatividad, y solidaridad del pueblo. Las asambleas obreras y populares, algunas espontáneas, que se realizaron en Rosario y Córdoba, en las jornadas de mayo y septiembre, reuniendo en su seno a los obreros, estudiantes universitarios y a gran parte de la población pobre de los barrios tomados, rodeados de barricadas, y en algunos lugares con la población ejerciendo el poder de policía, por ejemplo, el de permitir la salida de los bomberos tomados para sofocar incendios, controlar la entrada y salida de los barrios, también constituyeron una forma embrionaria de los órganos de poder, con democracia directa abarcando ya a toda una ciudad. Pero su incipiencia y en gran medida la ausencia de una verdadera organización, no permitió la unificación de las asambleas barriales entre si, a través de delegados electos, en un consejo único de la ciudad.

El impacto de los alzamientos populares abrió un profundo debate entre la militancia, y una gran cantidad de obreros y estudiantes se incorporaron a la lucha antidictatorial. Las diferencias aumentaron, se puso en cuestión a los partidos populares, planteos, métodos, ideas, y las formas de resolución de los conflictos sociales o políticos. Se fracturaron y estallaron los partidos tradicionales de la izquierda, además la polémica se extendió entre el activismo peronista, donde surgieron nuevos grupos y organizaciones. En los pasillos y las aulas de las Universidades tanto estudiantes como docentes polemizaban desde el tipo de Universidad que necesitaba el país hasta las transformaciones necesarias. En las fábricas y los gremios, los intercambios de opiniones se dieron sobre distintas problemáticas de los trabajadores y la sociedad. Se adoptó una forma más encubierta, más en grupos, luego llegarían las asambleas masivas con los conflictos sindicales.

La clase obrera desde 1969 vivió uno de los períodos más ricos en experiencias de su historia, con luchas en la legalidad y la clandestinidad, con derrotas y triunfos. Enriqueció las vivencias de varias décadas anteriores, como los cuerpos de delegados, comisiones internas, el accionar de los sindicatos, el ejercicio de la democracia directa, tomas de fábricas, organización de huelgas, paros activos, movilizaciones.

Fue un período de grandes cambios, en la que surgieron partidos políticos con un claro planteo antisistema, gremios clasistas, combativos, grupos político-militares. Mientras que la movilización popular y la lucha de clase fue en ascenso. Un tiempo plagado de sueños, encantamientos y de esperanzas por quienes los protagonizaron. Y como escribió Adolfo Gilly, años que marcaron una "esquina peligrosa, una de aquellas en donde la historia pudo haber dado un viraje".

9.- La lucha sigue

Y como en distintos momentos de la historia de la clase obrera y de las luchas populares, se ha venido produciendo un puente histórico entre aquellas generaciones y estas nuevas, con tiempos, conocimientos y hábitos distintos, pero la síntesis de ese proceso debe llevar a nuevos intentos de luchar frente a las injusticias que se viven a diario.

Son muchos/as los/as que no se resignan, no aceptan "los premios" del sistema y continúan la lucha contra la precarización laboral, por un básico de convenio igual a la canasta familiar hoy más de $ 5500, por trabajo digno para todos y todas, libertad y democracia sindical, por el 82% móvil para los jubilados, no al pago de la ilegítima y usurera deuda externa, solidaridad con los trabajadores en conflicto, como la heroica lucha de los docentes y estatales de Santa Cruz y Neuquén, por el reconocimiento de los legítimos derechos de los pueblos originarios y justicia para la comunidad Qom Navogoh de La Primavera, Formosa, castigo para los responsables materiales e ideológicos del asesinato de Mariano Ferreyra, por la elección de delegados en cada lugar de trabajo.

Debemos estar codo a codo con los jóvenes desempleados, mal remunerados, esclavos disfrazados, subcontratados, falsos trabajadores independientes, trabajadores intermitentes, pasantes. Rechazar el uso intensivo de la conciliación obligatoria para encorsetar las negociaciones salariales.

Denunciar y repudiar la represión que ha sido "tercerizada", a manos de patotas que golpean y matan como el caso del compañero Mariano Ferreyra. Es larga la lista de atropellos a los que luchan, así podemos mencionar lo sucedido en el Hospital Francés, Casino, Subterráneos, Indiel, IKA-Renault, Thompson Ramco, Rigolleau, Grafa, FATE, Ford, Wobron, Silvania, Atlántida, Alba y Codex, Astarsa, Tandanor, FATE electrónica, Eveready, Fitam, Cormasa, Atilra Rosario, ferroviarios tercerizados, docentes en Santa Cruz.

Por todo esto, es que cabe recordar aquella estrofa de "Cielo del 69", de Mario Benedetti:

mejor se ponen sombrero
que el aire viene de gloria
si no los despeina el viento
los va a despeinar la historia

Por Leónidas F. Ceruti
Historiador

www.anred.org

Unasur apoyó el reclamo argentino

Luego de que Cristina Fernández pidiera que "Gran Bretaña cumpla con Naciones Unidas y se siente a negociar", los jefes de Estado de la región enviaron al secretario general del organismo internacional, Ban Ki-moon, una carta en respaldo al pedido argentino de soberanía sobre las islas.

02.04.2011

La misiva, con fecha 2 de abril y que fue distribuida durante el acto que encabezó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en esta ciudad, reitera "el firme respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur".

En la carta, los mandatarios de Unasur recordaron una serie de documentos emitidos en tal sentido como la "Declaración sobre la Cuestión de las Islas Malvinas", en ocasión de la Segunda Cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones, entre otras declaraciones.

"Al respecto, deseamos ratificar el permanente interés regional en que el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte se avengan a reanudar las negociaciones con la República Argentina a fin de encontrar -a la mayor brevedad posible- un solución pacífica a la referida disputa", señaló la carta.

Agregó que "solicitamos al señor Secretario General que nos haga conocer los avances que se produzcan en el cumplimiento de su misión".

Masacre de Nanking

La Masacre de Nanking, el holocausto olvidado y el silencio cómplice de los EE. UU

Enviar a TwitterEnviar a FacebookCompartir en Questionity
La Masacre de Nankín o Nanking conocida también como la Violación de Nankín, hace mención a las atrocidades cometidas por el Ejército Imperial Japonés en y alrededor de Nankín, China, tras la caída de la capital frente a las tropas japonesas el 13 de diciembre de 1937

La Masacre de Nankín o Nanking conocida también como la Violación de Nankín, hace mención a las atrocidades cometidas por el Ejército Imperial Japonés en y alrededor de Nankín, China, tras la caída de la capital frente a las tropas japonesas el 13 de diciembre de 1937.

El ejército japonés se trasladó hacia el norte tras capturar Shanghái en octubre de 1937, y capturaron Nankín en la Batalla de Nankín, el 13 de diciembre de 1937. Los comandantes del ejército nacionalista chinohabían huido de la ciudad antes de laentrada del ejército nipón, dejando atrás a miles de soldados chinos atrapados en la ciudad amurallada.

Muchos de ellos se quitaron sus uniformes y escaparon a la llamada Zona de Seguridad preparada por los residentes extranjeros de Nankín. Lo que ocurrió después de la entrada del ejército japonés en la ciudad de Nankín es y ha sido la base de la acalorada discusión histórica y tensión política, particularmente entre China y Japón en años recientes.

Nanking_Marked_on_a_MapLos crímenes de guerra cometidos durante esteepisodio incluyen el pillaje, la violación, y la matanza de civiles y prisioneros de guerra. El alcance de las atrocidades es debatido entre China y Japón, que van desde la afirmación del gobierno chino de una cifra de muertos no combatientes superior a 300.000, hasta la afirmación del ejército japonés en el Tribunal MilitarInternacional de Extremo Oriente (conocida como el Tribunal de Guerra de Tokio) después de la Segunda Guerra Mundial, de que las cifras de muertos eran todas de militares y que no hubo masacres organizadas o atrocidades cometidas contra los civiles. El Tribunal de Guerra de Tokio juzgó un caso en que el número total de muertes fue de 250.000. En la sentencia de muerte emitida contra el comandante del ejército japonés en Nankín, el general Iwane Matsui, la cifra fue establecida en 100.000.

En China, este hecho es un punto principal del nacionalismo chino. En Japón, la opinión del público está dividida al respecto, especialmente entre los conservadores, para los que la Masacre de Nankín ha sido exagerada como un arma diplomática dirigida contra Japón. Tales opiniones son consideradas revisionismo histórico entre los chinos, y como tal, continúan generando rabia y resentimiento.

La Masacre de Nankín o Nanking conocida también como la Violación de Nankín, hace mención a las atrocidades cometidas por el Ejército Imperial Japonés en y alrededor de Nankín, China, tras la caída de la capital frente a las tropas japonesas el 13 de diciembre de 1937. Nanjing_1937_self-organized_burial_teamEl ejército japonés se trasladó hacia el norte tras capturar Shanghái en octubre de 1937, y capturaron Nankín en la Batalla de Nankín, el 13 de diciembre de 1937. Los comandantes del ejército nacionalista chino habían huido de la ciudad antes de la entrada del ejército nipón, dejando atrás a miles de soldados chinos atrapados en la ciudad amurallada. Muchos de ellos se quitaron sus uniformes y escaparon a la llamada Zona de Seguridad preparada por los residentes extranjeros de Nankín. Lo que ocurrió después de la entrada del ejército japonés en la ciudad de Nankín es y ha sido la base de la acalorada discusión histórica y tensión política, particularmente entre China y Japón en años recientes.

Los crímenes de guerra cometidos durante este episodio incluyen el pillaje, la violación, y la matanza de civiles y prisioneros de guerra. El alcance de las atrocidades es debatido entre China y Japón, que van desde la afirmación del gobierno chino de una cifra de muertos no combatientes superior a 300.000, hasta la afirmación del ejército japonés en el Tribunal Militar Internacional de Extremo Oriente (conocida como el Tribunal de Guerra de Tokio) después de la Segunda Guerra Mundial, de que las cifras de muertos eran todas de militares y que no hubo masacres organizadas o atrocidades cometidas contra los civiles. El Tribunal de Guerra de Tokio juzgó un caso en que el número total de muertes fue de 250.000. En la sentencia de muerte emitida contra el comandante del ejército japonés en Nankín, el general Iwane Matsui, la cifra fue establecida en 100.000. Nanking_masacreEn China, este hecho es un punto principal del nacionalismo chino. En Japón, la opinión del público está dividida al respecto, especialmente entre los conservadores, para los que la Masacre de Nankín ha sido exagerada como un arma diplomática dirigida contra Japón. Tales opiniones son consideradas revisionismo histórico entre los chinos, y como tal, continúan generando rabia y resentimiento.

Trasfondo histórico. La masacre de Nankín, entonces capital de la República de China, tras su caída ante el Ejército Imperial Japonés el 13 de diciembre del 1937. La duración de la masacre no está claramente definida, aunque la violencia se prolongó hasta bien entradas las seis semanas, hasta principios de febrero de 1938.

Durante la ocupación de Nankín, el ejército japonés cometió numerosas atrocidades, como la violación, el saqueo, el incendio y la ejecución de prisioneros de guerra y civiles. Aunque las ejecuciones comenzaron con el pretexto de eliminar los soldados chinos disfrazados de civiles, se afirma que un gran número de inocentes hombres fueron intencionalmente identificados como combatientes enemigos y ejecutados. Un gran número de mujeres y niños también fueron asesinados, al ir extendiéndose las violaciones y los asesinatos. Nanking_masacre Asakanomiya_yasuhikoEn agosto de 1937, en medio de la Segunda Guerra Chino-Japonesa, el Ejército Imperial Japonés se encontró con una fuerte resistencia y sufrió grandes bajas en la Batalla de Shangai. La ofensiva fue cruenta, y ambos lados terminaron desgastados en un combate mano a mano.

El 5 de agosto de 1937, Hirohito ratificó personalmente la propuesta de su ejército de eliminar las restricciones de la ley internacional para el trato de prisioneros chinos. Esta directiva advirtió además a los Oficiales de Estado de dejar de utilizar el uso del término “prisionero de guerra”.

En el camino de Shanghái a Nankín, los soldados japoneses cometieron un gran número de atrocidades, por lo que la masacre de Nankin no fue un incidente aislado. El evento más famoso fue el “concurso para matar a 100 personas utilizando una espada”.

A mediados de noviembre, los japoneses habían capturado Shangai con la ayuda de bombardeos aéreos y navales. El Cuartel General de Estado Mayor en Tokio decidió no expandir la Guerra, debido a las graves bajas incurridas y al abatido estado anímico de las tropas.

Acercamiento a Nankín. Nanking_Iwane_MatsuiMientras el Ejército Japonés se acercaba a Nankín, los civiles chinos dejaban la ciudad en masa, y la milicia del país llevaba a cabo una campaña de tierra quemada, enfocada a destruir cualquier cosa que pudiera ser de valor para la armada japonesa invasora. Los objetivos dentro y fuera de las murallas de la ciudad, como barracones militares, residencias privadas, el Ministerio Chino de Comunicación, bosques e incluso pueblos enteros, fueron reducidos a cenizas, a un valor estimado de 20 a 30 millones de (1937) dólares.

El 2 de diciembre, el emperador Shōwa designó a uno de sus tíos, el príncipe Yasuhiko Asaka, como comandante de la invasión. Es difícil establecer si, como miembro de la familia imperial, Asaka tenía un estatus superior al del general Iwane Matsui, quien era oficialmente comandante en jefe, pero es claro que, como el oficial de mayor posición, tenía autoridad sobre otros comandantes, tenientes generales Kesago Nakajima y Heisuke Yanagawa.

Historia y hechos. Según el Tribunal de Guerra de Tokio, las estimaciones realizadas en una fecha posterior para indicar el número total de civiles y prisioneros de guerra asesinados en Nanking y sus alrededores durante las primeras seis semanas de la ocupación japonesa arrojaban una cifra de más de doscientos mil. Que estas estimaciones son exageradas no se ve confirmado por el hecho de que las sociedades funerarias y otras organizaciones contaron más de ciento cincuenta y cinco mil enterramientos, la mayoría con las manos atadas tras la espalda. Estas cifras excluyen a los incinerados o arrastrados por la corriente fluvial". La magnitud de las atrocidades que se debate entre China y Japón, con los números, que van desde algunos japoneses de varios centenares de reclamaciones, a la pretensión de China de un número de muertos no combatientes de trescientos mil. Nanking_bodies_1937Una serie de investigadores japoneses consideran un valor aproximado entre cien mil y doscientos mil asesinatos de civiles. Otras naciones, que el número ronda los ciento cincuenta mil y trescientos mil. Este número fue promulgado en enero de 1938 por el australiano Harold John Timperly, un periodista testigo, basado en informes de otros testigos contemporáneos. Otras fuentes, incluyendo La Violación de Nankin de Iris Chang, también cuentan trescientos mil. Además, el 12 de diciembre de 2007, el gobierno estadounidense desclasificó documentos adicionales que arrojaron un saldo de alrededor de quinientos mil en el entorno de Nankin previo a la ocupación.

Además del número de víctimas, algunos críticos aún en disputa si la atrocidad ocurrió. Mientras el gobierno japonés ha reconocido el incidente, algunos japoneses han sostenido los nacionalistas, en parte utilizando las manifestaciones del Ejército Imperial Japonés en el Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente, que el número de muertos era de naturaleza militar y que ninguno de esas atrocidades civiles ocurrió. Estas afirmaciones han sido puestas en duda por varios datos, apoyándose en declaraciones en el Tribunal de ciudadanos de no chinos, otros testigos presenciales y por las pruebas fotográficas y arqueológicas que demostrarían que se produjeron las muertes de civiles.

La condena de la masacre es un elemento importante del nacionalismo chino. En Japón, sin embargo, la opinión pública sobre la gravedad de la masacre sigue siendo ampliamente dividida. Esto lo demuestra el hecho de que, mientras que algunos comentaristas japoneses se refieren a ella como la "Masacre de Nankín" . En Japón, sin embargo, la opinión pública sobre la gravedad de la masacre sigue siendo ampliamente dividida. Esto lo demuestra el hecho de que, mientras que algunos comentaristas japoneses se refieren a ella como la "Masacre de Nankín" otros utilizan más el término ambivalente "Incidente de Nankín".

NankinG-Asahi-01

Para los que quieran profundizar el tema les recomiendo el libro de Mo Hayder "Tokyo" titulo en ingles "The Devil of Nanking"

Agentes de la CIA colaboran con los ataques aéreos y se encuentran con los rebeldes en Libia

31 Marzo 2011

La Agencia Central de inteligencia ha insertado agentes clandestinos en Libia para reunir información de inteligencia para ataques aéreos militares y contactar a los asediados rebeldes que luchan contra las fuerzas del coronel Muammar el-Qaddafi, de acuerdo con los funcionarios estadounidenses.
Mientras que el Presidente Obama ha insistido en que no hay tropas de tierra estadounidenses participando en la campaña libia, pequeños grupos de agentes de la CIA han trabajo en Libia durante varias semanas como parte de una fuerza en la sombra de los Occidentales que la administración Obama espera debiliten a las tropas del coronel Gaddafi, dijeron los funcionarios.
Además de la presencia de la CIA, compuesta por un número desconocido de los estadounidenses que habían trabajado en la estación de la Agencia de espionaje en Trípoli y otros llegados más recientemente, actuales y anteriores funcionarios británicos dijeron que docenas de fuerzas especiales británicas y oficiales de inteligencia MI6 están trabajando dentro de Libia. Los agentes británicos han estado dirigiendo los ataques aéreos de aviones británicos y reuniendo inteligencia sobre el paradero de las columnas de tanques del gobierno libio, piezas de artillería y las instalaciones de misiles, dijeron los funcionarios.
Los funcionarios estadounidenses esperan que la información recopilada por oficiales de inteligencia estadounidense, incluida la ubicación de los depósitos de municiones y las agrupaciones de tropas del gobierno dentro de las ciudades, podría ayudar a debilitarloa suficiente al ejército libio como para alentar las deserciones en sus filas.
Además, los espías estadounidenses se reúnen con los rebeldes para intentar colmar lagunas en la comprensión de quiénes son sus líderes y la lealtad de los grupos opuestos al Coronel Gaddafi, dijeron funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos, hablando con la condición de anonimato debido a la naturaleza confidencial de las actividades. Sin embargo, funcionarios estadounidenses advirtieron que los agentes occidentales no están dirigiendo las acciones de las fuerzas rebeldes.
Un portavoz de la CIA se negó a comentar.
Los Estados Unidos y sus aliados han estado buscando recopilar información detallada sobre la ubicación y la capacidad de la infantería y las fuerzas blindadas libias, que normalmente tarda meses de análisis minucioso.
“No tenemos gran información”, dijo el General Carter F. Ham, que entregó el control de la misión de Libia a la OTAN el miércoles, en un correo electrónico la semana pasada. “Libia no ha sido un país en que nos concentramos mucho en los últimos años”.
Varias semanas atrás, el Presidente Obama firmó un documento secreto autorizando a la CIA a proporcionar armas y otras formas de apoyo a los rebeldes libios, declararon funcionarios estadounidenses el miércoles. Pero las armas no se han enviado aún en Libia, pues los funcionarios de la administración Obama debaten los efectos de dárselas a los grupos rebeldes. El documento presidencial fue revelado primero por Reuters.
En una declaración publicada el miércoles por la tarde, Jay Carney, el Secretario de prensa de la Casa Blanca, se negó a hacer comentarios “sobre asuntos de inteligencia”, pero dijo que no se había aún decidido proporcionar armas a los rebeldes.
El Representante Mike Rogers, un republicano de Michigan que lidera el Comité de inteligencia, dijo el miércoles que se opuso a armar a los rebeldes. “Tenemos que entender más acerca de la oposición antes de que apoye pasarle armas y armas avanzadas para ellos”, dijo el Sr. Rogers en una declaración.
Porque el objetivo público de la campaña Libia no es explícitamente derrocar al Gobierno del coronel Gaddafi, la guerra clandestina que está sucediendo ahora es significativamente diferente de la campaña afgana para sacar a los talibanes del poder en 2001. En ese entonces, las tropas de la CIA estadounidense y las fuerzas especiales trabajaban junto a las milicias afganas, las armaron y coordinaron ataques aéreos que prepararon los avances rebeldes en importantes ciudades como Kabul y Kandahar
En las últimas semanas, el ejército estadounidense ha estado monitoreando las tropas libias con aviones espía sU-2 y aviones sin pilotos (drones) Global Hawk , así como un avión especial, JSTARS, que realiza un seguimiento de los movimientos de grandes grupos de tropas. Oficiales militares, dijeron que la fuerza aérea también tiene aviones teledirigidos Predator, similares a las que ahora operan en Afganistán, en la reserva.
Los aviones de escucha RC-135 Rivet Joint de la Fuerza Aérea interceptan las comunicaciones de los comandantes y las tropas libias y transmiten esa información a los Global Hawk, que escrutan la ubicación de fuerzas blindadas y determinan las accidentadas coordenadas. El Global Hawk envía las coordenadas a los analistas en una estación en tierra, que pasan la información a los centros de comando para la selección de objetivos. El centro de comando envía las coordenadas a un avión de mando y control E-3 Sentry Awacs, que a su vez dirige los aviones de combate a sus objetivos.
Un ex oficial del gobierno británico al tanto de las operaciones en curso confirmó informes de medios de comunicación de que docenas de soldados de las fuerzas especiales británicas, de la Special Air Service y unidades de la Special Boat Service, están sobre el terreno a través de Libia. Los soldados británicos se han centrado especialmente en encontrar las ubicaciones de los misiles de tierra-aire de fabricación rusa del coronel Gaddafi. Un portavoz del Ministerio de Defensa de Gran Bretaña se negó a comentar, citando una política de no discutir las operaciones de las fuerzas especiales británicas.

(Resumen de artículo de The New York Times publicado en la edición digital del 31 de marzo de 2011. Traducción de Cubadebate)

Malvinas: Secuelas de una guerra absurda

Malvinas:secuelas de una guerra absurda
Fuente: Texto de motoneta; La Página de los Cuentos - www.loscuentos.net

La noche estaba plateada como el aluminio, y ellos estaban sentados en la orilla de la laguna con los pies tendidos. Cuatrocientos kilómetros en auto para disfrutar de un fin de semana de ocio, de pesca y asado, y esas charlas que sólo pueden efectuarse en un clima apropiado.
Todo estaba calmo y distendido: Se intercambiaban anécdotas de juventud y esos cuentos graciosos de otros pueblerinos, que siempre son moneda corriente en alguna reunión amistosa. No obstante cuando los refucilos empezaron a visualizarse, los cuatro depositaron la mirada en él: en José Luís “el flaco”, que comenzaba a temblar de pánico ante los primeros estruendos.
Él vive la vida con total armonía; trabaja en el servicio penitenciario en la parte de producción de lácteos, pasa por el club las medias tardes a disputarse alguna partida de mus y realiza un excursión ociosa por los negocios de sus amigos. No es habitual ni fácil descubrir atisbos de nostalgia y tristeza en sus estados de ánimo; por lo menos se lo nota vivaz, enérgico en los cruces espontáneos y afortunados por las calles del pueblo. Pero sin embargo cuando la tormenta se dibuja en el cielo como una colina gigante de nubes grises, y los relámpagos comienzan a preanunciar una secuencia de explosiones graves: Malvinas vuelve a congelarle la piel, retornan los días de hambre y de frío, donde el viento feroz se conjugaba con los bombardeos frenéticos del acontecimiento bélico.
Y eso fue la bomba que irrumpió con la paz de la noche. El viento empezó a soplar con mayor intensidad con un zumbido grave proveniente del sur, y los truenos empezaron a crujir con un sonido tétrico que lo dejaron atónito en la banqueta, con la expresión temerosa en el piso y la mirada fija en un punto distante y remoto. Nadie hablaba, y él parecía congelado en la crudeza de la noche, sufriendo una parálisis que los transportaba a esas escenas que pretendía mitigar de la memoria pero que volvían para apoderarse de él como un cáncer maligno que se desparrama por el cuerpo.
Sus amigos estaban boquiabiertos, quizá organizando alguna frase coherente y aliviante para salvar “al flaco” de ese autismo eterno; pero quietos e inmóviles de incapacidad y asombro: porque jamás se les había ocurrido imaginar cuánta presión provocaría una guerra, porque jamás se despertó el interés social por un episodio nefasto donde los protagonistas fueron pibes de barrio destinados a morir por un sistema político en estado vegetativo.
“El flaco” despertó de golpe de un sacudón de ese insomnio extraño. Se paró, miró a los ojos impávidos que lo apuntaban y señaló que no aguantaba ni un minuto más en el lugar: “tengo que ir a mi casa a dormir… para dormir en paz” dijo entre dientes con la mirada desgarrada de miedo, como un nene que no puede conciliar el sueño y tiene que dormir con sus padres. Nadie respondió nada, todos atinaron a levantar campamento y guardar las pertenencias en el baúl del auto, mientras el flaco se desparramaba en el asiento trasero del vehículo con las manos en los oídos para silenciar esa música tétrica de guerra.
Nadie comprendía con exactitud las reacciones raras del flaco; y tampoco nadie se animaba a preguntarle nada. Se viajó sin frenar, hablando en voz baja de a ratos, para no precipitarlo, para no estorbar ese silencio que él mismo procuraba tapándose los oídos con la impotencia de impedir la filtración de un dolor irremediable.
En el viaje sufrió la guerra; sufrió los cascotazos de nieves azotándole la espalda en el ruido seco que producían la lluvia en el parabrisa, padeció el frío bajo cero del sur en la ventanilla trasera que le enfriaba la oreja dejándola inerte y sorda de la realidad y soportó los truenos y rayos que golpeaban la noche en forma de bombas que caían próximas a su trinchera. Por horas sólo pensó en eso: no pudo focalizar en otras imágenes, sólo transcurrían escenas tortuosas que se reproducían de la misma forma que en aquel Abril del 82.
El pensamiento fue por horas una herramienta masoquista de dominación que lo dejó anclado en las islas, manejándole la sensibilidad como si la mente no iniciara movimientos y sensaciones corporales.
Lloró sin darse cuenta cuando volvió a ver de forma tan fidedigna esas caras que nunca se olvidaría, esos heroicos soldaditos que murieron por la patria, y sobre todo aquél…ese amigo del alma que descubrió en la guerra y que la guerra misma lo suprimió de la vida como un mero acto de magia.
Hizo fuerza, y apretó los ojos con violencia como instando a tergiversar la historia, atinando transformarla, pero se despertó sudoroso en la puerta de su casa con su mujer en la puerta esbozándole una sonrisa de bienvenida.
Se levantó con ese pesimismo de la frustración del sueño, con ese dolor en el pecho de un balazo que le devolvía esa verdad destinada a ser verdad para siempre: “nos volvemos a casa, hemos perdimos la guerra”, balbuceó suave esa frase que había empuñado en puño y letra para mandar a su madre, días después del 14 de Junio 1982 cuando el General Mario Benjamín Menéndez informó al gobierno británico la rendición de las tropas Argentinas luego del aniquilamiento de las últimas filas de infantería.
Bajó del auto aturdido y saludó con un gesto a sus amigos que emprendían viaje con bocinazos de despedida. Entró a los apurones y cerró todas las persianas para amortiguar el ruido. Se sentó en la cama y luego de unos segundos de inmovilidad observando el techo, se puso la remera de su amigo que extrajo de su armario sagrado y se sumergió en la cama de su hija: de Malvina Soledad, la única que le podía devolver la paz que necesitaba cuando volvía la guerra, la única que podía torcer la Historia. En una hora se durmió y ya no le dolió el balazo en el pecho

Malvinas

Malvinas: los papeles confidenciales de Costa Mèndez (CMMiberoamerica)

“Su soltura, su uniforme, su largo y delgado habano, su barba, todo respondía exactamente a la imagen divulgada por la televisión y las fotografías”. De cerca, a la distancia en que los varones se dan la mano, a Nicanor Costa Méndez, el canciller aristocrático, ultracatólico y anticomunista, el comandante Fidel Castro le resultó igualito que por la TV.

Desde nuestro Centro de Noticias I

Ciudad de San Miguel Arcángel,

N.O. del conurbano bonaerense,

República Argentina en la UNASUR-CELAC

Fuente: NewsWeek

Autor: Andrés Fidanza

Malvinas: los papeles confidenciales de Costa Mèndez (CMMiberoamerica)

http://www.cadenamarianomoreno.com.ar/?p=34688


“Su soltura, su uniforme, su largo y delgado habano, su barba, todo respondía exactamente a la imagen divulgada por la televisión y las fotografías”. De cerca, a la distancia en que los varones se dan la mano, a Nicanor Costa Méndez, el canciller aristocrático, ultracatólico y anticomunista, el comandante Fidel Castro le resultó igualito que por la TV. Pasó el 2 de junio de 1982 en La Habana, durante una reunión del Movimiento de Países No Alineados, mientras la guerra de las Malvinas ya se perfilaba para una clara rendición argentina. Las bambalinas diplomáticas de abril habían fracasado y Estados Unidos, a pesar de su alianza ideológica y material con la junta militar argentina (vía colaboración clandestina con la CIA, en algunos casos), había optado por no ser neutral en el conflicto entre Gran Bretaña y la Argentina. Lo que fue toda una decepción para el presidente de la junta, Leopoldo Fortunato Galtieri, según afirmó más tarde para el Informe Rattenbach. Despechada por la falta de solidaridad de las potencias anticomunistas de Occidente, la dictadura fue por el apoyo residual de Muammar Kadafi, Fidel Castro y los No Alineados. De ahí, la predicción de Costa Méndez: “Malvinas puede ser un Vietnam para Gran Bretaña”.

Sabemos, a 30 años del desembarco argentino en las islas, que Malvinas no fue el equivalente sudamericano de Vietnam, y que el 14 de junio se terminó la guerra, y el entusiasmo patriotero del gobierno de Galtieri y de amplios segmentos de la sociedad. Después vino el Informe Rattenbach (encargado por el propia junta militar y recientemente difundido por orden de Cristina Kirchner) para explicar que la guerra, una “aventura militar” según el histórico documento, se perdió por una profunda “falta de preparación y organización”. Costa Méndez, sin embargo, no quedó conforme con el trabajo del teniente general retirado Benjamín Rattenbach (muy crítico de la performance del canciller), y a partir de 1983 se dedicó a hacer su propia investigación y memorias sobre Malvinas: una especie de Anti-Informe Rattenbach, que incluyó documentos oficiales (que se había llevado a su casa desde el Ministerio de Relaciones Exteriores), entrevistas y charlas secretas. ¿Dónde quedaron tales archivos? Una parte fue a parar al libro póstumo de Costa Méndez Malvinas. Ésta es la historia, en el que el canciller describe su delirante encuentro con Fidel Castro.

Pero el resto, aún hoy, mantiene un atrapante estatus de enigma histórico y político. Y hay más: la única colaboradora de Costa Méndez en aquella investigación privada, la licenciada Virginia Gamba (experta en seguridad y desarme, y ex jefa de formación de la policía metropolitana creada por PRO), alimenta el mito de que el Informe Costa Méndez integra los archivos secretos que el Estado argentino todavía no desclasificó. Gamba, además, se anima a la declaración de la polémica, en tiempos de repudio unánime a la jugada militar de haber invadido las islas: “Malvinas no fue una aventura bélica”.

Ese mismo mensaje buscó instalar, en oposición a la “insidiosa y pérfida propaganda británica”, el canciller Costa Méndez con su libro póstumo. Publicado en 1993, casi un año después de su muerte, Malvinas… es una “réplica a las acusaciones que me formuló la llamada Comisión Rattenbach”, según el propio autor; a la vez que un naif diario íntimo de las experiencias e impresiones personales de este abogado de buena llegada al ámbito castrense, y que se movía con bastón lustroso por culpa de la poliomielitis: sus viajes (Nueva York, La Habana), sus conversaciones (con el canciller inglés Lord Carrington y el estadounidense Alexander Haig) y un encadenado de reflexiones, desde el día en que lo citó y designó Galtieri, en diciembre de 1981, hasta finales de la guerra de Malvinas.

Pero su archivo malvinero no se agota en aquel libro, y existe esa versión diplomática que eleva los papeles recopilados por Costa Méndez a secreto de Estado todavía vigente. “Luego de la guerra él se llevó casi todos los documentos a su casa, y se dice que después su familia se los devolvió a Cancillería”, explica a Newsweek Andrés Cisneros, viceministro de Relaciones Exteriores durante la época menemista. Y un ex canciller confirma a Newsweek que el Estado argentino aún no desclasificó todos los documentos vinculados con Malvinas, pero niega que sean los aportados por la familia de Costa Méndez.

“Hicimos un trabajo muy arduo que después Costa Méndez se encargó de entregar al Congreso y las Fuerzas Armadas”, revela Gamba, que es licenciada en Estudios Latinoamericanos por la Universidad de Newcastle. Gamba estudió en Inglaterra y, de pura casualidad, volvió a la Argentina el 31 de marzo de 1982, dos días antes del desembarco en Malvinas. Desde su llegada, escribió artículos analizando los vaivenes de la guerra, hasta que, a fines de 1983, la llamó por teléfono Costa Méndez. Gamba, entonces, recopiló, entrevistó —”a Galtieri, entre otros”— y documentó para el ex canciller.

Ahora, mientras presenta la reedición de su libro Señales de guerra. El conflicto de las Islas Malvinas 1982 (El Ateneo), que escribió junto al historiador británico Lawrence Freedman, Gamba sospecha que aquel Anti-Informe Rattenbach “es parte de los archivos clasificados por el Gobierno”.

¿Qué había en aquellos documentos?

La memoria completa de la guerra, con la cronología que cada una de las armas tenía del conflicto.

¿En que se diferenciaba del trabajo de Rattenbach?

Rattenbach echó luz sobre algunos errores del manejo militar, y en ese sentido es positivo, pero en ese informe es difícil ver una historia completa de la guerra, no limitada a la crítica castrense.

¿Qué interés habría en mantener archivado el trabajo de Costa Méndez?

Porque hoy se busca deslegitimar la cuestión de Malvinas. Quizás se cree que no puede haber nada bueno en la gesta de Malvinas.

¿Y hubo algo bueno en esa guerra?

Una guerra es siempre una derrota del poder, porque el verdadero poder no tiene que ser la fuerza. Pero yo le pregunto algo: ¿Realmente se perdió la guerra de Malvinas?

¿Por qué lo pregunta?

Porque se perdió y murió mucha gente, sí, pero no se modificó en nada la legitimidad del reclamo. Además, se obtuvo un enorme conocimiento mundial de que existían tales islas y un reclamo de soberanía por parte de la Argentina.

Pero después de la guerra hubo un enorme retroceso en las negociaciones por la soberanía…

Eso es mentira. Antes del 2 de abril no se estaba ni cerca de obtener la soberanía. Eso es un rumor difundido por Gran Bretaña después de la guerra.

¿Cómo interpreta lo que pasó el 2 de abril de 1982?

Argentina usó la herramienta militar como estrategia de vía diplomática. Desde ese punto de vista, no fue una aventura. Después del 2 de abril, la Argentina está conteniéndose todo el tiempo, porque quiere dar paso a la vía diplomática. Al revés de lo que hacía Gran Bretaña, que apostaba todo el tiempo por el camino militar.

Uno de los actores que estuvo en las reuniones en que se murió definitivamente la salida diplomática, el entonces embajador argentino ante la ONU, Eduardo Roca, coincide parcialmente con Gamba. “La postura intransigente fue de ambas partes: ninguna hacia concesiones, porque políticamente la guerra le convenía a los dos países”, interpreta Roca ante Newsweek. Sobre los archivos acumulados por Costa Méndez, con el que el ex embajador debió lidiar por aquellos días, Roca ignora “dónde habrán ido a parar”. Igual, a 30 años del conflicto, Roca los intuye más aburridos que reveladores.

Desde Perú, el ex canciller Javier Arias Stella —protagonista en el fallido intento de mediación encarado por el gobierno de Perú— sostiene que “fue Margaret Thatcher la que dio la orden de hundir el barco General Belgrano, porque los británicos sabían que estábamos cerca de llegar a un acuerdo”. La escena de la dramática decisión de Thatcher se puede ver, encarnada por una Meryl Streep afectada, en la película La Dama de Hierro.

La directora de la sección Malvinas del Comité Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), Lilian del Castillo, opina que durante las negociaciones posteriores al desembarco, la Junta Militar debería haber aceptado la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas: aquella que exigía el retiro de las tropas argentinas como condición necesaria para discutir la soberanía. Es decir, Del Castillo piensa que había un amplio margen para eludir la guerra, incluso después de la invasión galtieriana del 2 de abril de 1982.

Esa semana, unos días después de la ocupación argentina, Adolfo Pérez Esquivel (que había recibido el premio Nobel de la Paz hacía más de un año) se reunió con Costa Méndez. Y Pérez Esquivel asegura a Newsweek que las palabras del canciller fueron: “Le pido que nos ayude, porque esto se nos fue de las manos”. Costa Méndez ya no podrá dar su versión de aquella reunión. Y su mítico informe malvinero, a la fecha, sigue sin aparecer.

Las nuevas guerras coloniales

Igual que ocurrió durante la Guerra Fría las contradicciones entre las grandes potencias del globo se dilucidan hoy mediante conflictos bélicos en la periferia pobre del sistema. El llamado Tercer Mundo resulta el escenario donde la disputa mundial adquiere sus expresiones más crueles y si antes se trataba de una dura competencia entre Oriente y Occidente, entre “comunismo y democracia”, desaparecido el campo socialista (en particular la Unión Soviética) se asiste hoy a un juego mucho más complicado de fuerzas en pugna por alcanzar la hegemonía.
A los protagonistas de ayer -que en la práctica permanecen en el conflicto actual- habrán de agregarse otros nuevos, todos ellos en busca de lo mismo: materias primas esenciales, áreas de influencia, control de mercados, corredores estratégicos, bases militares, gobernantes “amigos” y en el caso de los Occidentales una obsesión de vieja data que ya aparece en las formas clásicas del colonialismo, a saber, la imposición violenta de sus valores, la forzada integración de las sociedades periféricas en el nuevo orden mundial así sea al precio de destruir culturas completas (genocidio incluido) en aras del “progreso de la humanidad”.
La pugna por la hegemonía mundial aparece entonces como un transfondo insoslayable en el análisis de las guerras en curso, de los levantamientos armados espontáneos o debidamente fomentados, de los golpes de estado contra gobiernos no controlables o contra tiranos políticamente agotados, en medio de una dinámica creciente de inestabilidad política y desgarros sociales que dibujan de manera tan dramática el cuadro de casi todos los países del mundo pobre y dependiente. Por supuesto, cada conflicto tiene sus propios motivos y no es sensato reducir todo a la intervención de fuerzas extrajeras, de la misma forma que es bastante ingenuo considerar que las naciones más poderosas en pugna por el control mundial son agentes respetuosos de la soberanía y la autodeterminación de los demás, resultan inocentes protagonistas y fieles garantes de la legalidad internacional y sobre todo, que lejos de intereses espurios, en sus “misiones” tan solo les anima un sincero amor por la humanidad y el deseo de extender la democracia por el mundo. Hasta el más ciego puede constatar cómo la política internacional de las naciones ricas no es otra cosa que un discurso cínico de justificación de agresiones, desembarcos, bloqueos y toda clase de medidas de fuerza bruta que nada tienen que ver con el supuesto y jamás practicado “derecho internacional”. No resulta entonces extraño que antes que el respeto universal por tratados y normas internacionales predomine de nuevo la “diplomacia de las cañoneras” y si bien algunos gobiernos intentan conservar un lenguaje retórico de respeto por los demás, cada vez se impone con mayor claridad la expresión sin tapujos del supuesto derecho del más fuerte como origen natural del poder.
Las guerras actuales tienen para quienes las alimentan y promueven ganancias de todo orden. Para el llamado complejo militar-industrial - que existe no solo en los Estados Unidos aunque allí tenga su máxima expresión- los beneficios económicos son inmediatos y seguros con independencia de los resultados del conflicto tal como se puede comprobar en la destrucción de Iraq, la batalla perdida de Afganistán, el atolladero de Pakistán, la bomba de tiempo que supone el conflicto en Palestina, la también perdida guerra contra las guerrillas en Colombia y la actual agresión contra Libia: los inmensos raudales de dinero que han recogido las empresas de la guerra arrojan un balance inmediato y ampliamente favorable así sea al alto precio de propicar mil otros conflictos y llevar a extremos inéditos las contradicciones de todo tipo aún a sus propios países. La guerra, como ocurrió antaño, juega entonces un papel importante en la búsqueda de salidas a la crisis del capitalismo, una suerte de mecanismo automático del sistema que opera con independencia de los riesgos inmensos que supone.
Por supuesto, no solo gana el complejo militar-industrial. Los beneficios a mediano y largo plazo se suponen comunes para todos los grupos de la clase dominante metropolitana. Despúes de la agresión inicial vienen la ocupación, el saqueo y por supuesto la “reconstrucción”, asegurándose el objetivo central de la cruzada que no es otro que controlar los recursos naturales del país sometido, al precio más bajo y en las mejores condiciones posibles.
El gran inconveniente de esta estrategia de nueva colonización es -tal como sucedió en el pasado- que lejos de trascurrir en armonía y amistosa cooperación entre en las potencias interesadas se producen inevitables roces que alimentan una dinámica de confrontración de impredecibles consecuencias. Los Estados Unidos aparece como la gran potencia que aspira a hegemonizar este proceso de saqueo planetario , admitiendo a Europa como una especie de socio menor, incómodo pero necesario. Pero en el escenario mundial se mantiene Rusia, que a pesar de sus dificultades temporales tiene un potencial nada desdeñable y sobre todo sigue siendo una potencia nuclear imposible de ignorar, al tiempo que a la palestra suben economías en ascenso como Brasil, India y sobre todo China. Algunas aspiran al menos a hegemonías regionales pero Estados Unidos y China, dadas sus dimensiones, buscan una influencia y un dominio planetarios y tienen todas las condiciones para conseguirlo. Para muchos analistas Estados Unidos es ya una potencia en declive en tanto que China lo es en ascenso, convertida ya en la segunda economía del mundo y con aspiraciones a convertirse en la primera antes de una década. Así, se dan pues todas las condiciones para una confrontración multipolar que bien puede desembocar en una guerra generalizada. Todo conduce a pensar que en lugar de una era de entendimiento y paz lo que se está gestando es probablemente una versión nueva y más terrible de las guerras mundiales del siglo anterior. Y es así porque desplazar el enfrentamiento entre potencias a la periferia del sistema tiene sus límites. Solo es cuestión de tiempo que el cerco militar a China por parte sobre todo de los Estados Unidos y la estrategia de hostilizar y desmembrar Rusia desemboquen en una confrontación directa de incalculables resultados.
En Latinoamérica y el Caribe la confrontación no parece hoy tan aguda como en Asia y África pero se produce igualmente. Brasil es sin duda el mayor obstáculo para una potencia como Estados Unidos que debe aceptar ya la presencia de China, Rusia, Japón y Europa en una región que siempre consideró suya en exclusiva. Hay demasiados recursos en juego y procesos sociales y políticos muy agudos que bien pueden servir para propiciar intervenciones bélicas mediante las cuales se busque recuperar protagonismo. De nuevo, antes que enfrentarse a Brasil directamente, Europa y los Estados Unidos en particular activan conflictos en la periferia de este coloso suramericano (en Venezuela y Colombia, de manera particular) con la finalidad de debilitar sobre todo el proceso de integración y reducir en lo posible las nuevas relaciones con China que en países claves de la región ya reemplaza a los Estados Unidos como socio preferente. Por supuesto, se mantiene la estrategia de ahogar a Cuba por todos los medios y frustrar el posible surgimiento de experiencias similares en el área. Pero de momento, la región se beneficia de las urgencias que otros frentes imponen a las potencias occidentales.
Por supuesto, en todo este incierto panorama los pueblos tienen un protagonismo decisivo. Los movimientos sociales en Latinoamérica y el Caribe, los levantamientos en el mundo árabe, las luchas nacionalistas en Asia y el descontento creciente de la misma población metropolitana encierran un potencial inmenso que puede determinar una salida que no sea la guerra o convertir ésta en una oportunidad para dar nacimiento a una nueva era. Como se afirmaba entonces, existe la posibilidad de que la guerra desemboque en una revolución o que una gran revuelta ciudadana detenga la locura de la guerra.

¿Otra vez la Doctrina de Seguridad Nacional?

Reprimen a campesinos paraguayos, con asesoramiento de militares argentinos

(AW) Continúan las denuncias por la profundización del plan Colombia en Paraguay, contra los que luchan por la reforma agraria, mientras militares argentinos son parte de la formación de represores y asesinos de los campesinos.

Comunicado de La Coordi Noticias – L.C.N.

Los atemorizados mandones regionales profundizan la coordinación represiva entre si bajo la colérica mirada del presidente bombardeador Obama.

El 8 de marzo, Día Internacional de la mujer, frente la embajada de Paraguay en Argentina, la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos y otras organizaciones exigieron la inmediata libertad Graciela Samaniego López y otras presas políticas en Paraguay. Según la fiscal Antisecuestro Sandra Quiñónez la participación de esta compañera y de Hugo Diosnel Gill Torres - también referente campesino - en el Ejército del Pueblo Paraguayo está plenamente comprobado. (Ultima Hora, 21/3/2011)

La Gremial de Abogados denuncia que militares de origen argentino dan cursos a fiscales - como esta nefasta fiscala conocida como Sandra “Colombia “Quiñones - en Paraguay (enviamos el documento completo al final.) Recordemos que el actual gobierno argentino entregó a esta fiscal a los 6 campesinos que habían pedido refugio político. Esta y otros “fiscales” en Paraguay, actúan según modelo del Plan Colombia contra los que luchan por la reforma agraria. ( 3 / 3 / 2011 ) Se generaliza a nivel regional el despojo y el saqueo del agronegocio y el Kapital. En Paraguay:

Primero, el viernes pasado, los fiscales en la República del Paraguay desalojaron campesinos de tierras que habían recuperado del latifundio usurpado por Pablo Ferreira de Sousa en Jejuimí, distrito de Villa Ygatimí en Curuguaty. El procedimiento fue llevado a cabo por la Policía Nacional y el fiscal Miguel Ángel Rojas, en horas de la mañana del viernes. Hombres armados al servicio de Ferreira de Sousa golpearon a los compañeros, las mujeres lograron escapar, pero el referente campesino Benigno Franco desapareció desde ese momento. Se pensó que lo habían matado y se hizo la denuncia en la Fiscalía. (Ultima Hora, 21 /3/ 2011 ) Segundo, la Policía del departamento de Canindeyú encontró este lunes al referente campesino Benigno Franco, quien se encontraba desaparecido desde el viernes luego de un tiroteo en tierras recuperadas al latifundio. El hombre fue abandonado maniatado en una zona fronteriza con Brasil. (Abc Color, 21 / 3 / 2011)

Tercero, Claudelino Armoa, campesino de Agüerito, recibió impactos de arma de fuego por parte de guardias privados de la estancia Paso Kurusu, de Ulisses Rodrigues Teixeira, en un hecho que se registró ayer a la mañana. ( Abc Color: 17 / 3 / 2011 )

Denunciamos que se está actualizando la Doctrina de Seguridad Nacional, especialmente promoviendo el uso del articulado de las Leyes del Terror impuesta por el Grupo de Acción Financiero del Fondo Monetario Internacional y la instrucción en contrainsurgencia. Aún a civiles del Ministerio Público de Paraguay.

"Deseo a los profesores, orientadores, integrantes de la hermana República Argentina, a los cursantes, el mejor de los éxitos", expresó Lugo – presidente de Paraguay -. Se refería al curso de Inteligencia Estratégica, contra lo que llama amenazas a “la seguridad de los estados.” Paraguay cuenta con instructores de la Dirección General de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército de la República Argentina.

¡Anulación ya de la Ley Antiterrorista!

¡Libertad a los Presos Políticos!

¡Fuera militares argentinos y fuera yanquis de Paraguay!

Redacción

La Coordi Noticias

A continuación reproducimos el documento de la Gremial de Abogados

EXIGIMOS AL GOBIERNO ARGENTINO EL CESE INMEDIATO DE COLABORACIÓN CON LA REPRESIÓN EN PARAGUAY

Como GREMIAL DE ABOGADOS estamos consternados por la noticia que adjuntamos referida a la amplia colaboración de oficiales de inteligencia del Ejercito Argentino para con las Fuerzas Armadas paraguayas en tareas de combatir y reprimir a organizaciones populares en especial a los campesinos.-

En su oportunidad repudiamos al Gobierno Paraguayo del presidente Lugo por la militarización de las zonas donde más ha arreciado las luchas de los campesinos paraguayos por sus derechos y su dignidad.- Casualmente son las zonas sobre las cuales se cierne la amenaza de los grandes pooles sojeros que arrasan no sólo con los pequeños campesinos cultivadores sino con todo el ecosistema; pooles que ya se han apoderado de gran parte de las mejores tierras del Paraguay.-

Nuestra GREMIAL DE ABOGADOS también repudió los convenios entre el Presidente Lugo y el genocida presidente colombiano Álvaro Uribe por medio de los cuales se garantizó la continuidad del asesoramiento y la formación de las fuerzas policiales y el Ministerio Público paraguayos por parte de los peores genocidas colombianos.- Así como ininterrumpidamente vienen haciéndolo la tristemente célebre USAID y los entrenadores militares yanquis.-

Pero esta noticia de que somos ahora los argentinos quienes enviamos oficialmente nuestros militares de inteligencia para colaborar en la represión, según la información, debido a un acuerdo entre los ministerios de Defensa de ambos países, nos llena de sorpresa e indignación.-

En consecuencia exigimos al Gobierno Argentino en primer lugar que desmienta la versión de los medios y del Gobierno Paraguayo en el supuesto caso que la misma sea falsa.-

El Gobierno Argentino debe explicar a la opinión pública porque razón las Fuerzas Armadas, y dentro de ellas, sus oficiales de inteligencia, en vez de trabajar sobre hipótesis de defensa de nuestra soberanía ante agresiones externas o ante la ocupación de partes inalienables de nuestro territorio nacional, se forman y, a su vez, pretenden formar a otros, sobre hipótesis del tipo “amenazas emergentes, terrorismo, narco-terrorismo, crimen organizado, tráficos ilegales”, etc., que son propias, en términos de nuestra Constitución y nuestras leyes, de Fuerzas de Seguridad.

Si esta información, avalada y sostenida aparentemente por el propio presidente del Paraguay, resultara cierta, exigimos al Gobierno Argentino que reflexione acerca de que no se puede colaborar en la represión a un pueblo hermano como el Paraguayo, tal como hicieron las dictaduras militares en el pasado, estando aún fresca en la memoria de todos el nefasto “Plan Cóndor”, algunas de cuyas prácticas hoy son juzgadas en nuestro tribunales. Estos juicios, precisamente, se convertirían en ceremonias vacías si, modificando las formas y los discursos, se incurriera en prácticas semejantes.

Dejemos de ser cómplices de las grandes oligarquías terratenientes sojeras que se ensañan contra los mas débiles campesinos y sus organizaciones.- El combate a la organización campesina Ejercito del Pueblo Paraguayo (EPP) es una simple excusa para reprimir, invadir pequeños asentamientos agrarios y permitir la expansión de los conglomerados sojeros.-

Exigimos repudio absoluto y presión y pedidos de informes a los Poderes Ejecutivos y Legislativos argentinos a fin de que cese la situación que aquí denunciamos.-

GREMIAL DE ABOGADOS

Buenos Aires, Argentina

Marzo de 2011

Luther King

1964. Abril IV. EEUU: es asesinado Martin Luther King (CMMElDiaenlaHistoria)

Martin Luther King, Jr.1 (Atlanta, 15 de enero de 1929 – Memphis, 4 de abril de 1968) fue un pastor estadounidense de la iglesia bautista2 que desarrolló una labor crucial en Estados Unidos al frente del Movimiento por los derechos civiles para los afroamericanos y que, además, participó como activista en numerosas protestas contra la Guerra de Vietnam y la pobreza en general.

Desde nuestro Centro de Noticias I

Ciudad de San Miguel Arcángel,

N.O. del conurbano bonaerense,

República Argentina en la UNASUR-CELAC

Fuente: Wikipedia

1964. Abril IV. EEUU: es asesinado Martin Luther King (CMMElDiaenlaHistoria)

http://www.cadenamarianomoreno.com.ar/?p=34582


Martin Luther King, Jr.1 (Atlanta, 15 de enero de 1929Memphis, 4 de abril de 1968) fue un pastorestadounidense de la iglesia bautista2 que desarrolló una labor crucial en Estados Unidos al frente del Movimiento por los derechos civiles para los afroamericanos y que, además, participó como activista en numerosas protestas contra la Guerra de Vietnam y la pobreza en general.

Por esa actividad encaminada a terminar con el apartheid estadounidense y la discriminación racial a través de medios no violentos, fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz3 en1964. Cuatro años después, en una época en que su labor se había orientado especialmente hacia la oposición a la guerra y la lucha contra la pobreza, fue asesinado en Memphis, cuando se preparaba para liderar una manifestación.4

Luther King, activista de los derechos civiles desde muy joven, organizó y llevó a cabo diversas actividades pacíficas reclamando el derecho al voto, la no discriminación y otros derechos civiles básicos para la gente negra de los Estados Unidos. Entre sus acciones más recordadas están el boicot de autobuses en Montgomery, en 1955; su apoyo a la fundación de la Southern Christian Leadership Conference, en 1957 (de la que sería su primer presidente); y el liderazgo de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad, en 1963, al final de la cual pronunciaría su famoso discurso “I have a dream” (‘yo tengo un sueño’), gracias al cual se extendería por todo el país la conciencia pública sobre el movimiento de los derechos civiles y se consolidaría como uno de los más grandes oradores de la historia estadounidense.5

La mayor parte de los derechos reclamados por el movimiento serían aprobados legalmente con la promulgación de la Ley de los derechos civiles y la Ley del derecho al voto.

King es recordado como uno de los mayores líderes y héroes de la historia de Estados Unidos, y en la moderna historia de la no violencia. Se le concedió a título póstumo la Medalla Presidencial de la Libertadpor Jimmy Carter en 1977 y la Medalla de oro del congreso de los Estados Unidos en 2004. Desde 1986, el Martin Luther King Day es día festivo en los Estados Unidos.

JuventudBiografía

Luther King era hijo del pastor baptista Martin Luther King, Sr. y de Alberta Williams King, organista en una iglesia.6 Su padre tuvo como nombre al nacer Michael King, por lo que al futuro premio Nobel de la Paz se le puso en principio ese mismo nombre: Michael King, Jr. Pero en un viaje a Europa que realizó la familia en 1934, el padre, durante una visita a Alemania, decidió cambiar los nombres usando Martin Luther en honor del líder protestante Martin Luther (en español Martín Lutero).7 Tuvo una hermana mayor, Christine King Ferris, y un hermano más joven, Alfred Daniel Williams King.8

Desde pequeño, vivió la experiencia de una sociedad segregacionista;9 a los seis años, dos amigos blancos le anunciaron que no estaban autorizados a jugar con él.10

En 1939, cantó con el coro de su iglesia en Atlanta para la presentación de la película Lo que el viento se llevó.

King estudió en la Booker T. Washington High School de Atlanta. No cursó ni el noveno ni el duodécimo grado, y entró en el Morehouse College, una universidad reservada a los jóvenes negros, a los 15 años, sin haberse graduado formalmente en secundaria.11 En 1948, se graduó en sociología (Bachelor of Arts) en el Morehouse,12 y se matriculó en el Crozer Theological Seminary en Chester, en Pensilvania, de donde salió con un grado de Bachelor of Divinity (una licenciatura en teología) el 12 de junio de 1951.13 King comenzó en septiembre de ese mismo año sus estudios de doctorado en Teología sistemática en la Universidad de Boston, recibiendo el grado de Doctor en Filosofía el 5 de junio de 1955.14 15

Se casó el 18 de junio de 1953 con Coretta Scott, que tomó su nombre para convertirse en Coretta Scott King, en el jardín de la casa de sus padres en Heiberger, Alabama.16 Tuvieron cuatro hijos: Yolanda King, en 1955, Martin Luther King III, en 1957, Dexter Scott King, en 1961, yBernice King en 1963.17

Montgomery: la lucha por los derechos civiles


King se convirtió en 1954 en pastor de la Iglesia bautista de la Avenida Dexter, en Montgomery, con 25 años de edad.18

El sur de los Estados Unidos se caracterizaba en esa época por la violencia que se ejercía contra los negros, un racismo que llegaría a provocar en 1955 la muerte de tres personas de color Emmett Till, un adolescente de 14 años; el pastor activista George W. Lee; y el militante de los derechos civiles Lamar Smith (activista).

El 1 de diciembre de 1955, cuando Rosa Parks, una mujer negra, fue arrestada por haber violado las leyes segregacionista de la ciudad de Montgomery al rechazar el ceder su sitio a un hombre blanco en un autobús, Luther King inició un boicot de autobuses con la ayuda del pastor Ralph Abernathy y de Edgar Nixon, director local de la National Association for the Advancement of Colored People.

La población negra apoyó y sostuvo el boicot, y organizó un sistema de viajes compartidos. Luther King fue arrestado durante esa campaña, que duró 382 días y que resultó extremadamente tensa a causa de los segregacionistas blancos que recurrieron a métodos terroristas para intentar amedrentar a los negros: la casa de Martin Luther King fue atacada con bombas incendiarias la mañana del 30 de enero de 1956, así como la de Ralph Abernathy y cuatro iglesias.

Los boicoteadores fueron objeto constante de agresiones físicas, pero el conjunto de los 40 000 negros de la ciudad siguieron con su protesta, llegando en ocasiones a caminar hasta 30 km para llegar a sus lugares de trabajo.

El boicot terminó gracias a una decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos del 13 de noviembre de 1956 que declaró ilegal la segregación en los autobuses, restaurantes, escuelas y otros lugares públicos.

Continuando con la campaña, en 1957, Luther King participó en la fundación de la SCLC (Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano, en inglés), un grupo pacifista del que sería presidente hasta su muerte creado para participar activamente en el movimiento por los derechos civilesorganizando a las iglesias afroamericanas en las protestas no violentas.19

King se adhirió a la filosofía de la desobediencia civil no violenta, tal como había descrito Henry David Thoreau20 y como había utilizado con éxito en la India Gandhi.21 Aconsejado por el militante de los derechos civiles Bayard Rustin, decidió utilizarla con motivo de las manifestaciones de la SCLC.

King expuso en 1958 su punto de vista sobre la segregación racial y la espiral de desigualdad y de odio que provocaba en su libro Stride toward freedom; the Montgomery story (‘La marcha hacia la libertad; la historia de Montgomery’):

Con frecuencia, los hombres se odian unos a otros porque se tienen miedo; tienen miedo porque no se conocen; no se conocen porque no se pueden comunicar; no se pueden comunicar porque están separados.

Mientras estaba firmando ejemplares de su libro en una tienda de Harlem, el 20 de septiembre de ese año fue apuñalado por Izola Curry, una mujer negra que lo acusó de ser un jefe comunista, y que sería juzgada como desequilibrada. Luther King escapó por poco de la muerte, pues la herida hecha con un cortapapeles le había rozado la aorta. Perdonó a su agresora y en una declaración a la prensa22 aprovechó para subrayar y denunciar la presencia de la violencia en la sociedad estadounidense:

El aspecto patético de esta experiencia no es la herida de un individuo. Demuestra el clima de odio y de amargura que impregna de tal manera nuestra nación, que estos accesos de extrema violencia deben surgir inevitablemente. Hoy soy yo. Mañana podría ser otro dirigente o no importa quién, hombre, mujer o niño, quien sea víctima de la anarquía y la brutalidad. Espero que esta experiencia termine por ser socialmente constructiva demostrando la necesidad urgente de la no violencia para gobernar los asuntos de los hombres.

En 1959 escribió el libro The measure of a man (‘La medida de un hombre’), un intento de describir una estructura óptima de sociedad política, social y económica, libro del que se extrajo el ensayo What is man?(¿Qué es un hombre?).

El FBI comenzó a someter a vigilancia a Martin Luther King en 1961, en la creencia de que los comunistas intentaban infiltrarse en el movimiento de los derechos civiles. Aunque no consiguieron ninguna prueba, la agencia utilizó ciertos detalles registrados a lo largo de seis años para intentar apartarle de la dirección de la organización.

Luther King previó con claridad que las protestas organizadas y no violentas contra el sistema de segregación del sur provocarían una gran cobertura mediática del conflicto por la igualdad y el derecho al voto de las personas de piel negra.

Las reseñas de los periodistas y los reportajes de la televisión mostraron las privaciones y humillaciones cotidianas de los afroamericanos del sur de los Estados Unidos, así como la violencia y el acoso desplegados por los segregacionistas contra los militantes de los derechos civiles. Como consecuencia de ello, se produjo una ola de incipiente simpatía en el seno de la opinión pública por el movimiento, que terminaría por convertirse en el tema político más importante de los Estados Unidos de los años sesenta.

Luther King organizó y dirigió marchas por el derecho al voto de los afroamericanos, la desegregación, el derecho al trabajo y otros derechos del hombre básicos. La mayor parte de ellos terminaron por sen sancionados como leyes en la Civil Rights Act of 1964 y el Voting Rights Act de 1965.

Junto con el SCLC aplicaron con éxito los principios de manifestación no violenta eligiendo estratégicamente los lugares y el método de protesta, consiguiendo confrontaciones espectaculares con las autoridades segregacionistas.

Albany

En Albany (Georgia), en 1961 y 1962, tuvo que reunir a los activistas locales del Student Nonviolent Coordinating Committee (SNCC) y de laNational Association for the Advancement of Colored People(Asociación nacional para el avance de las personas coloreadas’) dirigida por William G. Anderson, un médico negro.

Luther King intervino porque el SNCC no conseguía hacer avanzar el movimiento a pesar de las eficaces acciones no violentas (ocupación de bibliotecas, estaciones de bus, restaurantes reservados a los blancos, boicots y manifestaciones) a causa de la habilidad del sheriff local Pritchett, que realizaba arrestos masivos sin violencia y una dispersión de los prisioneros por todo el condado.

Asimismo, tuvo que intervenir porque esta organización lo había criticado por haber apoyado, en su opinión, débilmente los «freedom rides» (‘buses de la libertad’ contra la segregación).23

Aunque no contaba con quedarse más que unos días y solo con la intención de actuar como consejero, fue detenido durante una detención masiva de manifestantes pacíficos.

Rechazó pagar la fianza en tanto la ciudad no hiciese concesiones a las reclamaciones que habían provocado las manifestaciones.

No mucho tiempo después de su marcha, los acuerdos que se llegaron a alcanzar fueron «deshonrados y violados por la ciudad».24

Regresó en julio de 1962 y fue condenado a 45 días de prisión o a pagar 178 dólares de multa. Eligió la cárcel, pero fue discretamente liberado a los tres días por el shérif Pritchett, que se las arregló para pagar su multa. King comentaría:24

Habíamos sido testigos de personas echadas de restaurantes… expulsadas de las iglesias…y mandadas a prisión… Pero por primera vez, eramos testigos de alguien echado a patadas de prisión.

Tras cerca de un año sin resultados tangibles, el movimiento comenzó a debilitarse y a dividirse entre radicales y moderados. Durante una manifestación, jóvenes negros lanzaron piedras contra la policía; Luther King exigió el alto de todas las protestas y un «día de penitencia» para promover la no violencia y mantener la moral. Más tarde, fue otra vez arrestado y encarcelado durante dos semanas.

Aunque a pesar de la movilización el movimiento de Albany no consiguió obtener resultados inmediatos, sirvió de lección estratégica para Martin Luther y el movimiento de los derechos civiles, que decidieron concentrarse en temas específicos con el objeto de obtener victorias simbólicas:

El error que cometí fue protestar contra la segregación en general antes que contra alguno de sus hechos distintivos en concreto […] Una victoria de este tipo habría sido simbólica y habría galvanizado nuestro apoyo y nuestra moral… Cuando se planificó nuestra estrategia para Birmingham meses después, pasamos muchas horas evaluando Albany e intentando aprender de nuestros errores. Nuestro examen nos ayudó no solamente a hacer nuestras futuras tácticas más eficaces, sino que nos reveló también que lo de Albany había estado lejos de ser un fracaso total.

Sin embargo, el activismo local continuó, al tiempo que la atención de los medios se dirigía a otros temas. La primavera siguiente, la ciudad anularía todas sus leyes segregacionistas.

Birmingham

En 1960, la población de Birmingham era de 350 000 personas, un 65% eran blancos y el resto negros.25 Era una de las ciudades que mantenían y aseguraban por medio de la ley local el mayor grado de segregación racial de Estados Unidos en todos los aspectos de la vida, y tanto en los establecimientos públicos como en los privados.26 En esa época, solo el 10% de la población negra estaba inscrita en las listas electorales27 y su nivel de vida medio era menos de la mitad que el de los blancos, y los salarios para un mismo puesto eran, por lo general, muy inferiores.28

Birmingham no tenía ni policías, ni bomberos, ni tenderos, ni directores ni empleados de banca negros; el empleo para la población negra estaba limitado a los trabajos manuales en las acerías. Una secretaria negra no podía trabajar para un patrón blanco. El desempleo entre los negros era dos veces y medio más elevado que el de los blancos.29 Cincuenta atentados racistas no aclarados entre 1945 y 1962 dieron a la ciudad el sobrenombre de «Bombingham».30 Las iglesias negras donde los derechos civiles eran discutidos fueron objetivos privilegiados31 y la ciudad era particularmente violenta contra los Freedom riders.

Un responsable local de los derechos civiles, el pastor Shuttlesworth, intentó luchar a través de la justicia para que se desegregasen los parques de la ciudad, pero la ciudad reaccionó cerrándolos. El domicilio y la iglesia donde el pastor ejercía fue entonces el objetivo de varios atentados con bomba.32 Tras la detención de Shuttlesworth en 1962 por haber violado las leyes segregacionistas y que una petición al alcalde hubise sido tirada a la papelera según el propio alcalde,33 el pastor pidió la ayuda de Martin Luther King y del SCLC, subrayando el papel crucial de Birmingham en la lucha nacional por la igualdad racial.34

Las protestas comenzaron por un boicot en Pascua de 1963 para incitar a los jefes de empresas a que abriesen los empleos de vendedores y otros puestos a las personas de todas las razas, y para detener la segregación en las tiendas, manifestada, por ejemplo, en la existencia de cajas de cobro reservadas exclusivamente para los blancos.

Dado que los dirigentes económicos resistieron al boicot, Martin Luther y el SCLC comenzaron lo que habían bautizado como el proyecto C, una serie de manifestaciones no violentas como los sit-ins en restaurantes y bibliotecas, arrodillamiento de personas negras en las iglesias reservadas a los blancos, marchas de protesta pacíficas, etc.; todo ello con el objetivo de provocar arrestos.

Luther King resumió la filosofía de la campaña de Birmingham de la siguiente manera:35

El objetivo de […] la acción directa es crear una situación de crisis generalizada que abra inevitablemente la puerta a las negociaciones.

Él mismo fue arrestado el 13 de abril; durante su estancia en la cárcel, escribió la famosa Carta desde la prisión de Birmingham (Letter from Birmingham Jail), un ensayo donde define su lucha contra la segregación y que constituye una apasionada declaración de su cruzada por lajusticia y la vida.

En tales circunstancias, recibió el apoyo directo del presidente John Fitzgerald Kennedy, y su mujer Coretta el de Jacqueline Kennedy; fue liberado una semana después.

Aunque la campaña no disponía ya de demasiados voluntarios, los organizadores, a pesar de las vacilaciones de Martin Luther King,36 reclutaron a estudiantes y niños en una maniobra que fue denominada por los medios como «la cruzada de los niños». El 2 de mayo, cientos de estudiantes de todas las edades fueron preparados y entrenados para participar pacíficamente en las manifestaciones. Fueron arrestados violentamente por la policía que utilizó perros, y también chorros de agua a alta presión de una potencia tal que podían romper la ropa o levantar a una niña por encima de un coche.37 Como reacción, y a pesar de las instrucciones del SCLC, los padres y los guías comenzaron a tirar objetos sobre la policía, aunque fueron corregidos por los organizadores.

La decisión de utilizar a los niños aun en una manifestación no violenta fue muy criticada, entre otros por el ministro de justicia Robert Francis Kennedy y por el activista Malcolm X, quien declaró que «los verdaderos hombres no ponen a sus niños en el punto de mira».38 Martin Luther, que se mantuvo callado y fuera de la ciudad cuando uno de sus amigos organizaba las manifestaciones de los niños, entendió el éxito del acontecimiento y declaró en una celebración religiosa que:39

Este día me ha inspirado y conmovido y nunca había visto cosa igual.

Las escenas de violencia policial reproducidas ampliamente por los medios provocaron la reacción internacional y sacaron a la luz la segregación racial existente en el sur de los Estados Unidos. El senador de Oregón Wayne Morse comparó Birmingham con el apartheid en África del Sur.40 Las cárceles se llenaron y varios niños se presentaron directamente ante ellas cantando para ser arrestados. La ciudad estuvo al borde del hundimiento civil y económico porque todos los comercios del centro dejaron de funcionar.

El gobernador George Wallace envió a la policía del Estado para apoyar al jefe de la policía local.

Robert Kennedy envió el 13 de mayo a la Guardia Nacional para evitar el desbordamiento de los acontecimientos como consecuencia de sendos atentados con bomba contra un hotel donde se había alojado Martin Luther King y contra la casa del hermano de este, que había derivado en una manifestación contra la policía.

El 21 de mayo el alcalde dimitió, el jefe de policía fue relevado y en junio todos los carteles segregacionistas fueron eliminados y los lugares públicos abiertos a las negros.41

Al final de la campaña, la reputación de Martin Luther se había reforzado considerablemente42 y Birmingham se convirtió en un elemento importante para el éxito de la futura marcha sobre Washington.

El domingo 15 de septiembre, un atentado con bomba del Ku Klux Klan contra la iglesia baptista de la calle 16durante el momento de la oración provocó la muerte de cuatro muchachas negras e hirió a 22 niños. El ataque provocó la indignación nacional y reforzó el movimiento de los derechos civiles.

La marcha sobre Washington

Representando al SCLC, Martin Luther King era el dirigente de una de las seis grandes organizaciones por los derechos civiles que organizaron la marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad. Y fue uno de los que aceptaron la sugerencia del presidente John F. Kennedy de cambiar el mensaje de la misma.

El presidente, que ya había apoyado públicamente a Martin Luther King y había intervenido también varias veces para que se le dejase salir de prisión,43 se había opuesto inicialmente al objetivo de la marcha porque consideraba que podría tener un impacto negativo en el voto de la ley sobre los derechos civiles. Ese objetivo inicial era el mostrar la situación desesperada de los afro-americanos de los estados del sur y denunciar el fracaso del gobierno federal en asegurar sus derechos y su seguridad. El grupo de los seis aceptó bajo la presión e influencia presidencial presentar un mensaje menos radical. Algunos activistas de los derechos civiles pensaron entonces que la marcha presentaba así una visión inexacta y edulcorada de la situación de los negros; Malcolm X la llamó «La farsa sobre Washington» y los miembros de la organización Nation of Islam, que participaron en la marcha, fueron suspendidos temporalmente.44

La marcha planteó, sin embargo, demandas específicas:

  • el fin de la segregación racial en las escuelas públicas;
  • una legislación significativa sobre los derechos civiles (incluyendo una ley que prohibiese la discriminación racial en el mundo del trabajo);
  • una protección de los activistas de los derechos civiles de la violencia policial;
  • un salario mínimo de 2 dólares para todos los trabajadores sin distinción;
  • un gobierno independiente para Washington D.C., que dependiese de un comité del Congreso.

A pesar de las tensiones, la marcha fue un rotundo éxito. Más de 250 000 personas de todas las etnias se reunieron el 28 de agosto de 1963 frente al Capitolio de los Estados Unidos, en lo que constituyó la manifestación más grande que haya tenido lugar en la capital estadounidense.

El que a la postre sería el momento álgido en la lucha de Martin Luther King fue su famoso discurso «I have a dream», en el que manifestó su voluntad y su esperanza de conocer una América fraternal. Este discurso45está considerado como uno de los mejores de la historia estadounidense, junto con el Gettysburg Addressde Abraham Lincoln.

St. Augustine, la Civil Rights Act y el Premio Nobel de la Paz

A pesar del fallo de 1954 de la corte Suprema (Brown v. Board of Education), que declaró la segregación racial como inconstitucional en la escuelas públicas, solo seis niños negros fueron admitidos en las escuelas blancas en St. Augustine (Florida). Además, las casas de dos familias de estos niños fueron incendiadas por los segregacionistas blancos y otras familias fueron forzadas a marcharse de la región porque los padres fueron despedidos del trabajo y no pudieron encontrar otro en la zona.

En mayo y junio de 1964, Martin Luther King y otros dirigentes de los derechos civiles llevaron a cabo una acción directa en esa ciudad para denunciar los hechos; una marcha nocturna alrededor del antiguo mercado de esclavos terminó con los manifestantes atacados por los segregacionistas blancos y con la detención de cientos de personas. Como las prisiones eran demasiado pequeñas, se tuvo que encerrar a los detenidos al aire libre. Algunos manifestantes fueron arrojados al mar por la policía y por los segregacionistas, y se libraron de ahogarse durante un intento de llegar a las playas de Anastasia Island, reservadas a los blancos.

La tensión alcanzó su punto álgido cuando un grupo de manifestantes se tiró a la piscina del motel Monson prohibido a los negros. La fotografía de un policía zambulléndose para arrestar a un manifestante y la del propietario del motel vertiendo ácido clorhídrico en la piscina para hacer salir a los activistas, se conocieron en todo el mundo y sirvieron incluso a los estados comunistas para desacreditar el discurso de la libertad de los Estados Unidos. Los manifestantes aguantaron la violencia física y verbal sin responder, lo que entrañó un movimiento de simpatía nacional y ayudó a a la aprobación de la Civil Rights Act el 2 de julio de 1964.

El 14 de octubre de 1964, Martin Luther King se convirtió en el galardonado más joven con elPremio Nobel de la Paz, por haber dirigido una resistencia no violenta con el objetivo de eliminar los prejuicios raciales en los Estados Unidos.

«Bloody Sunday» (El domingo sangriento)

Artículo principal: Marchas de Selma a Montgomery.

En diciembre de 1964, Martin Luther y el SCLC unieron sus fuerzas otra vez con el Student Nonviolent Coordinating Committee (SNCC) en Selma, Alabama, donde el SNCC trabajaba desde hacía meses en el registro de electores en las listas electorales.46 Selma era entonces un lugar importante para la defensa del derecho al voto de los afroamericanos. La mitad de los habitantes de la ciudad eran negros, pero solo el 1% de ellos estaban inscritos en las listas electorales; la oficina del registro, que no estaba abierta más que dos días al mes, abrió con retraso y sufría demoras además por las pausas para comer.47

El domingo 7 de marzo de 1965, 600 defensores de los derechos civiles salieron de Selma para intentar llegar a Montgomery, la capital del estado, para presentar sus quejas en medio de una marcha pacífica. Fueron arrestados al poco de unos kilómetros en el puente Edmund Pettus, donde se les impidió proseguir por parte de la policía y de una muchedumbre hostil de personas de piel blanca, que los rechazó violentamente a golpe de porras y de gases lacrimógenos. Ese día sería recordado con el nombre de «bloody sunday»48 y marcó un punto sin retorno en la lucha por los derechos civiles.

Los reportajes que mostraron la violencia policial permitieron al movimientos conseguir el apoyo de la opinión pública y subrayaron el éxito de la estrategia de no violencia de Luther King, que no estaba presente en esa primera marcha pues había estado intentando retrasarla tras su encuentro con el presidente Lyndon B. Johnson.

Dos días después, Martin Luther dirigió una marcha simbólica hasta el puente, una acción que parecía haber negociado con las autoridades locales y que provocó la incomprensión de los activistas de Selma. El movimiento buscó entonces la protección de la justicia con el objeto de realizar la marcha y el juez de la corte federal Frank Minis Johnson Jr resolvió en favor de los manifestantes:

La ley es clara con respecto al hecho de que el derecho a presentar quejas contra el gobierno puede ser ejercido por un gran grupo […] y estos derechos pueden ser ejercidos por una marcha, incluso de la extensión de una vía pública.

3200 manifestantes partieron, finalmente, de Selma el domingo 21 de marzo de 1965, recorriendo 20 kilómetros al día y durmiendo en los campos. Fue durante este trayecto cuando Willie Ricks ideó la expresión «Black Power».

En el momento de su llegada al capitolio de Montgomery, el jueves 25 de marzo, los manifestantes eran 25 000. Martin Luther King pronunció entonces el discurso «How Long, Not Long». Ese mismo día, la militante blanca de los derechos civiles, Viola Liuzzo, fue asesinada por el Ku Klux Klan cuando transportaba a unos manifestantes en su coche. Martin Luther asistió a sus funerales y el presidente Johnson intervino directamente en la televisión para anunciar la detención de los culpables.

Menos de cinco meses después, el presidente firmó la Voting Rights Act mediante la que se garantizaba el derecho al voto para los ciudadanos negros sin restricciones de ningún tipo.

Chicago

En 1966, tras el éxito en el sur, Martin Luther King y otras organizaciones en defensa de los derechos civiles intentaron extender el movimiento hacia el norte: Chicago se convirtió en el objetivo principal. Martin Luther y Ralph Abernathy, ambos de clase media, se mudaron a los suburbios de Chicago en el contexto de una experiencia educativa y para mostrar su apoyo y empatía con los pobres.

La SCLC formó una alianza con la CCCO (Coordinating Council of Community Organizations), una organización fundada por Albert Raby Jr., y con el CFM (Chicago Freedom Movement). Durante la primavera, realizaron una serie de experimentos (testing) con parejas negras y blancas con el fin de desvelar las prácticas discriminatorias de las sociedades inmobiliarias. Los tests revelaron que la selección de parejas que solicitaban una vivienda no estaba basada en modo alguno en los ingresos, la distancia al trabajo, el número de hijos u otras características socio-económicas (pues las parejas presentaban exactamente los mismos), sino más bien por el color de la piel.

Grandes marchas pacíficas fueron organizadas en Chicago y, Abernathy lo contaría más tarde, la recepción que tuvieron fue peor que en el sur. Fueron recibidos por una muchedumbre rencorosa que les lanzaba botellas, y Martin Luther y él comenzaron a temer que se desencadenase un motín.

Los principios de Luther King chocaban con la responsabilidad de poder tener que llevar a los suyos hacia un hecho violento. Si Martin Luther tenía la convicción de una marcha pacífica iba a ser dispersada con violencia, prefería anularla para salvaguardar la seguridad de todos, como fue el caso del «bloody sunday».

No obstante, y a pesar de las amenazas de muerte sobre su persona, condujo esas marchas. La violencia en Chicago fue tan intensa que conmocionó a los dos amigos.

Otro problema fue la duplicidad de los dirigentes de la ciudad. Algunos acuerdos sobre la acciones que había que realizar indicadas por King y Abernathy fueron anuladas más tarde por los políticos que formaban parte del ayuntamiento corrupto de Richard Daley[cita requerida]. Abernathy no pudo soportar las condiciones de vida en los suburbios y se marchó secretamente tras un corto período. Martin Luther King se quedó y escribió sobre el impacto emocional que representaba para Coretta y sus hijos el vivir en medio de una condiciones tan duras.

Cuando Martin Luther y sus aliados regresaron a casa, dejaron a Jesse Jackson, un joven seminarista que ya había participado en las acciones del sur, que organizase los primeros boicots dirigidos a conseguir el acceso a los mismos empleos, algo que resultaría ser un éxito tal que desembocaría en el programa de igualdad de oportunidades de los años 70.

Contra la guerra de Vietnam y la pobreza

A partir de 1965, Martin Luther King comenzó a expresar públicamente sus dudas sobre el papel de los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam. El 4 de abril de 1967, un año antes de su muerte, pronunció en Nueva York el discurso «Más allá de Vietnam: el momento de romper el silencio». Denunciaba en él la actitud de Estados Unidos en Vietnam e insistía en el hecho de que estaban ocupando el país como una colonia estadounidense y llamaba al gobierno estadounidense «el más grande proveedor de violencia en el mundo de hoy». Insistía, también, en que el país tenía necesidad de un gran cambio moral:49

Una verdadera revolución de valores se preocuparía luego, avergonzada, de los sorprendentes contrastes entre la pobreza y la riqueza. Con una indignación justificada, miraría más allá de los mares y vería a los capitalistas individualistas del oeste invirtiendo enormes cantidades de dinero en Asia, en África y en América del sur, solo para conseguir beneficios y sin ninguna preocupación por las mejoras sociales en esos países, diría: “No es justo”.

Consideraba que el Vietnam hacía difícil alcanzar los objetivos enunciados por Johnson en su discurso sobre el estado de la Unión de 1964, en el que anunció una «guerra contra la pobreza».

Luther King ya era odiado por numerosos blancos racistas de los estados del sur, pero este discurso hizo que numerosos medios se volviesen contra él. Time calificó el discurso como «una calumnia demagógica que parecía un guion de Radio Hanoi», y The Washington Post declaró que King «había disminuido su utilidad a su causa, su país, su gente».

Luther King expresó con frecuencia la idea de que Vietnam del norte «no había empezado a enviar un gran número de provisiones u hombres hasta que las fuerzas estadounidenses no habían llegado por decenas de miles». Elogió también la reforma agraria emprendida por el norte.50 Acusó, igualmente, a los Estados Unidos de haber asesinado a un millón de vietnamitas, «sobre todo niños».51 Y propuso en una carta al monje budista y pacifista vietnamita Thich Nhat Hanh, que luchaba por la detención del conflicto, para el Premio Nobel de la Paz de 1967.

Dijo también en su discurso52 que

la verdadera compasión es más que dar una limosna a un mendigo; permite ver que un edificio que produce mendigos tiene necesidad de una reestructuración. […] de Vietnam a África del Sur pasando por América latina, los Estados Unidos están en el lado malo de la revolución mundial.

Además, cuestionó «nuestra alianza con los terratenientes de América latina» y se preguntó por qué los Estados Unidos reprimían en lugar de apoyar las revoluciones de los «pueblos descalzos y descamisados» del tercer mundo.

El discurso era un reflejo de la evolución política de Martin Luther King en sus últimos años, debido en parte a su afiliación al Highlander Research and Education Center progresista, y que lo había llevado a hablar de una necesidad de cambios fundamentales en la vida política y económica de la nación.

Expresaba con mucha frecuencia su oposición a la guerra y la necesidad de redistribuir los recursos para corregir las injusticias raciales y sociales.

Y aunque en sus alocuciones públicas era reservado a la hora de adscribirse ideológicamente, con el fin de evitar ser etiquetado comocomunista por sus enemigos políticos, en privado declaraba habitualmente apoyar al socialismo democrático:53

Ustedes no pueden hablar de una resolución del problema económico de los negros sin hablar de millones de dólares. Ustedes no pueden hablar del fin de las chabolas sin decir primero que los beneficios no pueden conseguirse gracias a las chabolas. Ustedes en verdad falsean la realidad porque tienen negocios ahora con la gente. Ustedes tienen negocios con los capitanes de la industria […] Eso significa ahora que ustedes se mueven en un mar agitado, porque eso significa que hay algo que no funciona con… El capitalismo… Debe haber una mejor distribución de la riqueza y puede ser que América tenga que dirigirse hacia un socialismo democrático.

Martin Luther King había leído a Marx cuando estaba en Morehouse, pero aunque rechazaba el «capitalismo tradicional», rechazaba también el comunismo a causa «de su interpretación materialista de la historia» que niega la religión, su «relativismo étnico» y su «totalitarismo político».54

La campaña de los pobres

A partir de noviembre de 1967, King y el equipo de la Southern Christian Leadership Conference (SCLC) se reunieron para discutir la nueva legislación, los motines raciales (hot summers) y la aparición del Black power55 Decidieron entonces organizar la Poor People’s Campaign (la Campaña de los pobres) con el fin de luchar por la justicia social. Calificada por el pastor como la «segunda fase en el movimiento de los derechos civiles»,55 pretendía luchar contra la pobreza, analizando su origen y no restringiéndose sólo a la defensa de los afroamericanos. King afirmó entonces:55

No deben ser solo las gentes negras, sino todos los pobres. Debemos incluir a losamerindios, los puertorriqueños, los mexicanos e, incluso, a los pobres blancos.

No obstante, la campaña no fue apoyada por todos los dirigentes del movimiento de los derechos civiles, entre ellos Bayard Rustin. Su oposición se basó en argumentos relativos al hecho de que los objetivos de la campaña eran demasiado amplios, las demandas irrealizables y que ello aceleraría el movimiento de represión contra los pobres y los negros.56

Luther King recorrió el país de punta a punto para reunir un «ejército multirracial de los pobres», que marcharía sobre Washington e iniciaría una desobediencia civil en el capitolio, que duraría si fuese necesario hasta que el congreso firmase una declaración de los derechos humanos del pobre. El Reader’s Digesthablaría de una «insurrección».

Esta «declaración de los pobres» demandaba un programa de empleos gubernamentales para reconstruir las ciudades estadounidenses. Luther King vio una necesidad urgente de enfrentarse al congreso que había demostrado su «hostilidad a los pobres» al «distribuir los fondos militares con generosidad» pero dando «fondos a los pobres con avaricia».

Su visión era la de un cambio que fuese más revolucionario que una simple reforma: citó los defectos sistemáticos del racismo, de la pobreza, del militarismo e indicó que «la misma reconstrucción de la sociedad era el verdadero problema que había que resolver».57

Pero el asesinato de Luther King en abril de 1968 afectó profundamente a la campaña. Ésta se inició a pesar de todo en mayo, culminando con una marcha sobre Washington, sin conseguir lograr sus objetivos.55

Asesinato

A finales de marzo de 1968, Martin Luther King se desplazó a Memphis (Tennessee) para apoyar a los basureros negros locales que estaban en huelga desde el 12 de marzo con el objeto de obtener una mejora salarial y un mejor trato.

A los afroamericanos se les pagaba 1 dólar y 70 centavos por hora y no se les pagaba cuando no podían trabajar por razones climatológicas, al contrario de lo que se hacía con los trabajadores blancos.58

Como consecuencia de las protestas pacíficas, estalló una oleada de violencia contra ellas que degeneró en el asesinato de un joven afroamericano.59

El 3 de abril, en el Mason Temple (Church of God in Christ, Inc. – sede mundial), Martin Luther hizo el discurso profético “I’ve Been to the Mountaintop” («He estado en la cima de la montaña») ante una auditorio eufórico:

No es verdaderamente importante lo que ahora ocurre… Algunos han comenzado a […] hablar de amenazas que se perfilan. ¿Qué es lo que me podría ocurrir por parte de uno de nuestros malvados hermanos blancos? … Como todo el mundo, a mí me gustaría vivir mucho tiempo. La longevidad es importante, pero eso es algo que ahora no me preocupa. Yo solo quiero cumplir la voluntad de Dios. ¡Y él me ha autorizado a subir a la montaña! Y he mirado en torno a mí y he visto la tierra prometida. Puede que yo no vaya allí con vosotros. Pero quiero que sepáis esta noche que nosotros llegaremos como pueblo a la tierra prometida. Y estoy muy feliz esta noche. No tengo ningún temor. No tengo miedo de ningún hombre. ¡Mis ojos han visto la gloria de la venida del señor!

El 4 de abril de 1968 a las 18 horas y un minuto, Martin Luther King fue asesinado por un segregacionista blanco en el balcón del Lorraine Motel en Memphis (Tennessee). Sus últimas palabras en ese balcón fueron dirigidas al músico Ben Branch, quien iba a actuar esa noche durante una reunión pública a la que asistiría Martin Luther:60

Ben, prepárate para tocar Precious Lord, Take My Hand (Señor, toma mi mano) en la reunión de esta noche. Tócala de la manera más hermosa.

Sus amigos, que estaban dentro de la habitación, al oír los disparos corrieron hacia el balcón donde encontraron a Luther King con un bala en la garganta. Su muerte fue declarada en el St. Joseph’s Hospital a las 19h05. El asesinato provocó una oleada de motines raciales en 60 ciudades de los Estados Unidos (125 en total)61 que provocaron numerosas muertes y obligaron a la intervención de la guardia nacional.62

Cinco días más tarde, el presidente Johnson decretó un día de luto nacional (el primero por un afroamericano) en honor de Martin Luther King. A sus funerales asistieron 300 000 personas,63 a los que asistió también el vicepresidente Hubert Humphrey (Johnson estaba en una reunión sobre Vietnam en Camp David y había el temor de que su presencia pudiese provocar manifestaciones de los pacifistas). Motines de cólera estallaron en más de cien ciudades provocando 46 víctimas.9

A petición de su viuda, Martin Luther hizo su propia oración fúnebre con su último sermón, «Drum Major», grabado en la Ebenezer Baptist Church.

En este sermón, pidió que en sus funerales no se hiciese mención alguna de sus premios sino que se dijese que él había intentado «alimentar a los hambrientos», «vestir a los desnudos», «ser justo sobre el asunto de Vietnam» y «amar y servir a la humanidad». A petición suya, su amiga Mahalia Jackson cantó su himno favorito, Take My Hand, Precious Lord.

Tras el asesinato, la ciudad de Memphis negoció el fin de la huelga de una manera favorable a los basureros.64

Según el biógrafo Taylor Branch, la autopsia de King reveló que, aunque solo tenía 39 años, su corazón parecía el de un hombre de 60, mostrando físicamente el efecto del estrés de 13 años en el movimiento de los derechos civiles.65

Entre 1957 y 1968, King había recorrido más de 9,6 millones de kilómetros, hablado en público más de 2500 veces, arrestado por la policía más de veinte y había sido agredido físicamente al menos en cuatro ocasiones.66

Investigación y desarrollos posteriores

Dos meses después de la muerte de Martin Luther King, James Earl Ray, un evadido, fue capturado en el aeropuerto de Londres Heathrowcuando intentaba salir del Reino Unido con un falso pasaporte canadiense a nombre de Ramón George Sneyd. Ray fue extraditado rápidamente a Tennessee y acusado de la muerte de Martin Luther King; reconoció el asesinato el 10 de marzo de 1969 y se retractó tres días después. Aconsejado por su abogado Percy Foreman, Ray se declaró culpable con el fin de evitar la pena de muerte. Fue condenado a 99 años de prisión.

Ray despidió a su abogado, diciendo que los culpables de la muerte había sido un tal «Raoul» y su hermano Johnny, a los que había conocido en Montreal, Canadá. Dijo, además, que «él no había disparado personalmente contra King», aunque podía «ser parcialmente responsable sin saberlo», sugiriendo una pista acerca de una posible conspiración. Pasó luego el resto de su vida intentando en vano que se le anulase su condena y que se reabriese el proceso.

El 10 de junio de 1977, poco después de haber prestado declaración ante una comisión del congreso sobre el crimen en la que insistió en que no había matado a Martin Luther, se evadió con otros seis condenados de la cárcel de Brushy Mountain, en Tennessee. Fue detenido el 13 de junio y devuelto a prisión.67

En 1997, Dexter Scott King, el hijo de Martin Luther King, se entrevistó con Ray y apoyó públicamente los esfuerzos de Ray para conseguir un nuevo juicio.68

En 1999, un año después de la muerte de Ray, Coretta Scott